Las insospechadas propiedades del café

Además del efecto estimulante del café hay otros elementos como los antioxidantes que también merecen la pena ser estudiados.

Vigilia asegurada

Uno de los principales motivos del consumo de café es la búsqueda de un efecto estimulante. La cafeína alarga la duración de la vigilia y retrasa la aparición de la sensación de cansancio, especialmente al realizar tareas intelectuales o repetitivas. Esta sustancia actúa también a la hora de conducir. Hay estudios que demuestran que mejora los reflejos y la percepción visual. Pero estos efectos varían ampliamente según la sensibilidad de los individuos y se perciben de forma más clara en las personas que no suelen consumir mucho café.

Una bebida poco calórica

Al ser un perfecto estimulante del organismo, la cafeína provoca incluso un aumento de los gastos energéticos de base. La respiración o la actividad intelectual consumen alrededor de 16% de energía cuando el cuerpo está sometido a la influencia de la cafeína. Pero este gasto no implica que exista un poder “adelgazante” en el café. La bebida es de todos modos poco calórica, ya que una taza de café aporta entre 2 y 5 calorías. A condición de beberlo sin azúcar, por supuesto.

Digestivo y antimigrañoso

El café después de las comidas es una verdadera institución. Esta tradición se basa en un efecto real de la cafeína ya que ésta facilita la digestión aumentando la secreción de saliva y enzimas digestivas y favoreciendo el tránsito intestinal. Sin embargo se desaconseja para las personas que sufren de una patología del esófago o del estómago.

El café es también reputado por su acción contra las migrañas. La cafeína ejerce una constricción de los vasos sanguíneos del cerebro, lo cual tiene por efecto una disminución de la intensidad y de la duración de las migrañas. Asociado al paracetamol o a la aspirina, comporta también un efecto analgésico más intenso.

¿Dopado de café?

La cafeína también puede influir sobre el desempeño deportivo: a nivel del sistema nervioso, favorece la vigilancia y provoca un aumento de la frecuencia cardiaca. En lo que respecta al tejido adiposo, moviliza las grasas como principal fuente de energía durante el esfuerzo físico. Esto permitiría economizar las reservas musculares de glucógeno y disminuir la aparición del cansancio. Por otro lado, la cafeína actúa indirectamente sobre los músculos aumentando la fuerza de contracción muscular. Todos esos beneficios se obtienen con un moderado consumo de café, o sea el equivalente a 2 o 3 tazas. No sirve de nada pues, para los deportistas, beber litros de café antes de una competición.

Un posible antioxidante

Más allá de la cafeína, el café contiene sustancias antioxidantes. Esos polifenoles actúan como protectores frente al envejecimiento celular. Las propiedades antioxidantes del café están entre las más elevadas de todas las bebidas, junto con el té.

¿Protección contra el Parkinson?

El efecto positivo de la cafeína parece confirmarse en la enfermedad de Parkinson.Varios estudios de población ya habían permitido observar una frecuencia menor de la enfermedad en los bebedores regulares de café. Se estima que el factor de protección se sitúa a alrededor de 30% para los individuos que consumen al menos dos tazas de café por día. Aunque el modo de acción sigue siendo impreciso, recientes trabajos experimentales han puesto en evidencia un mecanismo neuroprotector: la cafeína actuaría directamente a nivel de ciertas partes del cerebro implicadas en el control del movimiento, lo cual mejoraría las capacidades motrices de los pacientes afectados.

Terminar con los cálculos

La cafeína ofrecería también una protección contra los cálculos biliares. Un vasto estudio realizado sobre más de 7.800 enfermeras americanas ha revelado que las mujeres que beben cuatro o más tazas de café por día correrían 25% menos de riesgo de sufrir cálculos biliares. Otros trabajos han mostrado un impacto aún más marcado en los hombres ya que la reducción de los riesgos podría alcanzar el 45%.

Atención: los efectos positivos del café están ligados a dosis moderadas. El consumo excesivo genera efectos negativos tales como nerviosismo, ansiedad, agresividad, insomnio. Hay que beber café con moderación.

C. Bourganel

Otros contenidos del dosier: Café

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Probióticos para prevenir la diarrea
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test