Té matcha: el milagroso té verde que deberías tomar

Qué es el té matcha

El té matcha es originario de Japón y su nombre significa “té en polvo”. Eso sí, no cualquier té molido es matcha. La gran diferencia es que para hacer el té matcha se emplean exclusivamente hojas enteras trituradas, mientras que para elaborar las infusiones convencionales de té se utilizan hojas y fragmentos del tallo que luego se descartan.

Como su vivo color indica, el té matcha está elaborado a base de té verde de la mejor calidad. El proceso para obtenerlo es muy delicado y preciso, ya que las hojas de té, tras ser recolectadas a mano, se pasan por vapor para evitar su oxidación. De este modo, se evita la pérdida de su característico color verde intenso. Tras este paso, se dejan envejecer durante unos meses para intensificar su sabor y distintos matices, y a continuación se trituran.  

Propiedades del té matcha

  • Propiedades adelgazantes. Una de las propiedades más populares del té matcha es la relacionada con la pérdida de peso. Hay que tener claro que no es un alimento milagroso. Sin embargo, junto con una dieta equilibrada y un estilo de vida activo, es un buen complemento debido a su alto contenido en taninos, útiles en la combustión y la reducción del tejido graso.
  • Propiedades antioxidantes. Es muy rico en catequinas, un tipo de antioxidante, por lo que es perfecto para combatir el envejecimiento y las enfermedades crónicas, y para fortalecer el sistema inmune.
  • Propiedades energéticas. Como el resto de tés, el matcha contiene cafeína, por lo que es un buen complemento para aportarnos energía. Por otro lado, también cuenta con L-teanina, lo que contrarresta los efectos nerviosos de la cafeína.
  • Propiedades desintoxicantes. Es rico en clorofila, lo que lo convierte en una bebida perfecta para depurar el organismo de toxinas, metales pesados y dioxinas.

Cómo se prepara el té matcha

En Japón, la ceremonia del té es un proceso largo y bastante minucioso, por lo que es difícil incorporarla con total fidelidad a nuestra vida diaria. Sin embargo, podemos prepararnos un té matcha de una forma fácil y rápida. Basta con poner una cucharada de té en una taza y añadir agua a punto de hervir (a unos 80 grados). A continuación, se bate enérgicamente hasta formar una especie de espuma. Lo ideal es batirlo con un “chasen”, un utensilio de bambú específicamente creado para esta función.

Puede tomarse frío o caliente, a gusto de consumidor. Asimismo, se puede consumir solo o con leche, lo que se conoce como “matcha latte”.

Otros usos del té matcha

Por su peculiar textura en polvo y su color tan vivo, además de en infusión, el té matcha tiene otros muchos usos en cocina. Puede utilizarse simplemente para dar un toque de aroma y color a distintas elaboraciones culinarias o como un ingrediente más para preparar helados, bizcochos o postres. 

Otros contenidos del dosier: Tés e infusiones

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Probióticos para prevenir la diarrea
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test