El sueño dirigido: cuando la fantasía cura

¿Por qué consultar a un psicólogo para interpretar nuestros sueños?

Georges Romey: Los sueños, bajo su apariencia fantasiosa, funcionan como proyectores dirigidos a la personalidad profunda, los comportamientos, los deseos inconscientes. En la terapia, la aportación del psicólogo constituye un enfoque valioso. Sobre todo por el hecho de que la interpretación de un símbolo varía considerablemente en función del contexto en el que nos situemos. Si decidimos seguir una terapia, una técnica como la del sueño dirigido permitirá interpretar los mensajes según nuestras necesidades. El sueño, cuyo protagonista eres tú, es una herramienta que sirve para conocer mejor tus mecanismos interiores y, por lo tanto, para vivir mejor.

¿Por qué consultar a un psicólogo para interpretar nuestros sueños?

Georges Romey: Los sueños, bajo su apariencia fantasiosa, funcionan como proyectores dirigidos a la personalidad profunda, los comportamientos, los deseos inconscientes. En la terapia, la aportación del psicólogo constituye un enfoque valioso. Sobre todo por el hecho de que la interpretación de un símbolo varía considerablemente en función del contexto en el que nos situemos. Si decidimos seguir una terapia, una técnica como la del sueño dirigido permitirá interpretar los mensajes según nuestras necesidades. El sueño, cuyo protagonista eres tú, es una herramienta que sirve para conocer mejor tus mecanismos interiores y, por lo tanto, para vivir mejor.

¿Cómo se podría definir el sueño dirigido?

Georges Romey: Esta técnica, basada en el psicoanálisis y en la relajación dinámica, consiste en transportar a la persona hacia un mundo fantástico tras haber alcanzado un estado de relajación. Las imagenes se interpretan como si se tratase de un sueño nocturno. El objetivo es sencillo: el sueño dirigido permite poner solución a los bloqueos psicológicos y desencadena un proceso de transformación gracias a la simbología de los sueños. Resulta muy eficaz para poner fin a situaciones repetitivas de nuestra vida como relaciones desafortunadas, despidos reiterados...

¿Cómo es una sesión de sueño dirigido?

Georges Romey: Cada sesión tiene lugar individualmente y se articula en tres fases:

El recibimiento: en esta fase, la que la persona va a expresar sus preocupaciones, definir su problema. Es una especie de «válvula de escape» que le va a permitir relajarse.

El sueño: Durante el sueño, la persona se encuentra acostada con los ojos cerrados. Sólo se le pide que se relaje. En la práctica, se le pide que escuche su propio cuerpo, hasta que el metabolismo sea cada vez más bajo: ralentización de los ritmos cardíaco y respiratorio y de la actividad cerebral. Todo va más lento. El cerebro emite entonces ondas alfa (un estado de consciencia intermedia entre la somnolencia y el sueño), que favorecen la aparición de imágenes. A continuación, será nuestro cine interior quien se encargue del desarrollo de la película. Es decir, la persona cuenta todo lo que le pasa por la mente. Sin censura alguna. A diferencia del sueño dormido, la persona permanece consciente.

La interpretación: Para poder comprender el mensaje, el sueño emplea un lenguaje evocador. Es su modo de comunicación. Al igual que en una película, las imágenes del sueño forman un guión y contienen símbolos a los que se les atribuye un sentido preciso que es necesario interpretar. El papel del terapeuta consiste en hacer que la persona encuentre el guión de su sueño (el símbolo dominante,  el tema principal...) Por ejemplo, si la persona se encuentra en una habitación desordenada, puede que esté pasando por un periodo de crisis sentimental. El terapeuta facilita la decodificación del lenguaje simbólico.

¿Cuál es la media de sesiones necesarias en una terapia de sueño dirigido?

Georges Romey: A decir verdad, el pronóstico del número de sesiones tras la consulta previa es totalmente imposible. Sin embargo, la experiencia demuestra que la duración media de una cura ronda las quince sesiones. La frecuencia depende únicamente del paciente. En general, vale más espaciar las citas a razón de una por semana para asimilar bien la información clave para resolver la problemática.

C. Maillard

Otros contenidos del dosier: Sueños

Comentarios

Artículos destacados

Cómo pedir perdón
Cómo pedir perdón

A lo largo de nuestra vida nos veremos expuestos en infinidad de ocasiones ofendiendo a alguien, y muchas veces seremos...

Parejas e Internet: relación de amor-odio
Sueño con viajar
Sueño con la caída del cabello
Ir al colegio: ¿cuánto antes mejor?
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test