Los 12 secretos de la gente que nunca enferma

Como siempre, lo más importante es llevar un estilo de vida saludable: dormir bien, comer bien, practicar algo de deporte, etcétera. Son pequeños gestos que parecen evidentes pero que son, sin lugar a dudas, el secreto para disfrutar de una salud de hierro.

Dormir bien y suficiente

Es importante dormir bien para no acumular cansancio, ya sea del trabajo o de la vida familiar. Varios estudios han demostrado que somos más eficaces y organizados cuando estamos descansados. La comunidad científica recomienda dormir entre 7 y 10 horas al día, dependiendo de la persona en cuestión. Para quienes se lo pueden permitir, ¡la siesta es una idea excelente! Sin embargo, no debe durar más de 30 minutos, ya que pasado ese tiempo ya no es tan efectiva.

Un entorno sano

No hay nada mejor que un buen círculo de amigos para gozar de buen humor. Las relaciones estables y profundas ayudan a reforzar la autoestima y a desarrollar nuestra capacidad de socialización. Así pues, rodéate de los mejores amigos que puedas encontrar y aléjate de personas que te perjudican.

Una buena alimentación

El periodista norteamericano Gene Stone, especializado en salud, escribió un libro titulado "Secretos para no ponerse enfermo" en el que entrevistaba a varias personas y les preguntaba sobre su estilo de vida. Los resultados mostraron un punto en común. Todos consumían productos frescos en gran cantidad, llenos de vitaminas y minerales, pero también de proteínas, que ayudan a la producción de anticuerpos del sistema inmunitario. Por último, preferían alimentos azucarados no procesados que azúcares refinados y limitaban el consumo de alcohol.

Una hidratación constante

Todos deberíamos beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día y entre 2,5 y 3 litros en periodos de más calor. El agua es, sin duda, la mejor bebida para nuestro cuerpo, ya que elimina toxinas, asegura el buen funcionamiento de nuestros órganos (sobre todo de los riñones), mejora el aspecto de nuestra piel y disminuye los riesgos de calambres y dolores musculares después de practicar deporte. Así pues, es fundamental hidratarse a lo largo del día. ¡No esperes a tener sed para beber agua!

Una buena gestión del estrés

Las personas que sufren estrés tienden a ponerse enfermas más a menudo que aquellas que lo gestionan bien. Hay que aprender a coger el toro por los cuernos y combatir el estrés. Cuando uno sabe gestionar las emociones y en especial el estrés, el cuerpo reacciona y aprende a combatir la enfermedad.

Estar activo

No nos cansaremos de repetirlo: practicar una actividad física regular es importante para nuestra salud. Además de ayudarnos a mantener la silueta, el deporte también nos sube el ánimo, nos relaja y, por si fuera poco, evacúa las toxinas y estimula el sistema inmunitario.

Lavarse las manos

Los que aseguran no ponerse nunca enfermos siguen al pie de la letra una norma básica y que puede marcar la diferencia: lavarse siempre las manos. Piensa que las manos están en contacto con todo lo que nos rodea y, por lo tanto, acumulan gérmenes a diario. Y precisamente por eso se aconseja lavarse las manos muy a menudo, antes de comer, antes de tocarse la cara, después de ir al baño, etc. En el transporte público, evita tocar las barandillas de las escaleras y las barras del metro, ya que son un nido de bacterias.

Salir a dar una vuelta

Salir de casa, tomarse una copa de vino, pasear por el bosque… todas estas actividades nos ayudan a ser más fuertes y a combatir mejor ciertas enfermedades. Tomar un poco de aire fresco ayuda a liberar el estrés, la ansiedad, a reforzar el sistema inmunitario y a recuperar la energía.

Ser positivo

Es de sobra sabido que ser optimista permite ver las cosas de una manera distinta. Así pues, aleja ese pesimismo y afronta el futuro con positivismo. Serás más feliz y, además, tendrás más energía para combatir enfermedades pasajeras.

Tener un animal de compañía

El Observatorio Internacional del Bienestar y la Universidad de Cambridge demostraron que tener un animal de compañía beneficiaba nuestra salud física y psíquica. Al estar junto a nuestro gatito o adorado perrito, el cerebro libera oxitocina, dopamina y serotonina, las hormonas responsables del amor, la felicidad y las relaciones sociales. Acariciar a nuestro amigo de cuatro patas reduce el estrés, el ritmo cardíaco y la presión arterial.

Hacer el amor

Hacer el amor reduce el riesgo de cáncer de próstata en los hombres y cáncer de mama en las mujeres. Las endorfinas que se liberan durante y después de las relaciones sexuales también afectan positivamente al estrés y la ansiedad. Además, implica un esfuerzo físico, lo que permite eliminar toxinas, estimular la circulación sanguínea y fortalecer el corazón. Con tantas virtudes, ¿para qué privarse?

Hacer revisiones regulares

Ir al dentista, visitar al médico de vez en cuando, consultar un dermatólogo, acudir al ginecólogo, hacerse una mamografía… son revisiones rutinarias pero muy importantes. No solo permiten mantener el buen estado de salud, sino que además pueden detectar cualquier anomalía que pueda ser peligrosa o provocar complicaciones. No juegues con tu salud, ¡es el bien más preciado que tienes!

L. Jeunet

Fuentes:

  • Observatorio Internacional de Bienestar y la Universidad de Cambridge
  • Sleep: a Health Imperative, Faith S. Luyster, PhD, Patrick J. Strollo, Jr., MD, Phyllis C. Zee, MD, PhD, and James K. Walsh, PhD on behalf of the Boards of Directors of the American Academy of Sleep Medicine and the Sleep Research Society; Sleep 2012
  • Health Psychology, octubre 2003; vol. 22, n° 5

Otros contenidos del dosier: Salud física

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test