Medicamentos que dificultan la transpiración

La sudoración es un mecanismo que permite eliminar, en forma de líquido (la manera, quizás, más eficaz de hacerlo) el exceso de temperatura corporal. Es un mecanismo sin el cual, quizás, no pasaríamos del primer verano de nuestras vidas. Por lo que mantener su función, en especial, en los meses estivales, se presenta como fundamental.

Algunos medicamentos de uso habitual pueden dificultar esta pérdida de calor necesaria. Conviene, en caso de tomar alguno de ellos, consultar con nuestro médico por si fuera necesario modificar la dosis, o sustituirlo por algún otro fármaco sin este efecto secundario. En este artículo vamos a repasar los medicamentos “nocivos” en este sentido…

Neurolépticos

Medicamentos de uso tan habitual como el haloperidol, risperidona, quetiapina…

  • ¿Para qué los utilizamos habitualmente? Hace años se consideraban los medicamentos “elegidos” en el caso de la esquizofrenia. Ahora es más habitual verlos pautados en casos de deterioro cognitivo (demencia) en personas mayores que se agitan y les cuesta dormir por la noche.

Antidepresivos

Tanto clásicos (tricíclicos: amitriptilina, imipramina, nortriptilina…) como más “modernos” (los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina: Fluoxetina, paroxetina, citalopram, sertralina…)

Antimigrañosos del grupo de los “triptanes”

Reconocibles, precisamente, porque su nombre genérico (principio activo) acaba con el sufijo “-triptan”.

Un grupo formado por dos derivados opiáceos débiles

Son “primos lejanos” de la morfina. Este grupo esta conformado por:

  • Analgésicos opiáceos débiles, como el tramadol (muy utilizado en procesos dolorosos crónicos).
  • Algún antitusivo, como el dextrometorfano.

Antihistamínicos antiguos

Hidroxicina, dexclorfeniramina…  Quizás su nombre genérico no les diga nada; pero si buscan la marca comercial de ambos, seguro que su nombre sí que les suena.

Un grupo de medicamentos que antagonizan la función de la acetilcolina

Hemos de recordar que la acetilcolina es el neurotransmisor (mensajero) que utiliza el cuerpo para estimular la sudoración por parte de las glándulas ecrinas de las axilas, manos, pubis... Así, medicamentos que “antagonicen” (se opongan) a la función de la acetilcolina, dificultarán la producción de sudor, y por tanto, el restablecimiento del equilibrio hídrico corporal. Este grupo de medicamentos lo conforman familias tan dispares como:

  •  Algunos tratamientos para el Parkinson
  • Fármacos utilizados en el tratamiento de la incontinencia urinaria de urgencia (por espasmo de la vejiga urinaria)
  • Medicación inhalada para el tratamiento de la bronquitis crónica (ipratropio, tiotropio…)

Antihipertensivos

En especial, los del grupo de los diuréticos y el de los betabloqueantes (los reconocerán porque todos acaban, en su principio activo, con el sufijo “-lol”). En el primer caso, como veíamos en el artículo Cuidado en verano con los medicamentos que toma habitualmente, porque disminuyen la cantidad de líquido circulante, y, por tanto, la reserva de la que podemos “tirar” de cara a producir sudor; y en el segundo caso, porque son medicamentos que, con el fin de proteger la función del corazón, lo hace latir más lentamente, y de forma menos potente.

Hormonas sustitutivas de la función tiroidea (tiroxina)

Bien es sabido que la función tiroidea “maneja” el tempo del metabolismo corporal. Un exceso de hormona tiroidea, lo acelera, incrementando de forma drástica la pérdida de líquido corporal.

Antianginosos

Nos referimos a las pastillas o “spray” con nitroglicerina, utilizados fundamentalmente en personas que presentan ocasionales episodios de dolor torácico anginoso. El mecanismo de acción que tienen estos preparados (dilatar los vasos arteriales sanguíneos, de cara a que entre más sangre en los mismos, y evitar así la temida isquemia) pueden (y de hecho, es un efecto secundario conocido y temido, por frecuente) disminuir la tensión arterial.

Fuentes:

Ferro Rivera, JJ. , “Revisión de medicamentos que pueden dificultar el equilibrio hídrico en verano”.

Marín, F. “¿Es malo tomar antiinflamatorios cada día?” 

3ª edición de la “Guía de actuación en Atención Primaria” de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC).

Otros contenidos del dosier: Lo esencial sobre los medicamentos

Comentarios

Artículos destacados

Medicamentos: la mejor hora para tomarlos
Medicamentos: la mejor hora para tomarlos

Algunos medicamentos incluyen recomendaciones sobre el momento en el que deben ser consumidos y la distancia que se debe...

Los errores más comunes al consumir calmantes
¿Qué puede curar un placebo?
Resistencia a los antibióticos
Fármacos que nunca mezclar con alcohol