Curar una otitis durante el embarazo

A pesar del gran número de medicamentos contraindicados durante el embarazo, las mujeres embarazadas pueden ser tratadas de su otitis sin mayor problema. A continuación, más explicaciones de la mano de los doctores Thierry Harvey, jefe de servicio en el Hospital Materno de Diaconesses Croix Saint-Simon y Gérard Ménager, otorrinolaringólogo, cirujano de cara y cuello y cirujano plástico en Versalles.

Otitis: las mujeres embarazadas no reciben el tratamiento necesario

«A menudo ocurre que las mujeres embarazadas no reciben el tratamiento necesario en caso de otitis», señala el Dr. Thierry Harvey, jefe de servicio en el Hospital Materno de Diaconesses Croix Saint-Simon. Los médicos generalistas optan, ante la duda, por no dar ningún tratamiento o por pedir consejo directamente a los especialistas. «Recibimos muchas llamadas de generalistas, incluso de dentistas, que buscan asegurarse de la pertinencia de un medicamento antes de recetarlo a una mujer embarazada», explica el especialista.

A pesar de ello, «en ocho de cada diez casos, la otitis desaparece espontáneamente», reconoce el Dr.Harvey. Por esta razón, aconseja a sus pacientes que se tomen un analgésico como el paracetamol para aliviar la fiebre y los dolores durante las primeras 48 horas. Una vez pasado este tiempo, «si no hay mejoría, se las mando a mi colega otorrino. Él podrá examinar el conducto auditivo y prescribir un tratamiento compatible con su estado en caso necesario».

¿Oído medio o externo?

Con la ayuda de un otoscopio, el otorrinolaringólogo determinará si existe o no inflamación y, de haberla, el nivel al que se sitúa esta (oído medio o externo). En función del resultado, podrá prescribir un tratamiento cuya posología deberá adaptarse a cada estadio del embarazo. «La época de mayor riesgo son los tres primeros meses, explica el Dr. Harvey, durante la embriogénesis o lo que es lo mismo, el periodo de formación de los órganos del embrión. Aunque las opciones de tratamiento se vean reducidas, podemos perfectamente recurrir a ciertos antibióticos. El periodo entre los 4 y los 6 meses de embarazo, correspondiente al proceso de maduración de los órganos, conlleva menos riesgo», apunta el ginecólogo. A partir del octavo mes, los órganos están ya formados para poder realizar las funciones básicas. Sin embargo, «la eliminación total de las sustancias medicamentosas del organismo puede ser más lenta debido a la circulación placentaria».

«La otitis media es la más frecuente en las mujeres embarazadas», comenta el Dr. Ménager. «Suele comenzar con un pequeño resfriado, las trompas de eustaquio se atascan y esto causa la otitis». Dicho esto, hay que matizar que se trata de «la menos dolorosa, incluso si a veces ocasiona una pequeña baja pasajera de la audición y viene acompañada de fiebre y rinitis».

«Yo prescribo siempre amoxicilina, un antibiótico sin ningún peligro para el embrión ni para el feto, y un antiinflamatorio esteroideo. Recomiendo también realizar frecuentemente lavados de nariz y ayudarse de un antiinflamatorio para la nariz», precisa el Dr. Ménager. En caso de infección bacteriana, es útil saber que la amoxicilina es especialmente eficaz contra el neumococo y el haemophilus.

La otitis externa «es una inflamación local del conducto auditivo», explica el otorrino. Puede aparecer como consecuencia de un uso excesivo de los bastoncillos o por predisposición alérgica. No causa sistemáticamente fiebre, salvo en caso de superinfección, pero puede ser altamente dolorosa. «Contra el dolor, prescribo un analgésico como el paracetamol y antibiótico y antiinflamatorio en gotas para los oídos», concluye el Dr. Ménager.

Otitis durante el embarazo: ¡no a la automedicación!

Vale más evitar revolver en los armarios para curar una simple otitis. La gran mayoría de los antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno están contraindicados durante el embarazo, al igual que los sacílicos (aspirina) y ciertos sprays para la nariz.

Lo mismo ocurre con los antibióticos: tómalos solamente bajo prescripción médica. Algunos están totalmente prohibidos durante el embarazo ya que pueden obstaculizar el crecimiento de los huesos y estropear el esmalte dental (es el caso de la tetraciclina), o incluso ocasionar trastornos del ámbito de la otorrinolaringología (estreptomicina) o enfermedades como la ictericia (sulfamida).

Por último, se puede recurrir a la homeopatía durante el embarazo (excepto en caso de otitis purulenta) ya que no tiene ningún efecto secundario ni para la madre ni para el bebé. Sin embargo, déjate aconsejar por un homeópata para que te indique el tratamiento más apropiado según tu otitis.

S. Gravier-Jettot

Otros contenidos del dosier: Medicamentos y embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Vacuna gripe: ¿Cuándo no es eficaz?
Vacuna gripe: ¿Cuándo no es eficaz?

La temporada de gripes ya ha comenzado y más del 55% de los españoles que han superado los 65 años procederá a vacunarse...

Medicamentos para calmar la ansiedad
Ibuprofeno: guía de uso
Difteria: la importancia de vacunarse
Medicamentos psicotrópicos