Niños: ¿cómo elaborar una dieta equilibrada?

Para que tu hijo adopte buenos hábitos alimentarios en el futuro, hay que enseñarle desde pequeño a escoger y apreciar los menús variados y equilibrados. Estas son las reglas de oro que hay que respetar para conseguirlo.

1 - Respeta las cuatro comidas al día

Esta es la regla básica. Además, trata de mantener los horarios casi idénticos para todas las comidas.

2 - Varía las presentaciones

No confines al niño a una comida exclusiva. Enséñale, en forma de juego, a probar todo. Varía los acompañamientos y presentaciones: una comida que rechaza puede ser aceptada si la presentas disfrazada de otra manera. Y si no funciona, busca una nueva presentación. Algunos consejos de presentación:

• El pescado: presentado en brochetas o en papel de aluminio, que habrás preparado con la ayuda de tu hijo, será más atractivo. La clave es no cocinarlo más de unos pocos minutos para que mantenga una textura untuosa.

• La carne: cortarla en rodajas finas, ya que será más fácil de comer.

• Asegúrate de decorar el plato de tu hijo con salsa de tomate o salsas de colores (curry, barbacoa, queso con hierbas). Su plato se convertirá en una obra de arte comestible.

3 - Respeta su apetito

Atención a las cantidades: no todos los niños tienen el mismo apetito. No lo obligues a limpiar el plato: si no tiene más hambre, confía en él.

4 – Hazlo participar en la compra

Anímalo a que participe en la selección de productos cuando salís a hacer la compra, pero no sólo en la sección de galletas. Proponle que coja las verduras, que las pese; explícale cuáles son los diferentes tipos de carnes. A los niños les gusta decidir la composición de su comida. El secreto está en guiar hábilmente su elección.

5 - Transfórmalo en cocinero

Haz que participe en la preparación de las comidas. Su entusiasmo será aún mayor cuando llegue la hora de comer, incluso si se trata de un plato que habitualmente no le atrae.

6- ¡Vivan las frutas y verduras!

Es importante comer frutas y verduras en cada comida. Para que tu hijo comience a apreciarlas si no le gustan, sigue estos consejos:

 • Respeta la proporción de 2/3 de almidones y 1/3 de verduras. Así tu niño tendrá una mayor sensación de saciedad y suficientes calorías para esperar a la siguiente comida.

 • Ofrécele las verduras gratinadas, añadiéndoles un poco de queso rallado o nata fresca (sin pasarse).

 • Hazlo cortar las verduras en formas inusuales, por ejemplo, una zanahorias en forma de flor (guiándolo para evitar que se corte) o pídele que te ayude a vaciar una calabaza para hacer una rica sopa y convierte la tapa en un sombrerito.

 • Si no le gustan las verduras crudas, elige las que sean más pequeñas, como los tomates cherry.

 • Ofrécele las frutas de una manera atractiva: las manzanas en cuartos, la pera pelada, en macedonia, kiwi en rodajas, sin olvidar los clásicos que nunca rechazan: plátanos, fresas o frambuesas.

7 - Comer sin refrescos

Los refrescos nunca deben ser la bebida de la comida. Habitúa a tu hijo a beber agua y ponle una pequeña botella en su mochila.

8 - Una atmósfera tranquila

Haz de la comida un momento para celebrar y compartir, sin prisa, en un atmósfera de tranquilidad. ¡Y sin televisión! Este es el momento cuando podéis hablar de su día y el podrá expresar sus gustos y preferencias.

9 - Nada de picotear entre comidas

No lo dejes picotear entre comidas. Los pasteles son para la merienda o el postre. 

10 - Cuidado con el peso

Si tu hijo tiende al sobrepeso, no dudes en consultar a tu médico. El podrá indicar menús adecuados y detectar posibles desequilibrios nutricionales en las comidas.

¡Buen provecho para ti y tus hijos!

A. Sousa

Otros contenidos del dosier: Comidas diarias

Comentarios

Artículos destacados

Adelgazar no te hará más feliz
Adelgazar no te hará más feliz

La báscula no guarda la llave para la felicidad. Mejorar la calidad de la dieta es una estrategia mucho más efectiva para...

Comer sano con poco dinero
Beneficios de probar nuevos alimentos
Importancia de la vitamina D
El yogur, un aliado en la digestión de lactosa
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test