Diez consejos para la vuelta al cole

1. Acostúmbralo a los nuevos horarios

Después de levantarse tarde durante el verano, tu niño necesita recuperar el ritmo. Adelanta sus horas de acostarse. Lo ideal sería que la hora de dormirse no supere las 21, concediéndole una media hora de lectura en la cama.

2. Prepáralo psicológicamente

Háblale de la escuela. Explícale porqué tiene que ir y las ventajas que sacará de ello. Tu argumentación deberá adaptarse al carácter y la edad de tu niño: que encontrará a sus compañeros y hará nuevos también, que descubrirá nuevas actividades y aprenderá cosas nuevas que lo ayudarán a crecer...

3. Tranquilízalo

Está angustiado y cuando le hablas de ir a clase lloriquea: “¡No, no quiero ir!” Nada más normal. Dile que comprendes su angustia pues cambia de maestra, de clase y a que su edad tú también tenías una cierta aprehensión los primeros días de clases, pero que luego te hiciste muchos amigos. Explícale que en caso de dificultad, estarás a su lado para ayudarle a superarlas

4. Prepáralo para ser autónomo

Sobre todo en los más pequeños, la falta de autonomía puede causar un verdadero estrés. Para evitárselo, enséñale a vestirse y desvestirse solo. Para ayudarlo, puedes identificar sus prendas con etiquetas cosidas con su nombre o una sigla que pueda reconocer fácilmente. Además, esto evitará las frecuentes confusiones ya que no es raro que dos niños posean una prenda idéntica.

5. Llévalo a una revisión médica

Vista, oído, dientes, vacunas. Esto es muy importante para el futuro de tu hijo, ya que ocurre con frecuencia que un niño se vuelve “mal alumno” a causa de ver mal u oír defectuosamente. ¿Cómo aprender bien si uno no escucha correctamente lo que dice la maestra?

6. Enséñale su nueva escuela

Si tu hijo empieza el parvulario o se cambia de escuela, no esperes al día D para mostrarle el nuevo sitio. Nada más angustiante que un lugar que no conoce en el que se sentirá perdido. Para familiarizarlo con el ambiente, haz varias veces el trayecto con él, explicándole dónde se encuentran el patio, las clases, el parque

7. Cómprale libros sobre la escuela

 Y en particular sobre el regreso a clases. A los niños les encanta identificarse con los “héroes” de sus obras educativas. Además, esas historias los tranquilizan y les permiten ver que los otros también se angustian o lloran los primeros días. ¡Es importante que la historia tenga final feliz!

8. Prepara su cartera

Colócale en la cartera o mochila sus objetos personales (ropa de recambio para los más pequeños, abono transporte en caso de ser necesario). Mete también un objeto por el que tenga especial aprecio (un muñeco, imágenes que coleccione, un juguete). Esto lo tranquilizará, al sentir que tiene una parte de su ambiente habitual consigo.

9. Despiértale con tiempo

Los primeros días despiértalo con tiempo suficiente para evitar “apurarlo” demasiado. Es bueno que tenga tiempo para despertarse tranquilamente y tomar un buen desayuno. Si no tiene hambre pues está angustiado, no insistas, prepárale un tentempié (sándwich, barra de cereales, frutas) para que lo lleve en la cartera.

10. Llévalo tu misma a la escuela

Si tienes la posibilidad (y él tiene ganas), acompáñalo hasta su clase. Si no puedes acompañarlo, no te culpabilices sino que explícale bien las cosas e intenta liberarte lo más temprano posible en la tarde, de modo que él pueda contarte sus primeros días en el colegio.

A. Seugon

Otros contenidos del dosier: Psicología en la infancia

Comentarios

Artículos destacados

Cómo pedir perdón
Cómo pedir perdón

A lo largo de nuestra vida nos veremos expuestos en infinidad de ocasiones ofendiendo a alguien, y muchas veces seremos...

Parejas e Internet: relación de amor-odio
Sueño con viajar
Sueño con la caída del cabello
Ir al colegio: ¿cuánto antes mejor?
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test