Soñar con la caída del cabello (o con cambiar de peinado)

En los sueños, el cabello se asocia con la juventud

Cabe mencionar aquí la historia de Sansón, al que los filisteos cortaron el cabello «por el que ninguna navaja debía pasar» mientras dormía tendido sobre las rodillas de Dalila. Al despojarlo de su larga cabellera, le arrebataron su fuerza sobrehumana.

Arquetipo

Los sueños en los que el pelo es el protagonista pueden ser muy variados: podemos vernos con un corte que nos resulta extraño (por ejemplo, si una mujer sueña que lleva un corte más propio de un hombre o viceversa); puede que se nos caiga el cabello; es posible que el color no sea el nuestro; o podemos estar envueltos en una larga cabellera que nos cubre hasta los pies. En todo caso, si el pelo es largo o crece en abundancia, solemos despertarnos con más vitalidad. En cambio, cuando se nos cae o tenemos un problema de calvicie, solemos relacionarlo con la vejez o la fragilidad.

Variantes del sueño

Soñar con la pérdida del cabello; soñar con cortarse el pelo; soñar con un corte de pelo; soñar con cáncer; soñar con personas calvas; soñar con ir a la peluquería; soñar con peines y cepillos; soñar con difuntos con el cabello largo; soñar con vellos...

Significado del cabello en los sueños

Interpretación freudiana 

Según la teoría psicoanalítica freudiana, el pelo tiene una connotación sexual vinculada con la fuerza de la libido. Numerosos pacientes de Freud relataban que en sus sueños se cortaban, lavaban y peinaban el pelo. A todos ellos les sugería una interpretación relacionada con el acto sexual. Además, el doctor Freud asociaba el cabello con la seducción, en especial cuando una mujer que siempre llevaba el pelo recogido en la vida real soñaba con una larga melena.

Interpretación junguiana 

El cabello representa la fortaleza del hombre y la atracción sexual de la mujer, por lo que sigue constituyendo un vínculo con la naturaleza animal. Asimismo, se relaciona con una etapa de crecimiento constante tanto físico como psíquico.

Para los defensores de las tesis junguianas, si soñamos con el pelo, no hay duda de que, o bien hemos de mejorar la aceptación de nuestro carácter indómito, o bien tenemos que controlar algunos elementos demasiado salvajes o artificiales. Si soñamos con un cabello enmarañado, sería conveniente disciplinar ciertos aspectos de nuestra personalidad con miras a poder cumplir las expectativas de la sociedad. Si, en cambio, el cabello es manejable, deberíamos plantearnos si estamos intentando ocultar nuestra naturaleza más profunda. En este último caso, el sueño revela cómo vivimos nuestros instintos. El cabello sin recoger puede indicar una separación de la madre arcaica. Si tratamos de arrancarnos el cabello o se nos está cayendo, estamos expresando un profundo sentimiento de tristeza y desánimo. En los hombres, puede tratarse de una personificación de su Anima (dimensión femenina de los varones).

Simbología del cabello en los sueños

El cabello en la tradición judeocristiana 

El cabello se asocia directamente con el personaje de María Magdalena. Su cabellera envuelve su cuerpo desnudo con pudor. Es una forma de representar la castidad recién asumida y su pasado de trabajadora sexual.

María Magdalena es pelirroja, símbolo de una moralidad escasa, de un temperamento fogoso, y de una libido ardiente e indomable. Por este motivo, la tradición judeocristiana rechaza la exposición ostensible de la melena femenina, la cual se considera fuente de problemas y lujuria.

En los textos sagrados puede leerse que los ángeles se sentían atraídos por el cabello abundante de las mujeres, a quienes deseaban sexualmente. Las mujeres debían cubrirse el pelo en las iglesias y los templos.

Podemos observar el aspecto directamente sexual que se atribuye al cabello de la mujer y hasta qué punto la tradición judeocristiana coincide con el planteamiento del psicoanálisis, aunque desde un punto de vista naturalmente diferente.

Análisis del sueño de Laura, 24 años: Soñar que el pelo crece de forma incesante

«Estoy en lo alto de una colina. A mis pies se extiende un pueblo en el que viven hombres y mujeres de talla minúscula. Estoy sentada y mi melena crece a toda velocidad. Invade las laderas hasta convertirse en la misma colina. Los habitantes del pueblo se acercan para adorarme y ofrecerme varios presentes. Soy su diosa». Laura, 24 años.

«En este sueño, el cabello es una manifestación de poder absoluto y dominio sobre los demás. Se trata de un pueblo, por tanto de personas a las que tal vez considere inferiores (ya que Laura es de ciudad). Podemos observar la presencia de una libido desbordante que claramente ha estado presa durante mucho tiempo y a la que se da rienda suelta en el sueño de forma impetuosa».

Testimonios y experiencias de los doctinautas

«ALOPECIA»

«Estoy dando vueltas por el barrio con la bici, hasta que llego a una rotonda y la rodeo antes de emprender el camino de vuelta. Cuando estoy a punto de irme, para mi sorpresa veo que todo el mundo a mi alrededor es calvo, salvo yo...». Un doctinauta.

 

Alain Héril, psicoanalista y sexoterapeuta

Claire Delabare, psicoanalista junguiana

TE RECOMENDAMOS:

Soñar con zapatos

Soñar con llanto

Soñar con un anillo

Otros contenidos del dosier: Guía de los sueños

Comentarios

Artículos destacados

Navidad: ¿cuántos regalos deben recibir los niños?
Navidad: ¿cuántos regalos deben recibir los niños?

En las fiestas conviene comprar con moderación y echar mano del sentido común y el ingenio para evitar que los regalos...

Los complejos de inferioridad
Cómo gestionar el rencor
¿Cómo mantener una relación a distancia?
¿Amor a primera vista o simple deseo?
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test