La vacuna antitetánica en 8 preguntas

¿Qué es el tétanos?

Se trata de un cuadro cuyo origen se halla en una toxina producida por una bacteria (el Clostridium tetani), y que origina contracturas musculares generalizadas, que comportan una mortalidad en los primeros días de casi un 50% de los infectados.

¿Nos protege de ella la vacuna?

Así es. Se cifra en, aproximadamente un 99% la proporción de individuos que, una vez vacunados correctamente (dosis de recuerdo incluidas), están protegidos de la infección. Estamos, pues, ante una de las vacunas más eficaces de las que disponemos en los centros de salud. 

¿De qué se compone la vacuna?

A diferencia de la mayoría de vacunas disponibles en el mercado sanitario, la antitetánica se forma a partir de la toxina tetánica; no de la bacteria completa. Esto es así porque la única parte realmente patógena para el individuo es la toxina.

¿Se la puede poner cualquier persona?

Salvo alergia constatada en alguna dosis anterior, no hay problemas para poner la vacuna antitetánica, dado que no contiene gérmenes vivos (cosa que la contraindicaría en embarazadas o personas con la inmunidad baja). No es el caso.

¿Cuándo se ha de poner?

Aquí hemos de hablar de dos situaciones:

  • En  niños menores de 7 años, se ha de aplicar dentro del calendario vacunal. Esto incluye 5 dosis, que se pondrán a los 2, 4, 6  y 18 meses de vida, y después, entre los 4 y los 6 años de edad.
  • Si se trata de una persona mayor de 7 años, o bien de adultos, en ambos casos que no fueron vacunados en su momento, hemos de aplicar 3 dosis: Una ahora, otra en uno o dos meses, y una tercera entre los 6 y los 12 meses desde la primera.
  • Así, tras seguir este protocolo, ya podemos considerar que la persona está correctamente vacunada. Sólo hemos de aplicarle un “recordatorio” cada 10 años.

¿Durante el embarazo me puedo vacunar?

Se recomienda aplicarla, debido a que el propio parto es una intervención que puede facilitar la infección por tétanos. En cualquier caso, sí que se recomienda, si es posible, evitar aplicarla en el primer trimestre de gestación. De todas formas, toda mujer que ha de parir debe llegar a ese momento con la vacunación antitetánica correctamente aplicada.

¿Produce algún efecto la vacunación?

Puede dar, como cualquier vacuna, algún tipo de molestia en la zona de aplicación. Tampoco es extraño que genere algo de molestia muscular, o incluso sensación febril, si bien esto último es menos probable.

¿Cómo se aplica?

A  nivel intramuscular. Generalmente, se suele utilizar el músculo deltoides del hombro para aplicarla, si bien no es raro que nos propongan aplicárnosla en el glúteo (cuadrante superior externo de dicho músculo), o en la cara anterior del muslo (zona cuadricipital).  

He sufrido una herida: ¿qué me van a hacer?

He sufrido una herida limpia y no estoy vacunado, o no lo sé si lo estoy: hemos de iniciar la vacunación, o completar las dosis.

He sufrido una herida limpia, pero estoy bien vacunado (las dosis necesarias): sólo me aplicarán una dosis de recuerdo si hace más de 10 años de la última.

La herida es sucia, y no sé si me vacuné, o no tengo las dosis necesarias: me aplicarán las dosis de vacuna antitetánica necesarias para completar las 5 que he de llevar, pero además me pondrán una dosis de gammaglobulina.

La herida es sucia, pero ya me vacuné correctamente en su momento: me pondrán sólo una nueva dosis de vacuna si hace más de 5 años desde la última.

Fuentes: 

“2n Curs Intensiu de Medicina Familiar i Comunitària per metges d’Atenció Primària (APÓS)”. Barcelona 2007.

Otros contenidos del dosier: Vacunas

Comentarios