Consejos para superar el divorcio

Tu historia ha salido mal. Sean cuales sean los motivos de tu separación, no busques herir a la persona que ha sido tu mejor amante: es un juego peligroso en que ambos saldréis perdiendo.

No intentes reescribir la historia

“Frecuentemente me asombra la capacidad que tienen las mujeres y los hombres de olvidar el pasado de su pareja por culpabilidad. Se hacen daño”, explica un psicólogo de parejas. Tus límites: ni acoso, ni denuncias fiscales, ni acusaciones deshonestas, ni violencia… ¿No estás de acuerdo? En vez de agotarte en conflictos inútiles y en enfados, intenta acudir a un juez: él os tratará de forma objetiva, aunque su decisión no se satisfaga del todo, y te convendrá porque, al menos, será justo con los dos y no tendrás la sensación de que te han engañado.

No involucres a tu entorno

Debes ser honesto con vuestros amigos y no pedirles que escojan entre tu pareja y tú. No les pidas que escuchen tus quejas y enfados durante noches enteras. Evita también confidencias impúdicas: ¿a ti te gustaría que tu ex se desahogara explicando tus pequeñas manías y tus intimidades? Cuánto más alejes a vuestros amigos de vuestro divorcio, más posibilidades tendrás de preservar tus amistades. Pero sé realista: perderás a algunas personas cercanas que se sienten molestas ante esta nueva situación.

Hijos fuera de juego

Ellos sufren… Acéptalo: durante un divorcio, ellos sufren la situación sin poder dominarla y necesitan expresar sus emociones. Comprende, entonces, que lloren o se enfurruñen. Explícales claramente que pase lo que pase no es culpa suya porque a veces se sienten responsables. Diles que les quieres mucho. Y, sobre todo, no les hagas tomar partido: ya se sienten debatidos entre sus dos padres y experimentan emociones contrarias. Si se te escapan palabras muy duras, intenta tener la sangre fría y la cabeza despejada y explícales que no piensas nada de las cosas horribles que acabas de decir.
Aunque tú y tu expareja estéis enfadados, no te olvides que, por su bienestar y equilibro, la información debe circular de forma correcta entre los dos hogares: angina infantil, fiesta en la escuela, regalos de Navidad o de cumpleaños… Muéstrate conciliador y echa una mano a tu ex cuando a él o ella le surja un impedimento. Mantener el contacto (sin ser obligatoriamente una amistad) es una actitud adulta y positiva, mucho más preferible que una hosquedad estéril.
¿Un problema? ¿Dificultades psicológicas? ¿Depresión? ¿Un niño que se viene abajo? Nunca dudes en consultar a un especialista (psicólogo, psiquiatra, psicoterapeuta de parejas) para desahogarte, ya que te ayudará a superarlo.

I. Delaleu

Otros contenidos del dosier: Ruptura

Comentarios

Artículos destacados

¿Sirven los libros de autoayuda?
¿Sirven los libros de autoayuda?

En una sociedad donde cada vez prima más la búsqueda de la tan ansiada felicidad, no extraña ver el éxito que suscitan...

Cómo pedir perdón
Parejas e Internet: relación de amor-odio
Sueño con viajar
Sueño con la caída del cabello
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test