5 tipos de café que no contienen cafeína

Consumido en exceso, el café puede alterar nuestro sueño o provocar ardor de estómago… ¿Conoces los sustitutos o sucedáneos del café? El café de achicoria, de cebada, de diente de león, de cereales o de espelta son algunos de ellos. Pero no te dejes engañar por sus nombres: no son cafés estrictamente hablando. Estas bebidas se toman como sustitutos del café. Muy a menudo se trata de "recetas de la abuela" caídas en el olvido y actualizadas. Son descafeinadas de manera natural y han sido tostadas y molidas, lo que a veces les confiere un sabor similar al del café. Se trata de excelentes alternativas para aquellas personas que desean reducir su consumo de cafeína o simplemente probar nuevos sabores.

Café de achicoria

¡Todo un clásico! La achicoria es el sucedáneo más conocido y consumido del café. La achicoria es una planta de la familia de las Asteráceas o Compuestas. Esta bebida sin cafeína se obtiene a partir de raíces de achicoria tostadas y molidas.  

¿Cuáles son sus propiedades? La achicoria es una planta tonificante y desintoxicante que estimula el tránsito intestinal.

¿Cómo tomarlo? Diluye una cucharadita de este polvo instantáneo en agua caliente o en leche. ¡Remueve y saborea!

¿Dónde encontrarlo? En grandes superficies o en tiendas "bio".

Café de diente de león

Sus adeptos le llaman "café de diente de león". Sin embargo, se trata de una bebida sin cafeína, obtenida a partir de raíces de diente de león secas, tostadas y trituradas. Al igual que la achicoria, el diente de león es una planta de la familia de las Asteráceas o Compuestas.

¿Cuáles son sus propiedades? Las raíces de diente de león poseen propiedades diuréticas. También están recomendadas para combatir trastornos digestivos y del tránsito intestinal.

¿Dónde encontrarlo? Al contrario de lo que sucede con el café de achicoria, no encontrarás a la venta café de diente de león ya preparado, pero puedes prepararlo tú mismo fácilmente. Hazte con unas raíces de diente de león, lávalas cuidadosamente y córtalas en trozos pequeños. También puedes comprar en las herboristerías raíces de diente de león ya secas. A continuación, tuéstalas en la sartén o en el horno hasta que se oscurezcan. Por último, muélelas con ayuda de un molinillo de café. Obtendrás "café" de diente de león molido que podrás utilizar en tu cafetera habitual.

¿Cómo tomarlo? Caliente o helado, en su versión café frappé.

Café de cebada

El "café" de cebada u orzo es una bebida muy popular en Italia. No tiene cafeína y se obtiene a partir de cebada tostada. Los japoneses también consumen este cereal pero en forma de infusiones frías, conocidas como mugicha.

¿Cuáles son sus propiedades?  El "café" de cebada es rico en fibra. Por eso es un gran aliado para nuestro sistema digestivo.

¿Dónde encontrarlo? En algunas tiendas especializadas en productos italianos. De todos modos, también puedes confeccionarlo tú mismo: tuesta la cebada en la sartén y a continuación deja la cebada tostada en una olla de agua hirviendo durante 10 minutos. ¡Filtra y saborea!

¿Cómo tomarlo? Caliente como en Italia, o frío como en Japón.

Café de espelta

El café de espelta es otro de los "cafés" que no tienen cafeína. Al igual que la cebada, la espelta es un cereal. Existen diferentes familias de espelta: escanda menor, escanda mayor, espelta mezclada, o no, con trigo.

¿Cuáles son sus propiedades? El café de espelta es rico en carbohidratos, en proteínas, en ácidos aminados, así como en minerales: magnesio, fósforo, calcio… Las personas intolerantes al gluten pueden consumir café de escanda menor natural, no híbrida.

¿Dónde encontrarlo? En tiendas "bio" o en ciertas tiendas especializadas.

¿Cómo tomarlo? Molido, en grano o bien en forma instantánea, la mayoría de las veces mezclado con achicoria.

Café de cereales

Nuestros antepasados consumían todo tipo de sucedáneos del café confeccionados a partir de legumbres, pero también de acebo, almendras, castañas, remolacha, frutos del bosque, garbanzos… Actualmente, estas bebidas que conocemos comúnmente bajo el nombre de "cafés de cereales". Se elaboran a partir de cereales (cebada, espelta, trigo, centeno, avena…) o de fruta (bellotas, higos, dátiles, avellanas…), normalmente mezclados con achicoria. Algunas mezclas también contienen raíces de diente de león o de lithothamne, un alga energizante famosa por combatir la acidez.

¿Cuáles son sus propiedades? Aunque dependerá de su composición, se trata de una bebida muy interesante en el plano nutricional ya que reúne un gran número de componentes beneficiosos para nuestra salud. Es rica en carbohidratos, en proteínas vegetales, en fibra, en vitaminas… No tiene cafeína, pero aporta mucha energía.

¿Dónde encontrarlo? En tiendas "bi"o y, a veces, también en grandes superficies. Opta por cafés de cereales "bio". También puedes conseguir los ingredientes necesarios para su confección en una herboristería y así preparar la mezcla tú mismo. Tuesta los cereales, las raíces y la fruta, tritúralos y déjalos infusionar en agua caliente.  

¿Cómo tomarlo? Muy caliente… Ya verás, su sabor te recordará al del café.

C. Delafontaine

Otros contenidos del dosier: Café

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Probióticos para prevenir la diarrea
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test