¿Por qué molestan tanto los sonidos estridentes?

El chirrido de los cubiertos en un plato o el llanto del bebé pueden resultar muy molestos, incluso insoportables, hasta el punto de ponernos la piel de gallina. Desde el punto de vista científico, es completamente normal. Para entenderlo, debemos seguir el recorrido de estos sonidos desde el oído interno hasta el cerebro, un mecanismo analizado en un estudio publicado en la revista Journal of Neuroscience.

Las altas frecuencias como desencadenantes de alertas

El oído humano capta los sonidos situados entre los 20 hercios (baja frecuencia) y los 20 000 hercios (alta frecuencia). Los que nos resultan desagradables son los sonidos entre los 2000 y los 5000 hercios, ya que el oído los detecta con mayor facilidad.

  • Frecuencias entre 20 y 200 hercios. Corresponden a sonidos graves, como la voz de un hombre adulto (aproximadamente 128 hercios) o la sirena de niebla de los barcos (aproximadamente 150 hercios).
  • Frecuencias entre 200 y 2000 hercios. La voz de una mujer adulta se encuentra en torno a los 256 hercios. La de los niños pequeños alcanzan los 300 hercios, mientras que las de las niñas llegan a los 400 hercios. Por su parte, la nota la utilizada para afinar instrumentos musicales está establecida en 440 hercios.
  • Frecuencias superiores a los 2000 hercios. Son los sonidos agudos, incluidos los que percibimos como desagradables: llanto de un bebé, chirrido de una tiza en la pizarra o de los cubiertos en el plato, ruido de frenos, taladros eléctrico…

Como nos explica Jean-Luc Puel, profesor de neurociencias, «en un audiograma, se observa que las frecuencias situadas entre los 2000 y los 5000 hercios las que oímos mejor. Los chirridos nos incomodas e incluso producen escalofríos porque nuestro oído está adaptado a las señales de alerta de nuestro entornos. Por esta razón, esta es la gama de frecuencia del ruido de frenado de un tren de alta velocidad». Una vez captado por el oído interno, la señal se envía al córtex auditivo (parte del cerebro que procesa los sonidos) para calcular sus características, procedencia, etcétera.

Estímulo emocional

Según se muestra en el artículo del Journal of Neuroscience, las altas frecuencias estimulan nuestro sistema límbico, donde se originan nuestras emociones. Al percibir un sonido desagradable, el córtex auditivo interacciona con la amígdala (la desencadenante del estrés y el miedo), lo que asigna un valor emocional a dicho sonido. «La amígdala evalúa el sonido como desagradable y amplifica su percepción en el córtex auditivo, el cual lo procesa como una señal de alarma. A continuación, se produce una reacción clásica al estrés con una secreción hormonal y manifestaciones fisiológicas que todos conocemos: escalofríos, hirsutismo, aumento de la frecuencia cardíaca, miedo», explica el profesor Puel.

Es más, no es necesario oír el sonido para experimentar una sensación negativa: es suficiente con acordarse de él. «El sonido desagradable queda memorizado y el recuerdo basta para reactivar las emociones negativas asociadas en el sistema límbico», señala el profesor.

Ahora bien, aunque la reacción resulte desagradable, el proceso es muy positivo: «Es una señal de alarma, ya que las reacciones fisiológicas que se producen nos obligan a reaccionar», explica el profesor Puel. Consolar a un bebé que llora, alejarse de las vías del tren… Si el cerebro nos juega estas malas pasadas, es porque se preocupa por nosotros.

C. Delafontaine

Fuentes:

KUMAR, Sikhbinder; et al. (2012). “Features versus Feelings: Dissociable Representations of Acoustic Features and Valence of Aversive Sounds”. Journal of Neuroscience [en línea]. 32 (41): 14184-14192

Entrevista con Jean-Luc Puel, profesor de neurociencias.

Otros contenidos del dosier: Audición

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test