Conjuntivo, tejido

Definición


Tejido conectivo encargado de proteger y de unir entre sí a los tejidos que pertenecen a un mismo órgano. Deriva del mesénquima y está formado por una sustancia intercelular, una trama fibrilar y distintos tipos de células. La sustancia intercelular está integrada por mucopolisacáridos ricos en azufre, proteínas, sales minerales y agua. La trama fibrilar está compuesta por fibras reticulares, elásticas y de colágeno. Las fibras de colágeno se disponen formando mallas y son de colágeno*. Las reticulares son parecidas a las anteriores pero contienen reticulina, una proteína específica. Las fibras elásticas no forman haces y se caracterizan por una gran elasticidad, proporcionada por otra proteína, la elastina. Las células que contiene el tejido conjuntivo son los fibroblastos, aunque según las características y función del tejido pueden encontrarse histiocitos, linfocitos, células plasmáticas, granulocitos, etc. Existen varios tipos de tejido en función de la proporción de los distintos componentes: laxo, fibroso, reticular y adiposo. El tejido conjuntivo laxo se localiza en la hipodermis y en las capas serosas (pleuras, peritoneo, pericardio); está compuesto por una proporción alta de células, fibras elásticas y sustancia fundamental y actúa como soporte de los tejidos y órganos, como lugar de intercambio metabólico y en la defensa del organismo (reacciones inflamatorias, cicatrización, fenómenos inmunitarios). En el tejido conjuntivo denso predominan las fibras (colágenas o elásticas), existe poca sustancia fundamental y las células son diferentes de los fibroblastos; su papel es esencial para el soporte mecánico. Se encuentra en la dermis, cápsulas y periostio. El tejido conjuntivo reticular se encuentra en el hígado, los ganglios linfáticos, el bazo y la médula roja; es rica en células fagocitarias y sus fibras están endurecidas formando redes tridimensionales. El tejido adiposo se caracteriza por el predominio de las células adiposas entre una trama de fibras de reticulina. Se localiza en el mesenterio, hipodermis, en el panículo adiposo y en la médula ósea amarilla. En él se sintetizan lípidos, se almacenan y se liberan en forma de ácidos grasos no esterificados; es pues una reserva energética del organismo. El tejido conjuntivo puede sufrir diversos procesos patológicos: depósito de sustancias anormales, aumento de la cantidad de fibras colágenas, enfermedades autoinmunes, procesos inflamatorios, procesos tumorales, etc.

Diccionario médico
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z

Artículos destacados

¿Cómo proteger músculos y articulaciones?
¿Cómo proteger músculos y articulaciones?

Las articulaciones y los músculos son junto a los huesos la base del complejo engranaje de nuestro cuerpo. Gracias a ellos...

¿Cómo se previene la influenza?
Obesidad y sobrepeso
Osteoporosis: huesos fuertes ya
Cáncer de mama, haz tu parte
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test