Deporte específico para la mujer

Otra manera de comenzar la actividad consiste en subir y bajar escaleras en vez de utilizar el ascensor. También conviene practicar ejercicios de estiramiento. Lo bueno es que pueden realizarse en cualquier parte: se trata de estirar los dedos de las manos y de los pies, girar los tobillos, las muñecas y los hombros, estirar las piernas y los brazos respirando profundamente, etcétera.
Luego hay que escoger un ejercicio que haga trabajar a todo el cuerpo, que mantenga o mejore la fuerza y la flexibilidad. La musculatura se desarrolla cuando se activa sin forzar. Por eso, si se trabaja la parte inferior del cuerpo, se debe realizar algún ejercicio en la parte superior. Cuando se practica ejercicio de forma intensa, después se recomienda hacer una gimnasia relajada. Todo debe ser equilibrado, ya que, si no, se pueden producir lesiones.
Aunque las actividades diarias mantienen a las personas en movimiento, no suelen ser suficientes para estar en forma y gozar de buena salud. Encontrar tiempo para hacer ejercicio, a pesar de las exigencias del trabajo y de la casa, puede ser difícil, pero conviene buscar un momento para hacerlo.

Ejercicios saludables

Sinceramente, cualquier ejercicio es mejor que no practicar ninguno. Sin embargo, para ser saludables, se debe elegir un deporte que proporcione el mayor número de beneficios.
Toda mujer desea tener una buena figura y mucha vitalidad. Pero muchas veces es difícil encontrar una rutina que permita trabajar todas las zonas del cuerpo para lograr un equilibrio entre la estética y la salud.
A continuación se indican diferentes deportes que mejoran el aspecto físico y no descuidan la salud. Si se reserva un tiempo al día para practicarlos de forma regular, se mejora la silueta.

Natación

Nadar es un deporte que ayuda a modelar el cuerpo, sobre todo a combatir la flacidez. Según los expertos, se trata del ejercicio más completo que existe, ya que fortalece todos los músculos, en especial los de los brazos, la espalda, las piernas y el abdomen. También desarrolla la capacidad pulmonar y mejora la circulación sanguínea, mientras fortalece el sistema inmunológico. En definitiva, sus beneficios son muchos y se puede realizar a cualquier edad.
El equipo apropiado consiste en un bañador, unas gafas de natación para proteger los ojos, un gorro de baño y, si se tiene tendencia a padecer otitis, unos tapones para los oídos.

Marcha

Caminando se activan todos los sistemas del organismo y se consigue una excelente forma física de manera relajada y progresiva.
Se trata de una forma natural de hacer ejercicio y además resulta muy barata; se practica al aire libre, por la mañana o al atardecer, y permite explorar la ciudad o el pueblo en que se vive, ya sea en días lluviosos o con un sol espléndido. También es un modo de conocer otras personas con la misma afición.
Caminar a paso rápido constituye un ejercicio ideal para mujeres de mediana edad.
Se parece mucho a correr, pero para conseguir los mismos efectos se debe practicar durante más tiempo. Lo ideal es realizarlo alrededor de treinta minutos al día. Si se lo propone, cualquier mujer puede encontrar este espacio de tiempo por muy agitada que sea su vida.
Andar es bueno para todas las edades, incluso para atletas que han sufrido alguna lesión y necesitan un descanso, ya que fortalece los músculos, los tendones, los ligamentos y los huesos. Como ejerce poca presión en las articulaciones, es raro que se puedan producir lesiones.
Una buena marcha. Lo ideal es caminar a paso rápido, marcando unas distancias que se pueden aumentar progresivamente, hasta caminar un tramo de unos seis o siete kilómetros diarios. El modo de hacerlo es el siguiente:
Caminar con el peso ligeramente hacia delante, con el pie lo más recto posible y las piernas bien alineadas con las caderas.
Dar pasos largos, levantando el pecho, intentando estirar el cuello y la parte inferior de la espalda, pero evitando ser rígidos.
Los brazos han de estar en movimiento, con un balanceo enérgico, ya que ello evitará que se hinchen las manos.
Es importante que las rodillas, los tobillos, las manos, los hombros y la cara estén relajados.
Si se siguen estas recomendaciones, la marcha se convierte en un placer. Es muy grato sentir la propia respiración acompasada, tener la mente relajada y disfrutar de todo aquello que uno se encuentra a su paso.

Yoga

También es muy agradable practicar el yoga, que debe realizarse en un gimnasio o centro de yoga con el control de un entrenador. Existe una serie de ejercicios suaves que contribuyen a relajarse. Se necesita saber respirar despacio y profundamente y alcanzar un estado mental concreto para poder realizar los ejercicios.
El yoga ayuda a flexibilizar todo el cuerpo y proporciona paz interior y relajación, ayuda a combatir el insomnio, disminuye la presión arterial y alivia la ansiedad y el estrés.
Además resulta particularmente útil al envejecer, porque sus estiramientos mantienen las articulaciones flexibles. Las posturas del yoga fortalecen los músculos del abdomen y fomentan una buena postura, aspectos que son de gran importancia para la salud de las mujeres mayores.

Aeróbic

El aeróbic es un buen ejercicio que aporta elasticidad, ya que trabaja los grupos de músculos más largos del cuerpo, las piernas y las nalgas. La intensidad aeróbica ideal consigue que el corazón bombee notablemente por encima de su ritmo de reposo, pero por debajo de su máximo.
Los ejercicios son siempre definidos y programados por un entrenador. Por tanto se aconseja acudir a un gimnasio donde tengan flexibilidad horaria para poder atender las necesidades de cualquier mujer.
Se debe utilizar ropa ajustada para dar calor a los músculos y que la mujer pueda observar sus movimientos en el espejo, y unas zapatillas cómodas y elásticas. El sujetador es una pieza importante para hacer cualquier tipo de deporte: conviene utilizar uno que se ajuste bien y que sea lo suficientemente fuerte para soportar la actividad, pero de una tela ligera transpirable.

Ciclismo

El ciclismo es un deporte apropiado para aquellas mujeres que quieran lucir unas pantorrillas musculosas, unas caderas bien torneadas y unas nalgas firmes.
También favorece la elasticidad de las articulaciones y refuerza el aparato respiratorio y cardiovascular.

Gimnasia de mantenimiento

Se practica habitualmente en un gimnasio pero, una vez aprendidos los ejercicios, se pueden efectuar sin dificultad en otros espacios (la vivienda, el campo, etcétera).
Se trata de un tipo de ejercicio que mantiene el tono muscular y la elasticidad del cuerpo, y además tiene efectos relajantes.

Jogging (carrera ligera)

Al correr, se trabajan los músculos de caderas y extremidades. Además la carrera estimula la producción de endorfinas, hormonas con efecto euforizante, por lo que ayuda a eliminar el estrés. Se puede practicar en cualquier parque o lugar despejado.
Correr mantiene fuerte el corazón y reduce el riesgo de accidente cardiovascular.
Y, si se quiere adelgazar, practicando jogging se queman unas 450 calorías por hora. El efecto adelgazante se nota sobre todo en las piernas y las caderas.
Quien padezca algún problema cardíaco, mejor debe evitar este ejercicio. Lo mismo ocurre con las mujeres que tienen frágiles las articulaciones, ya que existe el riesgo de fracturas en pies, tobillos y rodillas.
El equipo consiste en unas buenas zapatillas y calcetines de algodón.

Beneficios del ejercicio para la mujer

La realización de ejercicio físico de forma continua beneficia a las personas y las ayuda a mantener una mejor calidad de vida. Las mujeres obtienen muchos beneficios, sobre todo a medida que pasan los años.
Cuando la mujer se encuentra en la menopausia, el ejercicio físico puede disminuir ciertas molestias, como los sofocos. Asimismo, el ejercicio es favorable para el sistema endocrino.
El ejercicio vigoroso constante aumenta el nivel de estrógenos que circulan en la sangre, así como la adrenalina, la testosterona y otras hormonas. Parece ser que, además, mantiene en buena forma las glándulas de las hormonas sexuales, los ovarios y las glándulas suprarrenales.

Otros contenidos del dosier: Salud física

Comentarios

¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test