Los fármacos para la astenia: ¡píldoras de energía!

Síntoma ineludible de cualquier afección, la fatiga no es una enfermedad propiamente dicha, excepto en el caso del síndrome de la fatiga crónica reconocido por algunos médicos. Por consiguiente, no se dispone de un tratamiento específico.

Cuando uno queda extenuado sin otro signo indicador de una enfermedad (fiebre, dolores, cansancio, etc.), los fármacos para la astenia pueden resultar útiles. El estrés y la falta de tiempo inherentes a nuestras trepidantes vidas a menudo comportan modificaciones en nuestra vida diaria: falta de sueño, desequilibrio y carencias alimentarias, abuso del tabaco, el alcohol o el café.

La fatiga constituye una señal de alerta del organismo. A la espera de recobrar una buena vida saludable, todos estos aspectos pueden contrarrestarse, en parte, gracias a los fármacos para la astenia. En realidad, estos últimos son más bien complementos alimentarios que verdaderos remedios.

Las vitaminas

En primer lugar la vitamina C, que se consume ampliamente para paliar nuestras carencias. Estas últimas a menudo se deben a nuestra alimentación puesto que el ácido ascórbico es una molécula bastante frágil que se degrada con el calor y la luz. La encontramos principalmente en las frutas y verduras. Cabe destacar que las necesidades de los fumadores son un poco más importantes. No hace falta sobrepasar la ingesta diaria de aproximadamente un gramo, el cual permite cubrir ampliamente nuestras necesidades. En ingestas que superan los límites máximos podrían aparecer cálculos renales. Descubrid la lista de medicamentos que contienen vitamina C.

La vitamina B o, más bien, las vitaminas B también son indispensables para nuestro bienestar. B1, B2, B3 (o PP), B5, B6, B7, B9 y B12, todas aportan su granito de arena. A menudo las encontramos en los complejos vitamínicos de las farmacias para recuperar la energía.

La vitamina E o alfa-tocoferol es una vitamina con propiedades antioxidantes beneficiosas para los fenómenos del envejecimiento.

Los aminoácidos

Verdaderos ladrillos celulares, se juntan en el organismo para formar las proteínas que componen nuestro cuerpo. Incluso si nuestro organismo es capaz de fabricar un determinado número de ellos, un aporte adicional puede resultar beneficioso. Algunos fármacos para la astenia contienen arginina, ácido aspártico y ácido glutamínico.

Las sales minerales

Magnesio, fósforo, hierro, calcio, zinc, manganeso, cobre… las carencias en sales minerales tienen diversas repercusiones en nuestro tono y nuestras facultades cerebrales. Asociados o no, los oligoelementos también están ampliamente comercializados.

Los estimulantes

También se dispone de algunos psicoestimulantes para una buena inyección de energía. Su actividad es variable en función de los individuos, pero pueden resultar eficaces en algunos casos. La sulbutiamina, la cafeína y el deanol son los principales representantes de esta clase de fármacos para la astenia. Como la vitamina C, a veces se asocian a los fármacos de patologías invernales: aspirina, paracetamol, descongestionante, etc.

Eficaces solamente a la larga

Los fármacos para la astenia resultan bastante eficaces para levantar cabeza, pero siempre que se tomen durante aproximadamente un mes. ¡No se trata de tomar una píldora el día en el que uno se siente agotado y que todo cambie de golpe! Se trata más bien de reconstituir las reservas. Acudid al farmacéutico para que os aconseje sobre el producto que más se adapta a vuestra situación; ¡no dudéis en preguntarle! Y si la fatiga persiste o empeora, consultadlo con el médico.

Cuidado con los abusos

Estos productos siguen siendo medicamentos. Tomarlos en grandes cantidades y sin precauciones puede llevarnos a una intoxicación. Por tanto, atención, respectad las dosis indicadas y pedid consejo a vuestro médico o farmacéutico si estáis siguiendo otro tratamiento o si padecéis alguna enfermedad.

F. Resplandy

Otros contenidos del dosier: Combatir la fatiga

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test