Causas y tratamiento de la inflamación de encías

Inflamación de las encías: un síntoma de gingivitis 

Una encía sana es de color rosa pálido, es firme y tiene un aspecto de piel de naranja. Si ves que tus encías han aumentado de volumen (se denominan encías hipertróficas), es normal. Las encías hinchadas suelen ser síntoma de gingivitis, una inflamación superficial. La inflamación suele ir acompañada de rojeces y, al tacto, las encías son más esponjosas, más blandas. Una mala higiene buco-dental explicaría dicha inflamación.

Hay factores de riesgo que aumentan las posibilidades de sufrir gingivitis: modificaciones hormonales durante el embarazo, tabaquismo, toma de ciertos medicamentos (Nifedipina, por ejemplo).

La inflamación puede convertirse en una infección: es el absceso de la encía; en ese caso una parte de la encía se edematiza, se vuelve roja y resulta dolorosa.

Otras causas de las encías inflamadas

Aunque es menos habitual, la hipertrofia de la encía puede tener otro tipo de causas. Para empezar, la toma de algunos medicamentos. Los estroprogestativos con grandes dosis de progesterona pueden ser los responsables de la aparición de una hipertrofia gingival; lo mismo ocurre con la nifedipina, los medicamentos a base de fenitoína, también llamada difenilhidantoina, o la ciclosporina A.

Las hemopatías, sobre todo las leucemias, también pueden tener repercusiones bucales, como hipertrofias gingivales difusas o localizadas.

También se han dado casos de encías inflamadas relacionados con una carencia de vitamina C o con un hipotiroidismo. En la mayoría de estos casos, el aumento de volumen suele ir acompañado de rojez y sensibilidad.

Tratamiento de las encías inflamadas

El tratamiento de las gingivitis que provocan una inflamación de las encías se basa en:

  • Una limpieza dental realizada por un dentista;
  • El restablecimiento de una buena higiene bucodental muy rigurosa (cepillarse los dientes después de cada comida, uso de seda dental para eliminar la placa dental en los espacios interdentales), sobre todo si hay factores de riesgo;
  • Por último, uso de enjuagues bucales antisépticos. 

La gingivitis debería desaparecer si se sigue el tratamiento adecuadamente

El tratamiento de encías inflamadas en el marco de una patología general combina un tratamiento local (uso de enjuagues bucales antisépticos y una higiene bucodental estricta) y un tratamiento general. Si las causas son medicamentosas, el medicamento debe sustituirse por otro con la misma eficacia.

Si la encía no se deshincha y sigue inflamada o resulta una molestia estética, otra opción es la cirugía. La gingivectomía de reducción consiste en suprimir el exceso de encía. 

A. Glover-Bondeau

Fuentes:

  • Entrevista al profesor Vianney Descroix, responsable del servicio de Odontología del hospital Pitié-Salpêterie (noviembre de 2016)
  • Curso de hipertrofias gingivales. Universidad de París V, campus dermatología
  • Periodontopatías: diagnóstico y tratamiento, ANAES, mayo de 2002

Otros contenidos del dosier: Salud de las encías

Comentarios

Artículos destacados

Erradicar la tuberculosis para 2035
Erradicar la tuberculosis para 2035

Casi un millón y medio de personas muere cada año a causa de la tuberculosis, pese a que se conoce un tratamiento efectivo...

Ginkgo biloba
Grifonia
Verbena
Lo esencial sobre la ELA
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test