Formación y crecimiento del hueso

médula
hueso compacto
hueso esponjoso
placa de crecimiento
Quedan formadas así infinidad de diminutas trabéculas cuyo número y disposición permiten distinguir dos tipos de tejido óseo: el compacto, más duro, que constituye la corteza de los huesos, y el esponjoso, menos denso y de aspecto poroso, que contiene la médula ósea. En el nacimiento los huesos están formados por cartílago, que poco a poco es reemplazado por tejido óseo.

Más información sobre Sistema óseo

Artículos destacados

Erradicar la tuberculosis para 2035
Erradicar la tuberculosis para 2035

Casi un millón y medio de personas muere cada año a causa de la tuberculosis, pese a que se conoce un tratamiento efectivo...

Ginkgo biloba
Grifonia
Verbena
Lo esencial sobre la ELA
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test