Medicamentos falsos, un peligro para tu salud

Envolturas más espesas, exóticos países de origen… Son algunos de los detalles que llaman la atención de los agentes de aduanas, acostumbrados a examinar los medicamentos falsificados que la gente compra inocentemente por Internet. En 2005, en la Unión Europea se retiraron de la circulación 560.000 envases. Dos años después, fueron más de 4 millones. España es el cuarto país europeo después de Alemania, Italia y Noruega que más medicamentos adquiere a través de prácticas inadecuadas o ilícitas, como comprar medicamentos en la farmacia sin receta, comprarlos en gimnasios, discotecas, o por Internet, según el estudio Cracking Counterfeit Europe. Los productos farmacéuticos constituyen hoy en día entre un 6 y un 10% del mercado de la falsificación. Aunque Viagra sigue siendo la especialidad más copiada en el mundo entero, cualquier medicamento es susceptible de ser imitado: antibióticos, antiparasitarios, vacunas, anticancerígenos, antiparkinsonianos, medicamentos contra el colesterol, contra la hipertensión arterial

Un mercado que preocupa a las autoridades sanitarias, ya que ingerir medicamentos falsos es muy peligroso. “El medicamento ocupa un lugar especial en el ámbito de la falsificación”, explica el Dr. Yves Juillet, miembro de la Academia francesa de farmacia y presidente del comité antifalsificación de Les Entreprises du Médicament. “En primer lugar, porque el cliente ignora que lo que compra se trata de un producto falsificado. Y, en segundo lugar, porque la imitación tiene un impacto directo sobre su salud”. De hecho, un reciente sondeo realizado con la colaboración de 14.000 personas en Europa (estudio Nunwood, noviembre de 2009) demuestra que la inmensa mayoría de los consumidores que han comprado medicamentos por Internet está convencida de que dicho producto es original. Por otra parte, el 82% de los mismos habría renunciado a tal compra de haber sabido que se trataba de una falisificación. ¡Y con razón!

Medicamentos tan reales como la vida misma…

Un medicamento falsificado es cualquier cosa menos un medicamento. Comparte color y forma con el verdadero medicamento pero se trata, en el mejor de los casos, de un placebo y, en el peor, de sustancias químicas potencialmente peligrosas. ¿La razón? Sencilla. Pastillas, cápsulas, sobres o ampollas, todos son elaborados en laboratorios improvisados en la otra punta del planeta o en miserables sótanos situados a las afueras de las grandes ciudades europeas. Pero, en cualquier caso, en condiciones sanitarias lamentables. Estéticamente, el resultado es a menudo convincente. Cajas y embalajes imitados a la perfección. “A veces, el producto falso es visualmente más “bonito” que el original”, matiza Pierre Souverain, responsable de seguridad de la farmacéutica Pfizer, la principal farmacéutica del planeta y una de las más afectadas en la lucha contra las falsificaciones. Otro de los engaños consiste en vender el artículo al mismo precio que el original. De este modo, el consumidor no tiene razones para pensar que se trata de una imitación. Algunas páginas van todavía más lejos incitando al consumidor a tener cuidado con las falsificaciones. ¡Cuando ellos mismos venden medicamentos falsos!

¿Qué riesgo conllevan?

Sentirnos a salvo creyendo que tenemos en nuestras manos un medicamento de verdad.

Cuidado con las pastillas envenenadas

Marcia Bergaron pensaba haber comprado un auténtico medicamento. Sin embargo, esta canadiense de 58 años apareció en numerosas portadas de periódicos tras morir, en 2006, víctima de una arritmia cardiaca debido a una intoxicación por metales pesados. ¿Las causas de la intoxicación? Un tratamiento de uso frecuente que había obtenido por un circuito paralelo. “En los medicamentos falsificados se pueden encontrar todo tipo de sustancias venenosas”, explica el Dr. Wendy Greenall, farmacéutico y responsable del laboratorio Pfizer de Sandwich (Kent), que somete a tests medicamentos falsos llegados de todo el continente europeo y africano. “Arsénico, matarratas, anfetaminas, ácido bórico, tinta de impresora, polvo de ladrillo, ceras…”. Por no mencionar los numerosos disolventes… Los laboratorios farmacéuticos tienen procedimientos muy precisos para eliminar cualquier rastro de disolvente en el producto final. Las redes de mafias que fabrican medicamentos falsos no. En el Reino Unido, país con una ínfima regularización del sistema de distribución de los medicamentos donde los fármacos circulan a lo largo y a lo ancho, se ha difundido una campaña de choque televisiva (www.realdanger.co.uk). En ella se puede ver como un hombre, tras haber ingerido un medicamento procedente de la red, saca de su boca una rata muerta, símbolo de todas las toxinas presentes en ese tipo de productos.

¿Qué riesgo conllevan?

En el peor de los casos, una intoxicación no mortal. En el peor, la muerte.

Falsificaciones y placebos

En febrero de 2007, la Afssaps (Agencia francesa de seguridad y productos sanitarios) alerta de la necesidad inminente de retirar del mercado dos lotes de Plavix, un antiagregante plaquetario utilizado en la prevención de la aterotrombosis. Las autoridades sanitarias fueron alertadas de la circulación en el territorio británico de dos lotes de medicamentos con el mismo número y… con polvos de la madre Celestina en su contenido. Finalmente, los medicamentos retirados del mercado en Francia resultaron ser verdaderos medicamentos, explica Yves Juillet. Los del mercado inglés, simplemente imitaciones vendidas de manera engañosa dentro de cajas con los números de lote copiados de las francesas.

¿Qué riesgo conllevan?

En el caso de patologías de evolución lenta, una agravación progresiva de la enfermedad. En afecciones graves como problemas cardiovasculares, un ataque mortal.

¡Cuidado con las resistencias!

200.000 muertes por paludismo hubiesen podido evitarse en los países en vías de desarrollo si los pacientes hubiesen sido tratados con medicamentos auténticos. Esta estimación de la Organización Mundial de la Salud se basa en el hecho de que en esos países, entre un 50 y un 70% de los medicamentos que circulan son falsos. Algunos de ellos contienen la sustancia protectora pero en unas proporciones insuficientes para impedir la proliferación del parásito. Un problema que se extiende también a los antibióticos o a los antivirales que resultan ineficaces por culpa de dosis insuficientes.

¿Qué riesgo conllevan?

Las bacterias, parásitos o virus que han estado en contacto con la sustancia activa pero en proporciones insuficientes desarrollan una mayor capacidad de resistencia a la molécula. Los microorganismos super resistentes circulan entre la población mientras que el verdadero medicamento no llega…

Falsos medicamentos y efectos secundarios

En julio de 2005, diversos ejemplares de falsos Lipitor (un fármaco anticolesterolémico comercializado en España bajo los nombres de Zarator y Cardyl) llegan a las farmacias inglesas. ¿El culpable? Un broker poco escrupuloso que había pirateado el suministro de las redes oficiales. El medicamento contenía en realidad un tipo de estatinas que habían sido retiradas del mercado varios años atrás debido a sus efectos secundarios.

¿Qué riesgo conllevan?

Tomar una medicina cuando creemos estar tomando otra. Posibles efectos adversos inesperados, interacciones medicamentosas que no sospechábamos…

Muerte con receta

En 2009, 84 niños mueren en Nigeria tras haber bebido jarabe con paracetamol adulterado. Ese mismo año, antitusivos con disolventes tóxicos en su composición causan una centena de muertes en Haití y una falsa vacuna contra la meningitis se lleva por delante la vida de 2.500 personas en Níger. En los países en vías de desarrollo, las muertes causadas por la falsificación de medicamentos son incontables. Ningún circuito es seguro cuando se trata de buscar medicamentos. ¡Ni siquiera en los hospitales! Cualquier persona que viaje a uno de esos países, sobre todo si padece una enfermedad crónica, debe imperativamente llevarse consigo desde España no solamente la dosis necesaria de medicamentos, sino más cantidad, por pura prudencia.

¿Qué riesgo conllevan?

Una descompensación brutal de la enfermedad a miles de kilómetros de casa y en un entorno sanitario incapaz de poner remedio al problema.

Tarjeta de crédito de luto

Por cada mil euros de inversión, 100.000 euros de volumen de negocios. El mercado de los falsos medicamentos atrae desde hace algunos años mafias del mundo entero puesto que resulta mucho más rentable que el de la droga. Los pagos se realizan a través de empresas ficticias asentadas en paraísos fiscales.

¿Qué riesgo conllevan?

Confiar tu número de tarjeta bancaria a personas muy poco recomendables.

La excepción francesa

A pesar de que la venta de medicamentos por Internet es ilegal, salvo que se trate de compras a las direcciones digitales de farmacias ya legales, Francia fue el único país de la UE que luchó a capa y espada contra Bruxelas para garantizar la distribución de medicamentos única y exclusivamente en farmacias y hospitales. La experiencia demuestra que los franceses sabían lo que hacían. Actualmente, es de los únicos países a salvo de la falsificación de medicamentos. El resto de Europa, que luchó por la desregularización del mercado del medicamento (sentencia Doc Morris), se da cuenta ahora de que las estructuradas redes francesas sometidas a múltiples controles son el medio más eficaz de luchar contra las imitaciones. La venta de medicamentos por Internet está prohibida en el país galo. Pero todo el mundo sabe que Internet no tiene fronteras. El fenómeno, sin embargo, es difícil de frenar, porque la libre circulación de mercancías y el volumen del tráfico postal hace imposible inspeccionar todos los paquetes que llegan de la UE.

C. Berruyer

Fuentes:

Report on community customs activities on counterfeit and piracy - Results at the European Border – 2007 – Commisión europea (accesible en línea)

Encuesta Nunwood, realizada por la empresa de investigación de mercado británica Nunwood para Pfizer, del 27 de octubre al 8 de noviembre de 2009 con la participación de 14.000 personas con domicilio en el Reino Unido, Bélgica, Suiza, España, Noruega, Dinamarca, Suecia, Austria, Alemania, Francia, Italia, Holanda, Finlandia e Irlanda. Uno de los resultados clave de la encuesta: 1 de cada 5 europeos compra medicamentos de prescripción obligatoria (con receta) a través de circuitos no autorizados.

Revue "connections", Issue 3, 2010, "fighting the fakers".  (Pfizer research and development ‘s newsletter).

Counterfeit medicines - Fact sheet revised - 14 de noviembre de 2006 – documento de la OMS (accesible en línea)

Falsificación de medicamentos: 10 % del mercado mundial – Leem – 20 de junio de 2011

Otros contenidos del dosier: Lo esencial sobre los medicamentos

Comentarios