Desintoxicar el organismo: ¿buena idea o timo?

Del mismo modo que le cambiamos el aceite al coche, deberíamos limpiar el cuerpo por dentro especialmente en los cambios de estación. El concepto de la desintoxicación sigue siendo bastante abstracto: según los adeptos, purifica la tez, clarifica el espíritu, fortalece la memoria, mejora la circulación, aumenta la energía y desarrolla las funciones vitales… Es necesario en un mundo contaminado en el que los alimentos que circulan nos envenenan sin que nos demos cuenta.

¿Hay que "limpiar” el organismo para estar más guapa y en forma?

Para fundamentar sus ideas, los partidarios de la desintoxicación hacen referencia a la crisis de las vacas locas, a del pollo con dioxinas y a la de la listeriosis causada por los patés… Desde este punto de vista, la desintoxicación ocupa un lugar más ideológico que psicológico. Debemos recordar que según la mayoría de científicos, la alimentación moderna, tan vilipendiada, es, sin embargo, mucho más sana que la alimentación de hace algunos siglos. La profesora Apfelbaum escribía en 1998 en su obra Riesgos y temores alimentarios: “teniendo en cuenta todos los factores de riesgo, actualmente el riesgo alimentario es como mínimo cien veces menor que el de antaño, pero como la realidad social y política se apoya en los miedos y fantasías colectivos, supongo que a los riesgos alimentarios les espera un gran porvenir”. Así que no comemos tan mal…  

¿Qué es una cura detox?

Se vende como una auténtica limpieza general; se supone que la cura o el programa purifican el organismo para que sea más eficaz.

Primera opción, cura de 3 semanas: hacer una cura de 3 semanas, a base de bebidas –infusiones o siropes, principalmente– con corteza de abedul, de saúco, de té verde, de rabillos de cereza, etc. Casi todas las tisanas o las bebidas recomendadas son diuréticas: si retienes líquidos, esto debería ser eficaz, si no, esto no resulta de gran interés. Los alimentos aconsejados son ricos en fibra, lo que estimula la actividad intestinal y facilita la evacuación rápida de los residuos naturales. 20 g de fibra al día es lo ideal (por desgracia, a menudo no rozamos ni de lejos esta cantidad). No obstante, ten cuidado con pasar de un extremo al otro: las fibras deben reintroducirse progresivamente en la alimentación, si no, puedes irritar el colon. Y, por cierto, se digieren mejor cuando están cocidas.  

Sin duda alguna, es recomendable adoptar una buena higiene de vida para mejorar los resultados. Es mejor optar por los alimentos sanos, como las verduras y las frutas, sin dejar de concederte algún capricho y de practicar un poco de deporte. Si esta cura de 3 semanas te parece demasiado larga, no te preocupes, puedes elegir la opción del fin de semana.

Segunda opción, el programa de fin de semana: si has cometido algunos excesos alimenticios, si duermes poco, estás estresada, cansada… regálate un fin de semana de relax. Esta cura es más estricta, pero también más corta… En general, se recomienda llevar a cabo un régimen alimenticio más próximo al ayuno y que da mayor importancia a las bebidas (agua +  miel o jalea real + limones, tisanas) y a las verduras y frutas, así como a los alimentos ricos en fibras (verduras, cereales y leguminosas).

La ventaja de la cura es que te obliga a descansar: si comes poco, no vas a tener una energía desbordante. A partir del viernes por la noche, sumérgete en un baño relajante y aprovecha el fin de semana para cuidar tu piel: exfoliar, hidratar, masajear…  en una palabra, ¡mímate!

¿Cuáles son los efectos de una cura detox?

Fisiológicamente no podemos borrar las huellas del pasado. No pienses que vas a rejuvenecer de pronto, que vas a doblar tus energías, que vas a fortalecer tu memoria, que vas a mejorar la circulación sanguínea, o que vas a tener una tez envidiable… Sin embargo, cuando realizamos una cura, nos cuidamos: vigilamos la alimentación, adoptamos un modo de vida más sano, nos relajamos, descansamos, nos acostamos más temprano, etc. Después de una cena ligera y una buena noche de sueño, la piel está descansada, la tez fresca y los rasgos se suavizan. No olvides que el mejor producto de belleza es el sueño.

Desintoxicar el organismo es una forma encubierta de descansar y de prestar más atención a una alimentación equilibrada, lo cual siempre sienta bien cuando vivimos en una gran ciudad y llevamos un ritmo trepidante.

H. Huret

Otros contenidos del dosier: Mitos y errores en la alimentación

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Probióticos para prevenir la diarrea
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test