¿Cómo saber si mi hijo padece desnutrición?

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha manifestado que resulta alarmante posición que ha alcanzado la desnutrición a nivel América Latina, un ejemplo es México que ocupa el segundo lugar en desnutrición pero también en sobrepeso y obesidad.

¿Cómo sé si mi hijo la padece?

La desnutrición infantil es un estado patológico sistémico tratable o reversible, que se caracteriza por el bajo aporte de nutrimentos esenciales para el desarrollo físico y mental de los menores.

Su diagnóstico depende de una evaluación integral  por parte de médicos pediatras, gastroenterólogos, endocrinólogos y nutriólogos, siendo estos últimos los que abordarán datos antropométricos, bioquímicos, clínicos, dietéticos y económicos para determinar el grado de desnutrición que padece el paciente.

A través de la dietética, los nutriólogos realizarán una revisión ocular para verificar el estado de la piel, cabello y peso del niño. También solicitarán una química sanguínea para registrar los niveles de albumina, una proteína localizada en la sangre y que dará los parámetros bioquímicos concluyentes del diagnóstico.

La obesidad también forma parte de la desnutrición´

Contario a lo que podría pensarse, la obesidad también forma parte de la desnutrición a nivel bioquímico, asegura la Nutrióloga Valeria Eleana Pichardo Vargas, pues en este desorden hormonal hay un exceso deficiente de nutrimentos, ya que en las tablas de desarrollo y crecimiento, los niños afectados no corresponden con el peso para la talla ni con el peso para la edad.  

Otra condición que propicia la obesidad, es el desajuste de nueroreguladores como la leptina, que se encarga de enviar al cerebro el control de la saciedad pero cuando aumenta su nivel en el cuerpo humano, deja de realizar sus funciones y produce sobrepeso.

Factores que complican el cuadro 

Ahora que hemos abordado las dos caras de la moneda, tanto desnutrición como obesidad, será conveniente comprender que existen factores específicos que pueden complicar el cuadro clínico de niños que sufren de un bajo aporte de nutrimentos, de entre los cuales sobresalen los procesos infecciosos, ejemplos concretos serían la neumonía una sepsis post operatoria, que produce una inflamación inmunitaria generalizada para combatir procesos bacterianos, desencadenándose afecciones en órganos, torrente sanguíneo y un shock séptico mortal.

¿Qué tipo de tratamientos pueden aplicarle a mi hijo?

Todo dependerá del grado de desnutrición en el que se encuentre el enfermo, pues resultaría peligroso generalizar esta condición, pero el inicio siempre será evaluar el nivel anemia que presenta y el déficit de albumina, pues tanto el aporte calórico como proteínico son de suma importancia, ya que los aminoácidos están encargados de la estructuración muscular y regeneración celular.

También se debe tener en cuenta el análisis vitamínico de minerales y la hidratación del paciente.

Tras el diagnóstico, se diseña el esquema nutricional que puede incluir carbohidratos o proteínas así como suplementos para mejorar el estadio clínico del niño, siendo las dietas poliméricas un gran aliado en esta fase pues la liquidez de dicha fórmula le proporcionan al enfermo proteínas de manera intacta y con una densidad calórica adecuada.

El tratamiento es paulatino, no se puede abordar todos los factores mencionados anteriormente al mismo tiempo, de lo contrario se provocarían alteraciones metabólicas importantes.

Mala nutrición, mal desarrollo psicosocial 

Una mala nutrición puede interrumpir el desarrollo cognitivo y social del pequeño pues la fatiga, irritabilidad y apatía se convertirán en una constante, impidiéndole  un aprovechamiento escolar adecuado  así como dificultades para socializar.

Es muy importante que estés atento a alfunas señales que pueden indicar desnutrición en tus hijos, esto te permitirá actuar con prontitud y acudir al médico.


Fuentes: 

  • Nutrióloga Valeria Eleana Pichardo Vargas
  • Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

Otros contenidos del dosier: Otros trastornos alimentarios

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Probióticos para prevenir la diarrea
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test