La terapia morfoanalítica, un novedoso método que trata cuerpo y mente a la vez

Precisamente, durante su estancia en la ciudad gallega, el terapeuta pronunció una conferencia centrada en el impacto de la crisis económica a nivel psíquico y físico y en las estrategias que sigue la terapia morfoanalítica para guiar y acompañar al paciente en su recuperación tanto psíquica como corporal.

¿Cómo y cuándo se dio cuenta de que la fisioterapia tradicional ofrecía una visión sesgada e incompleta de los traumatismos que influía negativamente en su tratamiento?

En realidad, me di cuenta rápidamente, mientras estaba haciendo los estudios de fisioterapia. Estos estudios combinan una parte teórica y una parte práctica y, al igual que en  los estudios de medicina, pasamos por varios departamentos (ortopédico, infantil, respiratorio…) y aunque entendía muy bien el fundamento de estos trabajos, también veía que se trataban los diferentes elementos de forma muy aislada.

En aquella época había un libro muy famoso en toda Europa, El cuerpo tiene sus razones de Thérèse Bertherat.  Bertherat se había formado con Mezières, fundadora del célebre método que lleva su nombre. Entonces decidí contactar con Mezières y formarme con ella como lo había hecho Bertherat

En muchas de sus entrevistas habla de la fisioterapeuta Françoise Mezières, como piedra angular en su desarrollo profesional. Pero también cuenta que parte de su metodología no le convencía, ¿nos podría explicar sus convergencias y divergencias?

La convergencia es el descubrimiento de justamente lo que estaba buscando: la globalidad, es decir, no tratar una parte del cuerpo de forma aislada, sino tratar el cuerpo en su conjunto. Así, aunque una persona sufriera de la columna o del hombro o de las rodillas, había una comprensión global de los mecanismos que llevaban a una persona a tener un síntoma. Mezières me ofreció por primera vez esa visión, poder tratar globalmente a la persona, independientemente de que el síntoma se manifestara en una región particular.

Sin embargo, cuando lo aplicaba, algunos pacientes tenían reacciones emocionales, bien intensas, bien emociones contenidas o sentimientos. Las personas empezaban a hablar espontáneamente, como una necesidad de compartir, y yo no había sido preparado para esta dimensión emocional, aunque entendí intuitivamente que formaba parte del trabajo, como una consecuencia natural de lo que estábamos transformando a nivel corporal. Me di cuenta entonces de que necesitaba una formación psicológica y, después de experimentar varios tipos de terapias, consideré que la más adecuada era el psicoanálisis.

Entiendo que un terapeuta morfoanalista debe poseer determinados conocimientos en el campo de la psicología, o más concretamente del psicoanálisis. Imagino que por esta razón recurrió al psiquiatra y psicoanalista suizo Jean Sarkissoff, ¿es así?

Efectivamente. En mi búsqueda personal, ya no solo como terapeuta sino también como paciente, encontré al psicoanalista Jean Sarkissoff, del que pasé a ser alumno más tarde. Sarkissoff ya entendía entonces el psicoanálisis de modo diferente, puesto que en su evolución personal había concluido que el paciente necesitaba ser tocado, no solo se debía trabajar con el paciente a nivel verbal, sino que era necesario tocarlo, y aunque no utilizaba ninguna de las técnicas que utilizamos en terapia morfoanalítica, dio con esto un gran paso.

¿Cuáles son luego las enfermedades que trata con mejores resultados la terapia morfoanalítica y en qué enfermedades los beneficios no son los esperados?

Creo que es difícil decir en qué enfermedades no son tan positivos los beneficios, quizá sería más fácil definir qué tipo de paciente recibe mejor la terapia. La mayoría de las personas que tratamos admiten que su síntoma físico tiene alguna relación con la parte psicológica, tienen una cierta conciencia, y además quieren tenerla, de que el síntoma es una manifestación del estado psicoafectivo.

Sin embargo, aunque la mayoría de los pacientes son psicosomáticos, también hay pacientes con predominio de un sufrimiento psicológico (ansiedad, bulimia, depresión…). En este caso, el paciente siente la necesidad de ser tratado no solo verbalmente, sino también corporalmente. Generalmente, se trata de personas que ya han experimentado anteriormente otros métodos, especialmente, métodos únicamente verbales.

¿Podría entonces explicarnos en qué consiste exactamente una sesión de terapia morfoanalítica? ¿Cómo se combinan fisioterapia y psicoanálisis?

En la consulta hay un tatami ya que la mayoría de los trabajos corporales se hacen en el suelo. Normalmente la sesión comienza de pie, con ropa que permite el acceso al cuerpo, esta es la parte de concienciación de las sensaciones (equilibrio, tensiones, postura…) donde el terapeuta a través preguntas, pero también de toques, ayuda al paciente a entrar en contacto con las sensaciones, es un despertar de la sensibilidad para poder entrar en contacto con el cuerpo y con las sensaciones de uno mismo.

Habla de la terapia morfoanalítica como una forma de autoconocimiento, donde la reorganización de los recuerdos se revela como un proceso clave, ¿qué técnica se utiliza para acceder a la psique del paciente y guiarlo en este proceso?

La memoria es precisamente consecuencia de estar en contacto con el cuerpo y las sensaciones de uno mismo. La mayor parte del tiempo la persona no tiene contacto con su memoria corporal espontáneamente, especialmente si ésta está cortada de sus sensaciones, como de hecho sucede en la mayoría de los casos, en parte, para sobrevivir en esta sociedad tan dura. Nuestro trabajo es ayudar a la persona a reconectar con la sensibilidad y sensorialidad y, como se trata de un proceso natural, la memoria que está contenida en los músculos y en los tejidos simplemente aflora.

En su opinión, ¿qué diferencia la terapia morfoanalítica de otras disciplinas que también incluyen la dimensión emocional o psicológica del paciente en sus tratamientos?

Por lo que conozco, primero la integración de tres aspectos principales que son el trabajo del cuerpo físico, el trabajo del cuerpo sensorial y el trabajo del cuerpo emocional. Esta integración es fundamental en la recuperación del equilibrio psicocorporal. Muchos métodos trabajan muy bien alguna de estas partes de forma aislada, pero nosotros trabajamos todas estas dimensiones a la vez, en una misma sesión. 

Estamos reproduciendo cadenas naturales como las de los niños, es, por así decirlo, como reconectar con la capacidad natural de transformar una vivencia corporal en sensación, la sensación en sentimiento y éste en pensamiento y todo esto lo articulamos durante una sesión.

Usted explica que la crisis económica tiene repercusiones en nuestra salud, tanto a nivel psíquico como físico. ¿Se ha experimentado en su opinión un aumento de pacientes en las consultas debido a la situación actual?

No un aumento de pacientes, pero sí de dolencias. Ante la crisis, algunas personas están más preparadas que otras para vivir en la vulnerabilidad, para soportar presiones más fuertes, dicho de otra manera, si la persona no tiene una unidad psicopostural bien establecida, el cuerpo va a manifestar síntomas de alerta.

¿Cómo ve el futuro de esta disciplina?

Si observamos la evolución de la sociedad moderna, que es cada vez más cerebral y donde cada vez se usa más el móvil, el ordenador, la tableta… creo que la necesidad de tratar cuerpo y mente simultáneamente se hace cada vez más fuerte y el hombre moderno busca este tipo de terapia que integra el tratamiento corporal con el psicoemocional.

Es una terapia más moderna, que se adapta mejor a la sociedad actual. Los jóvenes quieren algo más concreto, más directo y el acceso al cuerpo favorece esa concreción mientras se trabaja igualmente la parte emocional.

Otros contenidos del dosier: Fisioterapia y otras terapias complementarias

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test