Es mi primera vez y no consigo una erección

Pregunta a la experta: Soy virgen y no consigo tener una erección

“Tengo novia desde hace 3 meses, estoy muy enamorado de ella y por me preocupa este problema. Yo soy virgen y hemos intentado tener sexo varias veces, pero a mí no se me levanta el pene. Cuando me masturbo no tengo problemas, pero con ella me bloqueo. No sé qué hacer porque soy muy joven para ir al médico a comentarle este asunto. Estoy muy preocupado y temo que mi novia me deje por esto. Ella cree que no me atrae y que por eso no tengo erecciones y se siente fatal. No sé cómo explicarle que no es así, ni sé cómo solucionarlo”.

No te preocupes, esto es mucho más habitual de lo que crees. Lo que pasa es que no se suele hablar de ello y por eso es natural que te sientas perdido ante esta situación. Sin embargo, para entender el problema, primero hay que comprender cómo funciona la erección en sí y de qué factores depende.

Cómo funciona la erección

Para entender por qué no se produce una erección, primero hay que conocer qué pasa cuando sí se produce. Para que tu pene genere una erección necesitas dos cosas:

  • Estar tranquilo. Con esto no me refiero a que tengas que estar en máxima relajación, sino sin miedos ni esos bloqueos que mencionas. Te cuento que cuando tú te pones muy nervioso, muy ansioso o cuando te entra el miedo, lo que en realidad estás haciendo es enviar a tu cerebro la señal de que hay un peligro cerca. Así que el cerebro actuará protegiéndote de ese peligro, y lo que hará será aumentar tus pulsaciones para que salgas corriendo. Además, se esforzará para que la mayor cantidad de sangre acuda a tus extremidades con el fin de que puedas huir o defenderte. Obviamente, ante ese peligro que el cerebro cree que te acecha, la erección solamente está estorbando, así que el cerebro la va a evitar.
  • Un estímulo sexual. Es esencial para tener una erección que haya un estímulo erótico que te provoque excitación. Tú dirás que eso lo cumples porque tu novia está ahí mismo y ella te atrae muchísimo. Por supuesto que te atrae tu novia, el problema es que cuando tú temes perder la erección dejas de fijarte en ella. Dejas de verla para centrar tu atención en tu pene. Ya no importa lo que lleva o no puesto, da igual a que huele e incluso es irrelevante dónde te toca o cómo. Toda tu concentración está en valorar si tu pene está teniendo una erección o no. El estímulo sexual ha desaparecido.

En la primera relación sexual todos estamos algo nerviosos. Simplemente es cuestión de suerte, o depende de que tu personalidad sea más tranquila o menos lo que te ayude a que esos nervios no te lo pongan más difícil. Es muy frecuente que el hombre pierda su erección, no la consiga o la perciba más débil durante su primer encuentro sexual.

Casi todos los hombres asumen que esto es algo normal. Lo que ocurre es que en el siguiente intento, al haber tenido esa mala experiencia, el hombre puede ponerse más nervioso pensando que le va a volver a ocurrir y eso podría confirmar que hay un problema real. Así que empieza la dinámica de mirarse el pene y ponerse cada vez más y más nervioso al ver que no reacciona. Como ves, no se cumplen ninguno de los requisitos para conseguir una erección y obviamente, esta no se produce.

También puede ocurrir que se logre la erección, pero que esta desaparezca al colocar el preservativo o al intentar penetrar. Y la dinámica es la misma.

¿Podría ser una cuestión fisiológica? Es raro que alguien tan joven tenga problemas de erección de causa física, pero sobre todo, estas causas se descartan si hay erecciones en otros momentos, ya sea en la masturbación, en sueños o besándose con la pareja sin posibilidad de tener relaciones sexuales en ese momento. Con esto ya vemos que es efectivamente en los momentos en los que el hombre necesita esa erección cuando existe el problema, es decir que es una cuestión de ansiedad.

Como enfrentarte al sexo de nuevo

Generalmente la explicación anterior ya tranquiliza bastante a la persona con dificultades de erección, así como a su pareja. Pero ahora, ¿cómo eliminamos esa ansiedad?

Si es un problema que lleva contigo más de 6 meses o notas que estás excesivamente preocupado es probable que necesites la ayuda de un terapeuta sexual que te guíe en la solución con técnicas específicas.

Normalmente, al haber pasado la primera vez, no ha dado tiempo a que la dificultad se arraigue tanto como para que cueste mucho solucionarlo por uno mismo.

Tienes que conseguir esos dos requisitos mencionados anteriormente. Y si ya tienes el estímulo sexual, que sería tu novia, entonces sólo necesitas estar tranquilo y confiado en tu erección. ¿Cómo puedes confiar más en tu erección? Por ejemplo: haciendo ejercicios en solitario de perder y recuperar la erección. Así adquirirás técnicas para recuperar la erección sin ayuda y eso te dará seguridad (con lo cual es más difícil que pase).

Habrá días que, por lo que sea, sientas que no vas a lograr una erección, quizás estés más nervioso o menos confiado. No pasa nada, ayuda mucho tomarse días libres y cuando te sientas así, puedes hacer otras cosas con tu pareja que no requieran de tu erección. Por ejemplo, tener sexo oral, masturbarse el uno al otro o tocarse el resto del cuerpo. En realidad solo para la penetración es esencial la erección y ni siquiera tiene que estar al 100%.

Centra tu atención. Cuando estés con tu novia intenta concentrarte en lo que ves y lo que sientes, no dejes que tu atención se vaya a tu pene.

Poco a poco irás recuperando la confianza y lo cierto es que, en estas circunstancias, solo se necesitan un par de erecciones exitosas para que se olvide el problema.

Otros contenidos del dosier: Primeras relaciones

Comentarios

Artículos destacados

Razones científicas para leer más
Razones científicas para leer más

Favorecer la empatía, prevenir enfermedades degenerativas y hasta vivir más tiempo son algunos de los beneficios que nos...

Cómo elegir escuela para sus 3 años
Estrategias para controlar la ira
Por qué nos cuesta tomar decisiones
¿Pasas demasiado tiempo en pareja?
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test