Medicamentos que afectan a la respuesta sexual

El efecto de los fármacos sobre la respuesta sexual puede aparecer desde la primera toma o pasadas semanas o incluso meses desde el inicio del tratamiento y suele remitir en cuanto se deja la medicación.

Anticonceptivos hormonales

Los estrógenos utilizados en anticonceptivos como la píldora, el anillo o el parche pueden afectar a la lubricación vaginal, haciendo las relaciones coitales dolorosas y también al deseo sexual. Puede haber una gran diferencia solo cambiando de marca o de método pero si se observa que es un efecto habitual con los estrógenos hay disponibles anticonceptivos de progesterona solo.

Anihipertensivos

Los que contienen clonidina o reserpina pueden disminuir la libido y provocar alteraciones en la eyaculación, retrasándola o inhibiéndola. También alteran la erección ya que actúan sobre la circulación sanguínea. En cambio, otros medicamentos para la hipertensión; IECAS, ARA 11 y calcioantagonistas no tienen efectos adversos sobre la respuesta sexual.

Betabloqueantes

El timonol y el propanolol pueden disminuir el deseo sexual y  alterar la erección. Otros betabloqueantes parecen tener menos efectos adversos sobre la respuesta sexual así que si es tu caso puedes comentarlo con el medico por si hay alternativas de tratamiento.

Diuréticos

Parece que las tiazidas pueden provocar disminución del deseo sexual, reducción de la lubricación vaginal y disfunción eréctil. Lo cierto es que los estudios al respecto no son concluyentes. La espironolactona sí tiene efecto sobre las hormonas y puede producir impotencia, falta de lubricación y disminución de la libido.

Bloqueadores secreción gástrica y úlceras

La cimetidina que se utilizaba mucho antes para el tratamiento de la hipersecreción gástrica puede producir disminución del deseo sexual, impotencia y ginecomastia (desarrollo mamario excesivo en el hombre) debido a la disminución de los niveles de testosterona. Otros  fármacos más empleados como famotidina, ranitidina y omeprazol no parecen tener dicho efecto.

Antipsicóticos

Los utilizados para trastornos mentales como psicosis o esquizofrenia se han vinculado sobre todo con disfunciones sexuales masculinas como los problemas de erección o las alteraciones en la eyaculación, también pueden producir disminución del deseo sexual en hombres y mujeres. Con mucha menor frecuencia producen el efecto contrario; libido aumentada y priapismo (erección persistente y dolorosa).

Antidepresivos

La fluoxetina, la sertralina y la paroxetina pueden reducir el deseo en el 20% de los pacientes.  Los antidepresivos han demostrado afectar a todas las fases de la respuesta sexual y también dificultan la erección y el orgasmo. Es cierto que suelen indicarlo claramente en el prospecto.

Antiandrógenos

Estas sustancias de utilizan para bloquear el efecto de los andrógenos en el cerebro, en forma de estrógenos se utiliza en las mujeres menopaúsicas y en los hombres que padecen cáncer de próstata.

Ansiolíticos

Los ansiolíticos, sobre todo las benzodiacepinas tienen un efecto de disminución de la libido, disfunción eréctil y anorgasmia. Por otro lado, si previamente se tenían problemas sexuales agravados por la ansiedad estos pueden verse mejorados con el uso de estos fármacos.

Antihistamínicos

Los típicos fármacos que tomamos para reducir el asma o las alergias producen cierto adormecimiento nada recomendable para la actividad sexual, además algunos reducen la lubricación vaginal haciendo las relaciones coitales más dolorosas y, por tanto, menos apetecibles.

Otros contenidos del dosier: Efectos secundarios de los medicamentos

Comentarios