Cuatro métodos para mejorar el ambiente laboral

Todos estamos estresado y acelerados en el trabajo. Escapar a estas sensaciones es difícil en un mundo que no deja de ponernos presión. Horarios exigentes, competitividad excesiva, obligación de ofrecer resultados… ¡Sobran los motivos para estar atacados!

¡Ojo con la salud!

El ámbito laboral es una de las principales fuentes de angustia. Y ésta puede derivar en problemas como la depresióny el agotamiento y, en el plano físico, en enfermedades cardiacas o respiratorias. Pero decirle no al estrés es posible. Aunque no existen remedios milagro para el frenesí de la vida diaria, hay recetas simples que sí pueden ayudarnos a trabajar de manera más apacible. Algunas empresas, como IBM, Pacific Bell o Shell, han constatado que combinar el trabajo con el juego favorece el trabajo en equipo, reduce el absentismo y disminuye el estrés.

Los métodos

  • Equilibrar la vida profesional y la personal. Quienes más éxito tienen son aquellos que logran conciliar ambas esferas. Pídele a tus colegas que lleven fotos de cuando eran pequeños o jóvenes, recoléctalas y cuélgalas en el pasillo para jugar a "quién es quién". El objetivo es simple: todas las formas innovadoras de distensión son estimulantes, eso sí, ¡deben propiciar la productividad!
  • Crear un espacio donde desahogarse. Todos necesitamos descargar las frustraciones que venimos acumulando a lo largo del día. De manera que puede ser útil designar un espacio en la oficina donde poder expresar nuestra ira despreocupadamente; una experiencia renovadora que permite recobrar la energía y la calma y, por supuesto, ¡evitar las úlceras! La ira es una excelente emoción, en tanto en cuanto no se desboque… Se puede incluso comprar un punching ball.
  • Establecer un día para la distensión. Cada vez más, el "friday wear" –la práctica de vestir ropa informal los viernes– gana terreno y se revela como más productiva que el traje. Puedes poner en práctica esta idea y establecer un día rosa, verde o azul. Una manera de relajar el ambiente, distender las relaciones y subir la moral.
  • Contratar los servicios de un masajista. Es posible que trabajes en el lugar más sinistro del planeta, con los peores colegas posibles. Estas circunstancias no deberían impedir que te relajes. La lucha contra el estrés pasa por una evolución cultural: algunas empresas ya han establecido gabinetes de wellbeing donde se ofrecen clases de yoga, meditación o sesiones de masaje. Son tiempos de crisis, pero prueba a sugerirle la idea a tu empleador. ¡Un fisioterapeuta te devolverá el aplomo en un cuarto de hora!

C. Maillard

Otros contenidos del dosier: Trabajo

Comentarios

Artículos destacados

Tu mejor amigo: ¿amistad o amor?
Tu mejor amigo: ¿amistad o amor?

Siempre se ha dicho que entre la amistad y el amor hay una delgada línea y es cierto que muchas parejas han sido amigos...

¿Te quieren despedir?
¿Tiene miedo o no quiere nada conmigo?
Qué es la tanatología
La pareja y la llegada del primer bebé
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test