Detox, la dieta desintoxicante

La dieta Detox es la dieta de moda que promueve la alimentación sana y natural. Caroline Jolivot, especialista en nutrición, nos ha explicado un poquito más de este régimen.

Caroline Jolivot: «Detox» es un término curioso, parece incluso un tanto agresivo. Hay que enfrentarse a los problemas, y más aún en las ciudades, donde nos exponemos a múltiples formas de intoxicación.  Nos intoxicamos interiormente con la comida a causa de todos los productos químicos que contienen los alimentos no-biológicos. Pero podemos intoxicarnos también por el aire. La atmósfera está altamente contaminada: metales pesados, dióxido de carbono, dioxina... Los productos químicos y fitosanitarios utilizados en la alimentación pueden causar enfermedades como la plétora. Existe igualmente intoxicación como consecuencia de ciertos tratamientos medicamentosos tomados hace y durante mucho tiempo. Por todas estas razones, las toxinas se acumulan en nuestro cuerpo, por desagradable que parezca. «Detox» implica eliminar estas toxinas y para ello es necesario concienciarse de su existencia y así poder luego hacer todo lo posible para eliminarlas, para hacer una limpieza a fondo.

El cuerpo tiene su propio sistema de detoxificación

Sin embargo, a veces sucede que los órganos más solicitados para estas tareas, como los riñones, los intestinos o los pulmones, se agotan. La dieta Detox ayuda al organismo a eliminar las toxinas mediante un reequilibrio de la alimentación. Este nuevo equilibrio nos permite perder esos kilos de más y volver así a nuestro peso ideal.

Caroline Jolivot: Con este régimen vamos a limitar los productos químicos que consumimos habitualmente. Si conseguimos consumir alimentos biológicos durante 3 semanas ya habremos hecho algo. Si podemos comer alimentos crudos, nos inclinaremos antes de nada por las verduras. En cuanto a las frutas, evitaremos inclinarnos por las que sean demasiado ácidas. Nuestras prioridades: los alimentos crudos, evitar todo lo que sea demasiado ácido, no abusar de los feculentos, cereales que sean digestivos, es decir arroz, quinua, sarraceno en invierno... O sea, aquellos que contienen menor cantidad de gluten. Evitaremos consumir mucho trigo o cuscús para dar descanso a los intestinos y cocinaremos preferiblemente con aceite de oliva por su riqueza en omega 3. No olvidemos, sin embargo, la importancia capital del aceite de colza o del aceite de nuez para el funcionamiento del sistema digestivo, cardiovascular o del cerebro.

Para que la dieta sea aún más efectiva, añadiremos a todo lo anterior un litro y medio de agua diario para drenar, masajes con aceites esenciales dos veces al día y, evidentemente, una actividad física que nos permita sudar y eliminar tóxinas. Pierreline, que sigue este método adelgazante, ha querido compartir su experiencia con nosotros.

Pierreline: Estoy convencida de que el organismo necesita purificarse, liberarse de las toxinas acumuladas por el estrés del trabajo o de la vida diaria. He perdido poquito peso, entre 2,5 y 3 kg, que tampoco están mal. Lo que más he notado es que he perdido varios centímetros de cintura, a la altura de las caderas e incluso de los muslos. He conseguido estilizar mi silueta, ahora tengo una silueta más harmoniosa y estoy muy contenta. Me siento mucho mejor en general.

Entonces, ¿es un régimen bueno o malo? Esto es lo que ha respondido nuestro especialista

Dr Cohen : Los periodistas buscan incansablemente el régimen del año. Este año, le toca al Detox, que simboliza la salud, lo biológico y lo natural. Nos inclinaremos por los alimentos blancos, es decir, los lácteos y el pescado blanco, símbolos de lo virginal.

Para continuar en esta línea de pureza, vamos a echar mano de lo zen y lo aséptico. Comeremos arroz blanco, soja, un poco de tofu (de hecho me sorprende que no haya tofu), y lo acompañaremos de muchas frutas y verduras, cocinadas preferiblemente al vapor. Optaremos por este método y no por la cocción ya que ni siquiera estoy seguro que la cocción esté dentro de lo Detox. Rechazaremos los alimentos tratados con pesticidas, correremos el riesgo de que puedan esconder algún parásito y lo mezclaremos todo para que la gente se enganche psicológicamente. Es decir, elaboraremos un método de condicionamiento psicológico. Este tipo de regímenes están pensados para tranquilizar a la gente. Es como si entras en una habitación con incienso, con guías espirituales que te hablan bajito y plácidamente. Cuando sales, te apetece repetir la experiencia.

L. Asana

Otros contenidos del dosier: Dieta Detox

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Probióticos para prevenir la diarrea
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test