Prepararse para la muerte

La aceptación de la muerte suele ocurrir después de una experiencia completa de duelo. Los duelos sin elaborar pueden ser uno de los principales motivos de infelicidad y problemas posteriores.
Cuando la muerte es esperada, las personas tienen suficiente tiempo para hacer ciertos preparativos, recordar, despedirse, arreglar los asuntos económicos..., es decir, pueden dejar todo en orden.
Asumir la propia muerte constituye una de las tareas más difíciles de esta última etapa de la vida. Un gran número de personas sienten miedo, y es posible que nunca se esté completamente preparado para la muerte. La mejor forma de ayudarse a tener menos miedo es vivir cada momento de la vida plena y positivamente. Ofrecer un apoyo incondicional a otras personas también puede ayudar a aceptar la muerte.

Otros contenidos del dosier: Psicología en la madurez

Comentarios

Artículos destacados

El poder de la resiliencia
El poder de la resiliencia

Dicen que lo que define una situación no es el hecho en sí, sino la capacidad que tenemos de enjuiciarlo y será en base a...

Qué hay detrás de la idealización
Amigos imaginarios: ¿qué representan?
Sueño con un terremoto
Ni soltero ni con pareja: sin compromiso
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test