Cómo evitar los accidentes domésticos en niños y personas mayores

En niños de menos de 1 año, los accidentes más frecuentes son las caídas (escaleras, ventanas y mesas altas para cambiar pañales). Entre 1 y 5 años, predominan las intoxicaciones y las quemaduras. En las personas de más de 65 años, las caídas constituyen el riesgo principal; suelen deberse a la disminución de los reflejos, de la visión y de la fuerza muscular.

Reglas de seguridad para evitar accidentes en el hogar

Cada habitación de la casa presenta sus propios peligros y, por lo tanto, requiere unas reglas de seguridad específicas.

Cómo evitar accidentes domésticos en la cocina

  • Objetos cortantes: colocarlos siempre fuera del alcance de los niños.
  • Llevar guantes cuando se abren latas de conservas o se cortan alimentos congelados.
  • Artículos de limpieza: colocarlos en armarios o lugares altos, o buscar un sistema de seguridad que impida a los niños abrir las puertas de los armarios. No almacenar jamás estos artículos en recipientes que hayan contenido productos comestibles.
  • Puerta del horno y encimera: la primera debe estar provista de una «puerta fría» y la segunda, de un protector de superficies de cocina.
  • Cacerolas: vigilar que el mango esté hacia dentro. No hay que sobreestimar las propias fuerzas transportando líquidos muy calientes.
  • Protegerse con guantes y un delantal cuando se trabaje en la cocina.
  • Microondas: no hay que calentar el biberón en el microondas, ya que el calor no se reparte por igual en el líquido (una parte del líquido puede estar a una temperatura aceptable y el resto puede estar demasiado caliente).
  • Aparatos de calefacción, de cocina y tubos de calefacción: deben estar equipados con sistemas de seguridad o de cierre automático, en caso de emanación anormal de monóxido de carbono.

Cómo evitar accidentes domésticos en el cuarto de baño

  • Bañera o tina: un niño de menos de 18 meses no debe quedarse solo en la bañera, aunque haya poca agua. A partir de los 3-4 años, hay que enseñar a los niños a mantener la cabeza bajo el agua mientras retienen la respiración. Las personas de edad deben disponer de una alfombra de baño antideslizante y de un asidero para levantarse.
  • Medicamentos: deben estar cerrados bajo llave en el botiquín.
  • Mesa alta: no dejar jamás a un niño pequeño sin vigilancia (riesgo de caída).
  • Aparatos eléctricos: no hay que manipularlos nunca con las manos o los pies húmedos; deben desconectarse después de usarlos y antes de limpiarlos.
  • Productos cosméticos: los productos de higiene deben guardarse igualmente en armarios altos fuera del alcance de los niños. Las cremas depilatorias o las mascarillas para el pelo pueden resultar peligrosas en caso de ingestión.

Cómo evitar accidentes domésticos en la habitación y en el salón

  • Cuna: se desaconseja el uso de almohadas, protectores, colchas, edredones, peluches o cualquier objeto que pudiera asfixiar o estrangular al bebé.
  • Cama: cuando ya sea el momento de pasar a tu niño/a a una camita pequeña, instálale barreras para evitar que se caiga al principio.
  • Mesa de cambio: no dejar nunca al bebé solo encima de la mesa de cambio. ¡No te despistes ni lo dejes de vista un segundo! Prevé todo lo que vas a necesitar y tenlo a mano antes de cambiar al bebé.
  • Alfombra: equiparla con dispositivos antideslizantes y evitar los parquets demasiado encerados.
  • Mesa baja: no dejar al alcance de los niños vasos ni botellas que puedan romperse, ni frutos secos, ya que pueden provocar asfixia.
  • Equipar las esquinas de las mesas con protecciones blandas.
  • Tomas de corriente: instalar tomas cuyos orificios puedan cerrarse, mejor que esconder las tomas. No dejar que los niños tiren de los cables enchufados.
  • Ventanas y balcones. Equipar las ventanas con un sistema de seguridad que impida que los niños las abran; no colocar sillas, sillones o muebles bajo la ventana, ya que los niños podrían subirse a ellos y caer al exterior; conviene también instalar en los balcones una red o una placa de plástico que proteja en ese sentido.
  • Muebles: las estanterías, armarios o muebles con mucho peso deben fijarse a la pared para evitar que puedan caer encima de los niños.

Cómo evitar accidentes domésticos en el sótano o garaje

  • Las puertas automáticas del garaje pueden causar traumatismos en los niños que juegan con ellas. Si no existe un sistema de paro automático, no dejar que los niños se acerquen a este tipo de puertas. Hay que procurar que las herramientas estén en buen estado.
  • Escalera. La instalación de una barrera de seguridad impide que los niños pequeños tengan acceso a la escalera. Una rampa o una barra de apoyo a lo largo de la escalera y una buena iluminación ayudan a los ancianos a subirla y bajarla con seguridad.

Cómo evitar accidentes domésticos en el jardín

  • Llevar guantes de jardinería y gafas de protección para evitar posibles lesiones.
  • Comprobar las barras de la escalera regularmente.
  • En caso de avería de la cortadora de césped, desconectar la máquina antes de examinarla. No deslizar jamás el pie o la mano bajo la cortadora de césped para «desatascarla»; incluso con el motor apagado, la cuchilla puede seguir girando libremente.
  • Procurar que la cadena cortante de las máquinas esté bien afilada y lubrificada, y que el freno pueda saltar ante el menor obstáculo.
  • No dejar el rastrillo con las púas hacia arriba.
  • Tener cuidado con las plantas de bayas tóxicas (acebo, muérdago, belladona). Un niño puede confundirlas con frutas comestibles.
  • No encender jamás una barbacoa rociándola con alcohol de quemar o gasolina.
  • Poner fuera del alcance de los niños los productos tóxicos (grasa, herbicidas, insecticidas) y guardarlos en el envase original.

Cómo evitar los accidentes domésticos con animales domésticos

No se puede dejar un gato o un perro sin vigilancia en una habitación donde se encuentre un niño en la cuna o en la cama. Hay que enseñar a los niños a no molestar a los animales con caricias repetidas y a dejarlos tranquilos mientras comen.

Cómo evitar los accidentes domésticos en piscinas o albercas

Los ahogamientos en casa son una de las primeras causas de muerte en niños menores de 5 años. No se debe dejar jamás a un niño solo cerca de una piscina. La única protección eficaz es la vigilancia del adulto. Una barrera de seguridad debe rodear las piscinas privadas. Las coberturas, boyas, vallas o avisos de peligro de caída no impiden los ahogamientos.

Otros contenidos del dosier: Urgencias y primeros auxilios

Comentarios

Artículos destacados

Cómo prevenir la muerte súbita del lactante
Cómo prevenir la muerte súbita del lactante

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es la muerte repentina e inesperada de un niño menor de un año de edad....

¿Cómo se hace una ergometría o prueba de esfuerzo?
Aftas: 10 remedios naturales
Síntomas del cáncer de colon
Cáncer colorrectal: síntomas y tratamiento
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test