¿Por qué tenemos mal aliento al despertarnos?

Explicación al mal aliento matutino: reposo de las glándulas salivares

Es una sensación que todos conocemos muy bien: por la mañana, al abrir los ojos, notamos la boca seca, pastosa y mal aliento… ¡Que no cunda el pánico! La mayoría de gente se levanta así, con mal aliento. ¿La culpa? De las glándulas salivares, que llevan en reposo toda la noche. Son ellas las que, durante el día, producen casi toda la saliva, alrededor de 0,7 y 1 litro de producción diaria. ¡Ay, la saliva! ¿Qué haríamos sin ella? Contribuye, junto con el cepillado, a eliminar las bacterias presentes en la boca y lucha contra el estancamiento de restos alimenticios que forman la placa dental. “Estas placas dentales están compuestas de bacterias que sintetizan compuestos volátiles sulfurados, que provocan mal aliento”, explica el doctor Christophe Lequart, cirujano-dentista y portavoz del UFSBD, la Unión Francesa para la Salud Bucodental.

De hecho, esta ausencia de salivación durante casi 8 horas (depende de las horas de sueño)  implica que nuestra “limpieza automática” está en modo “pausa”, lo que puede provocar la proliferación de bacterias bucodentales y por lo tanto… ¡mal aliento! En la jerga médica, el mal aliento tiene un nombre: halitosis.

Sin embargo, esa no es la única causa del mal aliento matutino. Existen otros fenómenos, asociados a una disminución de la actividad de las glándulas salivares durante la noche, que juegan un papel importante.

Otras causas del mal aliento mañanero

  • Respirar por la boca durante la noche: si por la noche respiras por la boca… ¡Cuidado! “Las personas que respiran sobre todo por la boca y que, por lo tanto, apenas utilizan las fosas nasales, sufren una sequedad bucal más importante, lo que favorece esta sensación de  mal aliento”, explica el doctor Christophe Lequart.
  • Tabaco, alcohol y medicamentos: tanto el tabaco como el consumo de alcohol favorecen la sequedad de la boca, responsable del mal aliento. Algunos tipos de medicamentos, como los psicotrópicos, también pueden participar en la disminución de la actividad de las glándulas salivares y en la sequedad bucal.
  • Por último, las personas de avanzada edad también padecen de sequedad en la boca. La causa: el envejecimiento de las glándulas salivares, que ya no funcionan de forma óptima.

¿Cómo eliminar el mal aliento por la mañana?

Buenas noticias: desde que nos despertamos, nuestras glándulas salivares se ponen a trabajar, lo que significa… ¡que producen saliva! “En cuanto volvemos a respirar con normalidad, la boca se rehidrata”, asegura el doctor Christophe Lequart. También puedes beber un vaso de agua en ayunas y, después, desayunar. Masticación, salivación… ¡Tu boca te lo agradecerá!

Si la sensación de sequedad y pastosidad persiste, siempre puedes masticar un chicle sin azúcar. La masticación estimulará las glándulas salivares y la producción de saliva.

Por último, recuerda hidratarte a lo largo del día. Se recomienda beber entre 1 y 1,5 litros de agua al día.

Prevenir el mal aliento cada día

La cena

¡Mejor prevenir que curar! Si quieres prevenir el mal aliento matutino, presta atención a la cena del día anterior. ¿Por qué? Pues porque los residuos alimenticios de esa última cena serán los que se quedarán en la boca y sintetizarán los compuestos volátiles sulfurados, es decir, los responsables de ese olor tan desagradable.

El ajo, la cebolla y algunas especias, como el curry o la paprika, favorecen el mal aliento. Lo mismo ocurre con las dietas hiperproteicas. “Las bacterias bucodentales responsables de la síntesis de los compuestos volátiles sulfurados malolientes tan solo metabolizan las proteínas. Por eso, una dieta compuesta principalmente de proteínas favorecerá el mal aliento”, explica el doctor Christophe Lequart.

Higiene bucodental

¿Cómo tratar el mal aliento matutino y, en general, la higiene bucodental? 

  • Cepíllate los dientes por la mañana y por la noche durante, al menos, 2 minutos.
  • Por la noche, limpia los espacios interdentales con la ayuda de utensilios de higiene bucal como el hilo dental o un cepillo interdental para evitar que los restos alimenticios se queden entre los dientes y para eliminar la placa dental, compuesta de bacterias, que suele formarse entre estos espacios entre dientes. 
  • No te olvides de limpiar la lengua, tanto por la mañana como por la noche. Para ello, utiliza un rascador para lengua y realiza el limpiado de atrás hacia delante. ¡Cuidado! nunca te cepilles la lengua con un cepillo de dientes, ya que las cerdas pueden ser demasiado rígidas y pueden provocar microlesiones, ¡una tentación irresistible para las bacterias! Y, además, puede empeorar aún más el problema del mal aliento.

Si el mal aliento persiste a lo largo del día, no dudes en consultar con el médico para tratar de encontrar la causa. “En más del 80% de los casos, los problemas de halitosis tienen un origen bucodental: una caries mal curada, una enfermedad gingival (gingivitis y periodontitis…)”, subraya el doctor Christophe Lequart. Pero también podría tener causas digestivas. Así pues, tu aliento puede decirte muchas cosas sobre tu salud, por lo que no dudes en consultar con tu dentista o médico de cabecera.

C. Delafontaine

Fuentes:

Entrevista al doctor Christophe Lequart, cirujano-dentista y portavoz de UFSBD, la Unión Francesa para la Salud Buco-Dental.

Le charme discret de l’intestin, de Giulia Enders; Ed. Actes Sud.

Otros contenidos del dosier: Halitosis

Comentarios

Artículos destacados

Cómo se trata el pitido en los oídos
Cómo se trata el pitido en los oídos

Los acúfenos o tinnitus consisten en la percepción de ruidos o zumbidos más o menos intensos que, por lo general, aparecen ...

Los tipos de endometriosis
Los síntomas de la endometriosis
¿Por qué el sol nos hace estornudar?
Las causas de la halitosis matutina
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test