¿Dónde se esconden los oligoelementos?

La alimentación suele aportar todos los oligoelementos necesarios. Solo en ciertos períodos de la vida (crecimiento, embarazo) podemos necesitar un aporte extra. Por lo tanto, no es necesario tomar complementos alimenticios en período normal. ¡Basta con consumir regularmente alimentos ricos en oligoelementos!

¡Como oligoelemento en el agua!

Ciertamente, el agua mineral contiene numerosos oligoelementos. Pero la cantidad y la naturaleza de esas sustancias varía muchísimo de una a otra marca… Presta atención a los excesos: demasiado flúor, por ejemplo, puede hacer que aparezcan manchas blancas en el esmalte de los dientes, así como problemas óseos. Igualmente, las aguas demasiado ricas en sodio deben evitarse si se padecen problemas cardíacos o hipertensión. En cualquier caso, lee bien la etiqueta y elige en función de tu edad, de tu estado de salud y de tus necesidades.

¡No olvides el grifo!

Bebe agua del grifo. El agua del grifo contiene minerales y oligoelementos. Sí, su composición varía de una región a otra o en función de la calidad de los suelos. En general, puedes consultar la cantidad de las diferentes sustancias presentes en el agua en la página del Sistema de Información Nacional de Aguas de Consumo (SINAC). También puedes optar por el agua de manantial, aun cuando puede que su composición en minerales no siempre sea la misma.

Un bistec de hierro

Si quieres evitar la anemia, debes consumir alimentos ricos en hierro. Los alimentos más ricos en hierro son las carnes rojas.

¿Y las algas?

El yodo se encuentra principalmente en las algas y los mariscos.

¿Y qué hay del pescado?

Las propiedades, aún por confirmar, del selenio en la prevención del cáncer o de las enfermedades cardiovasculares lo sitúan entre unos de los principales elementos adquiridos como complementos alimenticios. No obstante, no hay necesidad de recurrir a las cápsulas milagro: está presentes de forma natural en numerosos alimentos, en particular en los mariscos.

¿Y los demás?

Los demás oligoelementos pueden encontrarse en numerosos productos. Los alimentos ricos en cobre, por ejemplo, son el hígado, los crustáceos y las ostras, así como las nueces y el chocolate. El pescado, la carne y los cereales integrales son muy ricos en zinc. El cromo se encuentra mayoritariamente en el hígado y la carne, así como en la levadura de cerveza, los cereales integrales y las nueces.

A. Sousa

Otros contenidos del dosier: Oligoelementos

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Probióticos para prevenir la diarrea
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test