Padrino y madrina: ¿qué representan?

Testigos del bautizo

Los padrinos se designan cuando preparamos el bautizo de nuestro hijo, ya sea religioso o civil. Este último, de carácter laico y simbólico, no da lugar a un certificado oficial ni se inscribe en el Registro Civil, ya que no supone ningún vínculo legal. Así pues, el bautizo civil constituye, ante todo, un compromiso moral de los padrinos hacia el ahijado. El alcalde o el concejal que lo oficia otorga al pequeño una carta de ciudadanía, la cual, en realidad, no presenta ningún valor jurídico.

El papel de los padrinos

Asumir el papel de padrino o madrina conlleva una gran responsabilidad, aunque no siempre lo parezca: su función va mucho más allá de mandar recuerdos al ahijado por su cumpleaños. Los padrinos deben establecer una relación especial con su ahijado, diferente a la que lo une a sus padres, sus abuelos o cualquier otro pariente. Los padrinos deben asistirlo en su crecimiento prestándole una atención activa, en su faceta entre confidentes y consejeros. El vínculo con los padrinos es de complicidad y se va estrechando con el tiempo por medio de una presencia activa. El ahijado debe poder contar con sus padrinos. Por todo ello, el papel de padrino requiere implicación.

¿Cómo elegir a los padrinos adecuados?

Habida cuenta del papel que deben ejercer los padrinos, su elección supone una importante decisión para los padres. Para los bautizos civiles, al carecer de oficialidad, la legislación no fija ninguna disposición al respecto. Lo mejor es escoger a la persona que nos parezca más capacitada para ocupar esa función. Puede ser un pariente o un amigo cercano.

Debéis aseguraros de que la persona que elegís asume vuestra decisión y que no la acepta solo para daros el gusto, sino para cumplir su función. ¡Una vez designado, no se puede cambiar de padrino, por negligente que nos pareciera!

Derechos legales de los padrinos

A pesar de la responsabilidad moral que se le otorga, la figura del padrino no está contemplada en el Código Civil español. Así, en caso de fallecimiento de los padres, los padrinos no se convierten automáticamente en los tutores legales de sus ahijados. Para que ello se produzca, los padres deben haberlos designado como tales en su testamento. En ese caso, a la hora de constituir la tutela, el juez considerará la elección de los padres, no sin consultar al niño si ya fuera mayor de doce años (artículo 231 del Código Civil).

¿Cuántos padrinos elegir?

Por costumbre, se elige a un padrino y una madrina, símbolo de la pareja que forman los padres. En el bautizo civil, no existen normas concretas sobre su número. Podéis escoger a un solo padrino o a cuatro si preferís. Reflexionad sobre este aspecto: más vale una sola persona muy implicada que varias que luego se desanimen.

De igual forma, no existe restricción en el número de ahijados que puede aceptar un padrino. Aun así, es obvio que la cantidad de ahijados puede repercutir en la implicación de los padrinos, sobre todo si tienen varios hijos.

El bautizo católico

En este caso, la función de los padrinos se reviste de un carácter religioso en el ámbito de la educación, procurando que el bautizado lleve después una vida cristiana congruente con el bautismo y cumpla fielmente las obligaciones inherentes al mismo. Los criterios de selección de los padrinos de un bautizo católico son más restrictivos que los del bautizo civil. Según establece el Código de Derecho Canónico, el número máximo de padrinos es dos ―y, en ese caso, deben ser de distinto sexo―. Asimismo, para ser admitido como padrino, es necesario, entre otros requisitos, ser católico confirmado, haber cumplido dieciséis años y no ser el padre o la madre del neófito.

C. Maillard

Otros contenidos del dosier: Familia

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test