El urólogo, el especialista del aparato urinario

¿Qué es la urología?

La urología es la rama que se ocupa del aparato urinario de ambos sexos y del aparato genital masculino (próstata y órganos genitales externos) y que trata las enfermedades derivadas, como los cálculos urinarios, las malformaciones, los tumores y la incontinencia.
Su especialidad, la andrología, estudia en profundidad las patologías masculinas, entre otras, la esterilidad y la disfunción eréctil.

¿En qué casos hay que pedir cita con un urólogo?

La consulta es necesaria en caso de ardor, obstrucción o molestias al orinar. En los hombres, se trata especialmente de problemas relacionados con la próstata (necesidad de orinar repetida por la noche) y en las mujeres, se trata más bien de pérdidas de orina y de sequedad vaginal provocada por la menopausia.

¿Cuándo hay que acudir a la consulta del urólogo?

Es preferible acudir en primer lugar al médico de cabecera, que establece un prediagnóstico y deriva al urólogo en caso de que sea necesario realizar análisis más detallados. Después, el paciente acude al urólogo para tratar una patología o estudiar la aparición de unos síntomas.

¿Cuáles son las personas de alto riesgo?

Los hombres con antecedentes personales y familiares a partir de los 45 años. El cribado del cáncer de la próstata se practica regularmente entre los 45-50 años.

¿Qué hay que tener preparado para la primera visita al urólogo?

  • Los antecedentes personales y familiares: todos los problemas de salud y las enfermedades familiares;
  • Los medicamentos prescritos: tratamientos en curso;
  • Las pruebas realizadas con anterioridad: no olvides los últimos análisis biológicos y radiológicos;

¿Cómo se desarrolla la primera visita?

La consulta empieza por una serie de preguntas que varían en función del sexo del paciente.
Con un hombre, el especialista se interesa, por ejemplo, por el volumen y la fuerza de la orina, las veces necesarias para vaciar la vejiga, el número de veces que necesita orinar por la noche, y por la presencia de sangre o sensaciones desagradables. Si el paciente es fumador o no. Además, palpa el abdomen, observa los órganos genitales externos, puede efectuar un tacto rectal para examinar la próstata y proceder a una ecografía de los riñones, la vejiga y la próstata.
Con una mujer, el especialista se informa sobre los embarazos, los partos y el seguimiento ginecológico. El examen se efectúa en la misma posición que con el ginecólogo y permite detectar el funcionamiento anormal de la vejiga, una sequedad vaginal o un desprendimiento de órganos (prolapso).

Palabras clave que debes conocer

La próstata. Presente únicamente en el hombre, la próstata se compone de músculos lisos y tejido glandular. Rodea la parte superior de la uretra, justo debajo de la vejiga. Secreta un líquido claro que forma parte de la composición del esperma;
La incontinencia es una pérdida involuntaria de orina que puede ser permanente o producirse a consecuencia de la realización de un esfuerzo. Se distingue la incontinencia asociada al esfuerzo (caracterizada por un debilitamiento de los músculos del perineo y del esfínter urinario) que se manifiesta por fugas que se producen cuando aumenta la presión abdominal (tos, estornudos, esfuerzos físico, risa) y la incontinencia asociada a la hiperactividad de la vejiga (sensación urgente o imperiosa de ganas de orinar).  En este caso, el problema no es mecánico, pero compromete a la vejiga, que se contrae demasiado pronto y sin motivo;
El cólico nefrítico que se caracteriza por tratarse de un dolor violento en la región lumbar debido a una obstrucción de la uretra (conducto por el que circula la orina del riñón a la vejiga), y que da lugar en la mayoría de los casos a cálculos renales;
Los niveles en sangre de PSA se calculan con ayuda de una sustancia de antígeno prostático específico que secreta la próstata habitualmente. El PSA se obtiene a través de un análisis de sangre, y se eleva en caso de anomalía. Constituye el factor biológico esencial para diagnosticar el cáncer de próstata;
El cistocele, también denominado vejiga caída, es una patología que desarrollan fundamentalmente las mujeres menopáusicas que han tenido varios embarazos. Está asociada a una distensión de los tejidos y los músculos que rodean la vagina. La caída de la vejiga en la vagina forma una protuberancia que se hace visible.

La urología en cifras

  • En España hay unos 2033 urólogos activos;
  • En España fallecen aproximadamente unos 6.000 hombres al año por cáncer de próstata (el 10 % de todas las muertes por cáncer del sexo masculino y el 2,8 % del total de muertes entre los hombres);
  • El tabaquismo es el factor de riesgo más importante para el cáncer de vejiga. La probabilidad de que los fumadores padezcan cáncer de vejiga es al menos el triple de la que tienen los no fumadores.
  • La disfunción eréctil afecta a dos millones y medio de españoles.

E. Lefèvre

Otros contenidos del dosier: Las especialidades médicas

Comentarios

Artículos destacados

Ganchillo para combatir el estrés
Ganchillo para combatir el estrés

Hacer punto, calceta o ganchillo, se consideraba hasta hace poco una actividad anticuada y reservada para nuestras abuelas,...

Cómo se contagia la meningitis
Convivir con un familiar con síndrome de Down
Vivimos más, pero no mejor
La endometriosis en 6 preguntas
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test