Las claves para proteger tus músculos y articulaciones

El desgaste de las articulaciones, los huesos y los músculos es inevitable a medida que envejecemos, y tomar medidas preventivas es esencial para reducir las probabilidades de padecer enfermedades articulares cada vez más comunes como la artrosis, la artritis o la osteoporosis. O al menos, para evitar que empeoren si ya notamos los primeros síntomas. Mientras complicaciones como la artrosis afectan cada vez más a la población mayor -alrededor de la mitad de la población adulta de más de 50 años muestra signos radiológicos de artrosis de rodilla-, el desgaste articular concierne también a muchos jóvenes deportistas. La práctica habitual de ejercicio intenso y repetitivo provoca un mayor desgaste de huesos y articulaciones a largo plazo, por lo que tomar medidas antes de que estas complicaciones se manifiesten, se convierte en algo indispensable para ellos.

Nuestro estilo de vida es clave: dejar de fumar, realizar ejercicio físico de manera regular o consumir suplementos alimenticios específicos para la protección de nuestros huesos, músculos y articulaciones, es el primer paso para combatir el desgaste de nuestro cuerpo. Te contamos más detalladamente todo lo que puedes hacer para proteger estos elementos responsables de nuestra movilidad y agilidad.

Vigila tu peso corporal y realiza ejercicios concretos de manera regular

Aunque no nos demos cuenta, el simple hecho de cargar con el peso de nuestro cuerpo es una forma de desgaste articular. A medida que envejecemos, el peso que pueden soportar nuestra cadera, rodillas o tobillos no es el mismo que cuando nuestro cuerpo es más joven. El peso corporal es el primer elemento de sobrecarga y de tensión para las articulaciones, cartílagos y huesos, por lo que un ejercicio físico regular, enfocado en la pérdida de peso cuando superamos nuestro peso recomendado, es esencial para descargar de tensión a nuestro cuerpo.

Otro aspecto esencial es el fortalecimiento de nuestros músculos. Haciendo ejercicio fortalecemos los músculos que protegen de nuestras articulaciones: unos músculos fuertes alrededor de nuestras articulaciones evitan que estas rocen entre sí y que el cartílago se desgaste más. Esto es especialmente importante en la columna y los músculos lumbares, en la musculatura del cuádriceps y en la rodilla.

Los ejercicios más recomendados son aquellos que implican soportar el propio peso corporal con el fin de desarrollar nuestra densidad ósea. Cualquier ejercicio en el que apoyes tu peso corporal en el suelo y trabajes contra la gravedad, entraría dentro de esta categoría: caminar, correr, bailar, jugar a fútbol, tenis o baloncesto, por ejemplo. En el caso de que ya presentemos síntomas de desgaste articular, lo más recomendado son aquellos ejercicios de bajo impacto para las articulaciones, como por ejemplo, caminar, la natación o el ciclismo. Con 30 minutos al día podemos contar con un buen entrenamiento cardiovascular sin sobrecargar de tensión a nuestras articulaciones.

Sin embargo, no hay que olvidar que el cuerpo también necesita descanso. Con estrés repetitivo en las articulaciones durante largos periodos de tiempo puedes conseguir el efecto totalmente contrario de lo que buscas: cargar las articulaciones y acelerar el desgaste. Un día de descanso a la semana es lo mínimo que debemos dejar a nuestro cuerpo para que se recupere.

Consume más alimentos con calcio, potasio y proteínas

Una dieta variada y equilibrada es siempre el mejor aliado para prevenir enfermedades. En este caso, el hincapié hay que hacerlo en los alimentos con calcio (para fortalecer los huesos), en las proteínas y aminoácidos (para proteger los músculos), y en las vitaminas A, C, D y K para nutrir al sistema musculo esquelético y favorecer la regeneración de las células.

  • Los reyes del calcio son los productos lácteos, a los que se le unen algunas verduras como las espinacas, el brócoli, el repollo, las judías y las coles de Bruselas. El calcio también se encuentra en frutos secos como las almendras y las avellanas, en legumbres como los garbanzos y las alubias, e incluso en las naranjas. En algunos productos del mar también encontramos determinadas fuentes de calcio como en las sardinas, el salmón o los mejillones.
  • Las proteínas y aminoácidos necesarios para los músculos se encuentran en los pescados azules que poseen mayor contenido de ácidos grasos omega 3, en las carnes rojas magras, en los huevos, en las legumbres y en algunos alimentos cada vez más conocidos como la quinoa.
  • Las vitaminas A, C, D y K contribuyen al correcto funcionamiento de nuestras células, la reparación de los tejidos y el aumento de la masa ósea. Estas vitaminas se pueden encontrar en determinadas frutas, verduras de hoja, carne, queso y huevos.
  • Disminuir nuestra ingesta de sodio es esencial para no perder densidad ósea. Para ello, hay que evitar el consumo excesivo de sal y contrarrestarlo con un aporte de alimentos ricos en potasio como el plátano, las patatas o el aguacate.
  • Otra recomendación es evitar el consumo de tabaco y alcohol, y reducir el consumo de cafeína. Mientras que el alcohol interfiere con la capacidad del cuerpo de absorber vitaminas y minerales, la cafeína y el tabaco disminuyen nuestra densidad ósea y favorecen que los huesos pierdan calcio.

Fortalece músculos y protege tus articulaciones con suplementos

Para darle el extra de protección que necesitan nuestras articulaciones y nuestros músculos, existen determinados principios activos que actúan concretamente donde más se necesitan. Un ejemplo es la marca Vanir Health, que ha desarrollado una serie de suplementos nutricionales específicos para deportistas y para personas con problemas en las articulaciones y músculos. Esta serie de suplementos cuenta con los ingredientes clave para mantenerse en forma protegiendo músculos y articulaciones, y para seguir con un estilo de vida activo.

Bodegon 2

PARA PREVENIR EL DESGASTE ARTICULAR Y MEJORAR LA MOVILIDAD

Ingredientes como el colágeno, la glucosamina, el magnesio o el ácido hialurónico suponen un gran aporte nutritivo para nuestras articulaciones y cartílagos. Mientras el colágeno ayuda en la reparación natural del cartílago, la glucosamina inhibe las enzimas que lo degradan y actúa como antiinflamatorio. Por su parte, el magnesio contribuye al buen funcionamiento musculoesquelético, y el ácido hialurónico promueve el metabolismo del cartílago. Vanir Flex es el desarrollo que esta marca ha hecho con todos estos ingredientes en forma de suplemento alimenticio para prevenir el desgaste articular, reducir el dolor de las articulaciones, mejorar su movilidad y acelerar la recuperación de lesiones.

¿Para quién está indicado?

Para personas con dolor articular (especialmente en las rodillas), para quienes practican deportes con impacto en las articulaciones y para quienes buscan un extra de protección. También está indicado para personas a quienes se ha diagnosticado alguna enfermedad articular como artrosis, osteoartritis o condropatía.

PARA FORTALECER Y TONIFICAR MÚSCULOS

En el caso de los músculos, esenciales para proteger articulaciones y cartílagos, los nutrientes esenciales para fortalecerlos son los aminoácidos, de los que se forma el 23% de la principal proteína de nuestras fibras musculares: el colágeno. Con los aminoácidos precursores del colágeno (glicina, prolina e hidroxiprolina) se forma Vanir Fit, la serie de suplementos destinada a tonificar los músculos, mejorar la fuerza y fortalecer la masa muscular.

¿Para quién está indicado?

Para personas que practiquen deporte y quieran cuidar sus músculos y tonificarlos, y para quien ha perdido masa muscular y quiera fortalecerla.

PARA OBTENER UN APORTE EXTRA DE ENERGÍA Y CONCENTRACIÓN

Cualquier persona implicada en cuidar de su organismo y en mantenerse en forma con una vida activa, necesita a veces de un extra de energía, vitaminas y concentración. Para ello, una dosis adecuada de vitaminas del Grupo B, dextrosa o citicolina puede contribuir a un mejor rendimiento físico y cerebral. El resultado de esta mezcla de ingredientes es Vanir Go cuyo fin no es otro que contribuir al correcto funcionamiento de nuestro metabolismo energético.

¿Para quién está indicado?

Para quienes realicen alguna práctica deportiva, para quien necesita un extra de energía, para combatir la fatiga y mejorar la concentración.

Si hay algo de lo que puedes estar seguro que te acompañará el resto de tu vida, ese es tu cuerpo. Mantenerlo sano depende de ti y de lo que hagas ahora con él. Adquirir pequeños gestos como los que te contamos en este artículo puede contribuir a que el inevitable desgaste de tus articulaciones y músculos a lo largo del tiempo sea menor o al menos, más llevadero para tu cuerpo.

Doctissimo te propone este artículo redactado en colaboración con Vanir.

Fuentes:

Sociedad Española de Reumatología. Enfermedades reumatológicas, ARTROSIS.

Arthritis Foundation National Office

Corbalán J. A. (2015), Tu cuerpo, manual de instrucciones.

Advertisement

Otros contenidos del dosier: Salud física

Comentarios

Artículos destacados

Carbón vegetal
Carbón vegetal

El carbón vegetal es el desintoxicante natural más activo conocido. El que se obtiene de la combustión de cáscaras de...

¿Qué hacer ante una catástrofe?
Síndrome de aplastamiento
La influencia del sol y la melatonina en el sueño
Mosquitos: ¿por qué me pican siempre?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test