Lo que necesitas saber sobre el acné en la edad adulta

El acné en adultos: un posible señal

Tal y como indican los expertos, si bien el acné en edad adulta es una patología muy común, no es fácil de erradicar, por lo que hay que tomársela muy en serio.

Si ves que es persistente o que hay lesiones inflamatorias, lo primero que debes hacer es acudir a tu médico o dermatólogo para que te realice las pruebas hormonales pertinentes, ya que el acné puede ser el síntoma de un problema de ovarios poliquísticos o de la glándula suprarrenal, entre otros.

Asimismo, aparte de alteraciones hormonales, el acné puede estar causado por algún complejo vitamínico o un fármaco de poder antiandrogénico.

¿Qué es el acné?

El acné es una enfermedad duradera de los folículos pilosos y las glándulas sebáceas que taponan los poros. Esto puede provocar lesiones no inflamatorias (comedones abiertos o cerrados) e inflamatorias (pápulas y pústulas).

Durante la adolescencia suele centrarse en la zona T del rostro (frente y nariz). Sin embargo, en edad adulta en mujeres suele aparecer en la parte inferior de la cara, es decir, en el mentón, los ángulos mandibulares y el cuello.

Además, dado que la piel madura suele responder peor a la cicatrización, suele ser más resistente, por lo que puede dejar más marcas. Por ello es imprescindible tratarlo de forma rápida.

Cómo prevenir el acné

Tanto si sufres de acné en la actualidad o ya lo has sufrido, es importante que adoptes ciertos hábitos, ya que el estilo de vida influye mucho en esta patología y puede ser la causa principal.

Por un lado, los especialistas aconsejan olvidar el tabaco, la comida procesada y la bollería. En definitiva, optar por una alimentación saludable y variada, rica en vegetales y frutas. Por otro lado, está demostrado que otro factor como el estrés activa las glándulas sebáceas, por lo que nuestro cuerpo segrega más grasa.

Cuidados básicos de la piel: una limpieza profunda

Si ya sufres de acné, lo primero que debes hacer para tratarlo es mantener una limpieza del rostro extrema. Los expertos aconsejan lavar la zona con una solución limpiadora que no sea agresiva y que esté elaborada a base de peróxido de benzoilo, principio activo con propiedades para desengrasar la piel.

Asimismo, debes elegir bien los productos que utilizas a diario. Opta por bases de maquillaje oil free y evita las cremas grasas y comedogénicas, ya que pueden obstruir los poros.

Tratamientos para el acné

Cuando el acné es de cierta gravedad no bastará con mantener una buena higiene y unos hábitos correctos y será necesario acudir a un tratamiento médico, bien por vía oral o tópica. Se suelen recomendar retinoides, un derivado de la vitamina A, para disminuir la inflamación.

El tratamiento con fototerapia

Está demostrado que el láser y las fuentes de luz consiguen buenos resultados, tanto para tratar lesiones activas como cicatrices de procesos de acné anteriores. Las últimas tecnologías utilizan un LED de longitud de onda múltiple combinada con un gel fotoconversor que penetra en la piel y la repara. La mayoría de centros de medicina estética cuentan con estos tratamientos.

Otros contenidos del dosier: Acné

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test