Fobia a volar

Incluso si el mayor sueño humano es escapar a las leyes de la gravedad, no hay nada como la tierra firme para sentirse a salvo. ¿Quién no ha sentido una ansiedad creciente en el momento del despegue? ¿O durante las turbulencias? Sin embargo, según las estadísticas, el transporte aéreo es el más seguro. Si el accidente de un avión es dramáticamente espectacular, los riesgos para la vida son más altos cuando se viaja en coche…

No tengas miedo

La cobertura mediática de los accidentes de avión y los anuncios frecuentes sobre el deterioro de la seguridad aérea explican en parte el miedo a volar. Si no todos sufren de aeroacrofobia –miedo a los sitios altos y abiertos--, el problema está lejos de ser trivial.
La razón principal de la ansiedad de volar proviene en gran parte de la ignorancia técnica: así como un coche disminuye la velocidad antes de girar y acelera en la curva, un avión también tiene cambios de régimen. Cuando desciende o asciende en pleno vuelo lo hace en función de las condiciones externas.
Algunos pasajeros sufren por tener que estar tanto tiempo encerrados. Su miedo a volar es una variante de la claustrofobia.
Otros temen los vuelos nocturnos, cuando la realidad es que se trata de una ventaja para el piloto: en la oscuridad de la noche este puede ver mejor las luces de otras aeronaves.

¿Cómo evitar el malestar fóbico?

Desde simple ansiedad a manifestaciones somáticas, el miedo a volar se puede superar. Algunos consejos para mantener la calma y superar los síntomas del miedo:
Sensación de ahogo en cuanto entras al avión: vístete con ropa cómoda que te permita respirar libremente. No te contraigas ni te cojas de los apoyabrazos. En cambio, controla la respiración: visualiza el camino que recorre el aire al entrar y salir del  cuerpo. Recuerda que en el caso excepcional de despresurización,  máscaras de oxígeno caerán automáticamente.
Mareos: como ocurre cuando estás en el mar, se trata de una sensación nauseabunda que aumenta en la montañas rusas que hace al avión cuando atraviesa zonas de "baches de aire". Además de los remedios habituales contra el mareo, respira invirtiendo la inspiración y la expiración en relación con el movimiento de arriba abajo del avión. Para tranquilizarte, observa tu vaso de agua: la sacudida es de pequeña escala, ya que su contenido no se desborda. Cierra los ojos, respira lentamente y visualiza el movimiento de una pluma en el aire. Imagínate en su lugar.
Garganta seca o irritada: bebe mucho durante el vuelo pero evita los estimulantes como el café y el alcohol, los cuales aumentan la agresividad y el miedo.
Nerviosismo, músculos paralizados: consulta con el médico antes de tomar un medicamento tranquilizante o ansiolítico. Para calmarte naturalmente, camina lo más que puedas. Esto previene el anquilosamiento y los pensamientos negativos.
Ansiedad, aceleración del ritmo cardiaco: lleva suficiente material para distraerte (libros, revistas, música, trabajo). La música ambiental del avión antes del despegue, supuestamente de efecto relajante, a menudo produce el efecto contrario.
No te sientas culpable por tener miedo, ya que es algo que le ocurre a un gran número de personas. Pero si realmente no puedes acercarte a un aeropuerto sin que te asalte la ansiedad o si a pesar de todos tus esfuerzos no logras poner el pie en un avión, es esencial consultar con un especialista. Sufres de una verdadera fobia y un tratamiento psicoterapéutico te ayudará a superarla o al menos, controlarla. Otro tratamiento probado de alta tecnología y que da buenos resultados es la terapia basada en el uso de un simulador de vuelo.
En cualquier caso, no dudes en buscar ayuda. No dejes que el miedo a volar te prive del viaje de tus sueños.
M. Chouchan

Otros contenidos del dosier: Fobias y miedos

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test