Carne: 7 razones para no suprimirla de tu dieta

En marzo del año pasado, la Universidad de Harvard dio la nota: los seres humanos evolucionamos como una especie de cerebro grande e intelectualmente superior, porque hace dos millones de años, nuestros ancestros –el Homo erectus- comenzaron a comer carne. Eso dio el “material” para que nuestra masa cerebral –hecha de proteínas y grasas- creciera junto con nuestras habilidades.

Mariana Velázquez, nutrióloga clínica y del deporte, enumera siete razones para no dejar de comer carne:

  1. La carne aporta proteína de alto valor biológico. La proteína se conforma de una serie de aminoácidos. La carne contiene gran variedad de ellos y muchos de ellos, no los produce nuestro cuerpo.Una porción de 35-40 gr de carne nos aporta aproximadamente 7-8 gr de proteína de gran valor biológico.
  2. La carne contiene hierro HEM. Este tipo de hierro de origen animal, lo absorbe mejor nuestro organismo que el hierro proveniente de los vegetales.
  3. La carne es rica en calcio. El calcio es necesario para fortalecer huesos y participa activamente en la contracción muscular y en el metabolismo. El requerimiento diario es de 1,000 mg (en adultos); una porción de carne nos aporta de 300 a 400 mg, depende del corte.
  4. La carne tiene una buena dosis de vitaminas en general. No sólo las verduras y frutas contienen vitaminas, la carne también tiene, principalmente, vitaminas del complejo B, importantes para funciones del organismo como el metabolismo, la salud mental y un buen embarazo.
  5. La carne contiene carnitina. La carnitina es una sustancia que nuestro cuerpo produce al momento de hacer ejercicio y participa de forma natural en el metabolismo de las grasas.
  6. La carne y los minerales. La carne no sólo aporta vitaminas, también minerales como zinc, selenio y magnesio. Éstos participan en el metabolismo; el magnesio es elemento básico de la contracción muscular.
  7. La carne es proteína y grasa. Ningún alimento es perfecto, y ninguno está 100% equilibrado. Por eso la importancia de combinar grupos de alimentos para así obtener mayor cantidad de nutrimentos.  Al consumir carne, obtienes proteínas, para una buena musculatura y defensa inmunológica, entre otras cosas; y grasa, que se transforma en una reserva de energía. En general, se recomienda combinar la carne con verduras y con algún cereal como el arroz, el trigo o el maíz, para que juntos hagan un platillo equilibrado y funcional.

 Después de estas razones, te la pensarás mejor antes de sacar la carne de tu mesa.

Otros contenidos del dosier: Mitos y errores en la alimentación

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Probióticos para prevenir la diarrea
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test