La estación, el día y la hora exactos para ponerse a dieta

Ponerse a dieta es un objetivo que muchas personas se proponen pero no todas son capaces de lograrlo. Otros pasan su vida a dieta, sin perder ni un kilo y después están los que combinan momentos en los que se atiborran de comida con momentos de ayuno. ¿Por qué ponerse a dieta resulta tan difícil?

El componente psicológico

Una dieta es una cosa seria. No basta con desear perder peso para recuperar mágicamente la línea, así como no basta con seguir una dieta estricta para luego volver a comer como antes tirando por la borda los esfuerzos realizados y volviendo al peso inicial. Los factores externos, como el trabajo, la familia, los problemas personales son una fuente de estrés y pueden acabar con el éxito de una dieta. Cada dieta supone un esfuerzo, por eso el componente psicológico es fundamental aunque a menudo está infravalorado. Cuando una persona se queja de haber probado todas las dietas pero no haber encontrado todavía la buena, peca de ingenuidad. ¿Por qué? Muchas veces cuando pensamos en ponernos a dieta no tenemos en cuenta la estación, el estado psicofísico de la persona y nos arriesgamos a empezar una dieta que no dará sus frutos debido a un período erróneo o incluso a un día de la semana menos favorable.

Echa un vistazo al calendario: ¿cuándo perder peso?

  • ¡El martes no!

Desde Gran Bretaña nos llega esta curiosa noticia: el martes es el peor día para empezar una dieta. Las mujeres que empiezan el martes tienen más probabilidades de fallar en el intento, según el estudio llevado a cabo por la cadena de supermercados Tesco. Según esta encuesta, en la que se entrevistó a 2000 personas que en el año anterior habían tenido problemas de peso y comenzaron al menos una dieta, las mujeres deciden comenzar una dieta al menos tres veces. Desgraciadamente, las que la comienzan en martes no llegan ni siquiera al fin de semana porque ya el viernes, después de una estresante semana de trabajo, para relajarse ceden a la tentación de la comida. La determinación se pierde con mayor facilidad y se acumula más peso del inicial.

  • ¡Sí al fin de semana!

Quien escoge el sábado para empezar una dieta tiene claro su objetivo y tiene muchas probabilidades de respetar el compromiso y perder los kilos esperados. Empezar el sábado denota determinación y fuerza de voluntad. ¿Y el domingo? La investigación lo confirma: quien comienza una dieta el domingo conseguirá lo que se propone. El 88% de la muestra entrevistada, incluyendo aquellos que no consiguen mantener la dieta más de tres semanas, pierden de media 3,2 kg durante el período de dieta. A las que la empiezan el lunes les resulta siempre difícil llegar al fin de semana. Muchas mujeres han declarado ponerse a dieta los viernes cuando, una vez acabados los compromisos laborales, quieren dedicar tiempo a su salud. Como recuerda el portavoz de Tesco, ponerse a dieta siempre es difícil porque hay que cambiar los hábitos alimentarios. Así que además de escoger cuidadosamente el día de la semana es muy importante tener mucha voluntad.

La hora de la tentación

Otro estudio llevado a cabo por Melarossa.it (2) en una muestra de 1500 personas recomienda tener en cuenta el reloj. Existe un horario peligroso en el que la tentación de ceder a los placeres de la comida es más fuerte. ¿La hora exacta? Las 15.23. Para el 62% de los entrevistados el punto crítico del día es el período que va de las 15.00 a las 15.30. El riesgo de saltarse la dieta es muy alto también por la noche (22%) y por la mañana, cuando el deseo de probar la comida prohibida es más fuerte que el deseo de perder los kilos de más.

¿En qué estación?

  • Invierno
    Aunque es cierto que el componente psicológico es necesario para seguir una dieta, también es cierto que algunos períodos son menos favorables al éxito. Por ejemplo, en invierno, debido al frío y a las fiestas, las tentaciones son más y las necesidades calóricas mayores porque el cuerpo quema una gran cantidad de energía. En general la dieta puede conseguirse pero los días de fiesta serán una excusa para no renunciar a los placeres de la mesa y a echar a perder los esfuerzos realizados hasta el momento.
  • Otoño
    En otoño ponerse a dieta es casi una excepción. Hay que recuperar el equilibrio perdido durante los meses de verano, con comidas más metódicas y equilibradas. Con la llegada del frío las tentaciones de dulces de crema o chocolate es grande; será duro, casi imposible, renunciar a un pequeño placer de consolación.
  • Primavera
    La estación más adecuada para acabar con éxito una dieta es la primavera. El despertar de la naturaleza nos hace pensar en que se acerca el verano. Afortunadamente, la primavera nos trae alimentos con aportes calóricos bajos. Un buen plato de pasta puede sustituirse por una ensalada completa y equilibrada que te satisfará igualmente y te ayudará a recuperar la línea y eliminar las molestas curvas de más.
  • Verano
    El verano no es el mejor momento para empezar una dieta; sería mejor pensar en la línea antes de probarte el bañador. Por suerte, son muchas las personas que afirman perder peso de manera espontánea durante el verano, posiblemente debido a los largos días en la playa y a una vida menos sedentaria. Además, las frutas de verano sacian fácilmente y son un drenante natural. Con el calor, descartamos los dulces o los platos pesados del menú: es preferible un helado de fruta o una rica macedonia.

Los consejos de la nutricionista

Si quieres empezar una dieta:

  • No esperes una pérdida de peso repentina; perderlo de manera gradual es el secreto para mantener la línea durante más tiempo
  • No empieces una dieta por tu cuenta. Es importante que un especialista cree un plan alimenticio adecuado a tus necesidades diarias y a tu estado de salud; el especialista también te motivará y te ayudará a mantener la fuerza de voluntad necesaria para alcanzar tu objetivo
  • Vive una vida activa, no pierdas las ocasiones de moverte un poco más.

A. Brafa

Fuentes:

  1. Daily mail
  2. Melarossa
  3. Nutricionista: Dra. Ylenia Brafa

Otros contenidos del dosier: Perder unos kilos

Comentarios

Artículos destacados

Los beneficios del té de kombucha
Los beneficios del té de kombucha

Popular, sana y adictiva por su agradable sabor. Así es la kombucha, la bebida de la que todo el mundo habla. ¿Todavía no...

Leche de búlgaros: beneficios y preparación
Cómo adelgazar sin privarse
Peligros de las dietas en la fertilidad femenina
Propiedades benéficas del diente de león
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test