Mamas

Visión frontal

pliegue submamario
aréola
tubérculos de Montgomery
A partir de la pubertad, los pechos femeninos aumentan de tamaño y en su interior se desarrollan las glándulas mamarias, destinadas a producir leche para alimentar al recién nacido en caso de producirse un embarazo. La glándula mamaria está formada por numerosos ácinos, diminutos sacos tapizados por células que, bajo las oportunas influencias hormonales, tienen la propiedad de elaborar leche materna. Tales ácinos están inmersos en tejido graso y desembocan en unos delgados canales que confluyen para formar otros más gruesos, los conductos galactóforos, que se dirigen al exterior y, tras presentar unas dilataciones denominadas senos lactíferos, desembocan en el pezón.

Sección lateral

conductos galactóforos
senos lactíferos
ácinos de la glándula mamaria

Más información sobre Aparato reproductor femenino

Artículos destacados

¿Cómo proteger músculos y articulaciones?
¿Cómo proteger músculos y articulaciones?

Las articulaciones y los músculos son junto a los huesos la base del complejo engranaje de nuestro cuerpo. Gracias a ellos...

¿Cómo se previene la influenza?
Obesidad y sobrepeso
Osteoporosis: huesos fuertes ya
Cáncer de mama, haz tu parte
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test