Cólera

El cólera es el ejemplo más espectacular de las diarreas infecciosas que temen los viajeros y que causan verdaderos es tragos entre las poblaciones lo cales de los países en desarrollo.

Causas

Se debe a una bacteria que tiene forma de coma, llamada vibrión colérico. El contagio se produce por la ingestión del vibrión presente en el agua, los alimentos o los mariscos.
Cuando se introduce en el intestino humano, el germen secreta una toxina que altera la pared del intestino delgado y provoca diarrea.

Síntomas

El cólera empieza bruscamente, al cabo de 1 a 5 días después del contagio, con diarrea acompañada de vómitos. El paciente no presenta fiebre.
La diarrea es abundante y rápidamente se vuelve líquida. Es tos síntomas pueden provocar una deshidratación grave, especialmente en el niño y la persona anciana. La gravedad de esta deshidratación se manifiesta por la pérdida de peso y por el hundimiento de los ojos en las órbitas. La piel se vuelve seca y mantiene la forma del pliegue cuando es pellizcada: es el signo del pliegue cutáneo.
Puede acompañarse de un descenso de la presión arterial (hipotensión) y de una disminución del volumen de la orina (oliguria).

Diagnóstico y tratamiento

En los casos aislados, hay que buscar el vibrión colérico en las heces del paciente, para asegurar el diagnóstico. En caso de epidemia, el diagnóstico es evidente por el cuadro clínico y esta búsqueda no es necesaria.
El tratamiento consiste fundamentalmente en rehidratar el organismo con aportaciones en forma de bebida, si el paciente no vomita, o con una perfusión intravenosa. Puede prescribirse un tratamiento antibiótico para evitar la propagación del germen en el organismo.

Prevención

En la lucha contra el cólera, lo esencial es mejorar las condiciones sanitarias. En los países con pocos recursos es necesario asegurar que las aguas residuales no contaminen el agua potable.
Para el viajero, la mejor forma de protegerse es bebiendo únicamente agua hervida, desinfectada o
mineral, y bebidas embotelladas o en lata. El viajero no de be consumir verduras y frutas lavadas con aguas que pueden estar contaminadas, ni cubitos de hielo. Es preciso lavarse las manos después de cada visita al inodoro.
Existe una vacuna que puede administrarse antes del viaje. Su efecto es de corta duración (6 meses) y su eficacia está lejos de ser total. Por lo tanto, sigue siendo necesario ser prudente con la bebida y los alimentos. La mayor parte de los países no exigen el certificado de vacunación contra el cólera.
Algunos, en cambio, lo exigen para los viajeros procedentes de otros países que se encuentran en la zona de endemia.

Historia

Durante siglos, el cólera es tuvo circunscrito al norte de la India, en el delta del Ganges. La ampliación de las vías de comercio y los desplazamientos de la población propagaron esta enfermedad, responsable de millones de muertes en el siglo XIX.
Durante la primera mitad del siglo XX, el cólera quedó de nuevo confinado en Asia. Pero, a partir de 1961, una nueva epidemia mundial se extendió a Indonesia y al Oriente Medio. Hace varios decenios pasó a África y también a América. En estos últimos años, se han detectado algunos casos en el sur de Europa, debidos, a menudo, al consumo de marisco contaminado.

Técnicas de rehidratación

Para evitar las consecuencias del cólera y de otras diarreas infecciosas graves, lo principal es la rehidratación. No se trata simplemente de beber agua, ya que ésta no es retenida por el organismo. Las preparaciones para rehidratación son distribuidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a los países afectados. Se presentan en forma de polvo o comprimidos para disolver en agua. Cuando no se dispone de es tos productos, puede prepararse una solución de rehidratación: a medio litro de agua hervida se le añade media cucharadita de sal, 2 cucharaditas de azúcar y una cuarta parte de una cu charadita de bicarbonato sódico.
Cuando la deshidratación es grave y los vómitos impiden la rehidratación por vía oral, la única solución es hospitalizar al paciente y colocarle de inmediato una perfusión intravenosa.

Otros contenidos del dosier: Enfermedades infecciosas

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test