Gestionar las crisis de asma en el colegio

El asma es una reacción anómala de los bronquios que actúan ante una irritación encogiéndose y dificultando la inspiración y la exhalación. El asma afecta al 12% de los niños en España.

Crisis de asma: manifestaciones y causas

Las crisis de asma se manifiestan con tos y dificultad para respirar. El estrechamiento de los bronquios resulta angustiante y dificulta la respiración, que pasa a ser sibilante.

Las crisis pueden ser ligeras y ocasionales o resultar muy incapacitantes. Sólo en este último caso, el niño no puede tener una escolaridad normal, no puede participar en los juegos ni hacer deporte.

Factores desencadenantes del asma:

  • Afecciones víricas (resfriados)
  • Alergia
  • Esfuerzo intenso
  • Clima frío y ventoso
  • Estado de excitación o risa irracional
  • Ciertos contaminantes o irritantes del aire, especialmente el humo del tabaco.

La alergia es una forma de sensibilidad en la que las sustancias que no afectan a las personas sanas desencadenan crisis en los asmáticos.

Los alergenos respiratorios más habituales son los ácaros contenidos en el polvo doméstico, el polen de las gramináceas (hierbas), los árboles (abedules, cipreses, fresnos…), así como los pelajes, pelos y escamas de animales.

Los alérgicos pueden presentar otros síntomas asociados o no con el asma: eccema, conjuntivitis, rinitis…

Precauciones para prevenir las crisis de asma

Los padres deben informar a los maestros de que su hijo tiene asma, las condiciones que desencadenan las crisis, los síntomas (pensar especialmente en la tos, que a menudo se considera por error que no está relacionada con el asma) y el tratamiento.

El maestro también debe recibir ayuda del personal médico del centro.

El personal debe estar informado de las precauciones generales que deben seguirse en caso de niños asmáticos:

  1. Autorizar al niño a tomarse sus medicamentos cuando sea necesario y guardarlos en el aula y no en la enfermería.
  2. No situar al niño cerca del radiador cuando esté en funcionamiento.
  3. No permitir animales en el aula si el médico del niño lo ha recomendado.
  4. Evitar los humos o emanaciones en el laboratorio de química.
  5. No dejar que el niño salga al recreo si su respiración es sibilante.
  6. Asegurarse de que el niño alérgico al polen recibe el tratamiento adecuado antes de llevarle al campo en primavera.
  7. En caso de alergia alimentaria, debe seguirse la dieta específica y el protocolo establecido para evitar cualquier reacción alérgica.

El tratamiento broncodilatador siempre debe tenerse a mano, la rapidez en la administración del tratamiento constituye un factor esencial para evitar el deterioro del estado respiratorio del niño.

Actividad física y juego en caso de asma grave

El niño que padece asma grave no siempre puede practicar una actividad física intensa. Por ejemplo, tras haber corrido de 5 a 6 minutos, el niño puede padecer un ataque de tos o una crisis de asma susceptible de durar entre unos minutos y una hora si no se toman los medicamentos. En ese caso hablamos de “asma inducido por el ejercicio” o de asma de esfuerzo. Este último empeora en días fríos y secos más que en días cálidos y húmedos. Por ello, se desaconseja una larga caminata a pie en un día de invierno, pero no un sprint.

El niño puede practicar un deporte de equipo siempre que la posición que ocupe sea la adecuada.

La natación en general es un buen deporte que toleran bien, pero el agua no debe estar ni demasiado fría ni contener demasiado cloro.

El niño puede recurrir a un broncodilatador antes de realizar un esfuerzo para evitar la crisis.

También se aconseja calentar antes de hacer deporte.

Sin embargo, no hay que excluir a un niño de las actividades deportivas, ya que podría sufrir psicológicamente y sentirse aislado.

Lo que hay que saber para ayudar al niño durante una crisis

Seguro que el niño ya habrá padecido una situación así anteriormente y, por tanto, sabrá qué hacer. He aquí lo que hay que saber para ayudarle durante una crisis de asma:

Asegurarse de que toma inmediata y correctamente el medicamento

El asma varía tanto de una persona a otra que no se puede dar una regla general a seguir. Sin embargo, cabe saber que:

  • El broncodilatador procura un alivio inmediato dilatando los bronquios. Asegurarse de que se inhala correctamente. Hay que establecer un protocolo especial en el colegio para el uso de broncodilatadores. Puede administrarse cada 10 minutos durante una hora si es necesario. En caso de que la crisis no se reduzca con las primeras inhalaciones, es necesario llamar al servicio de emergencias.
  • Es inútil tomar medicamentos preventivos durante la crisis ya que no tienen efectos inmediatos.

Permanecer tranquilo y calmar al niño

Una crisis de asma resulta impresionante. Pero no hay que ceder al pánico, sino que hay que mantener la sangre fría. Pensar con calma y eficacia en lo que se puede hacer. Hablarle al niño y calmarlo, escuchar lo que dice y necesita.

Ayudarle a respirar

Durante la crisis, la respiración se vuelve rápida y poco profunda. Decirle al niño que respire profundamente y se relaje: algunos niños han aprendido a relajarse en algunas crisis.

Saber cuándo pedir ayuda médica

Llamar al médico:

  • Si a pesar de seguir el tratamiento, no se observa ninguna mejora al cabo de 15 minutos.
  • Si el niño está angustiado y le cuesta hablar (en caso de crisis grave, hablar resulta casi imposible).
  • Si el niño se siente agotado.
  • Si sus labios se ponen azules.
  • Si su pulso es superior a 120 pulsaciones/minuto.

No dudar en llamar a una ambulancia (UCI, bomberos) si el médico no está localizable.

Otros consejos para ayudar a un niño en crisis

  • Si hace calor en la habitación, abrir las ventanas pero no demasiado, sobre todo si el aire es frío en el exterior.
  • Desabotonar el cuello de la camisa y quitarle la bufanda si el niño lleva una.
  • Ofrecerle beber agua fresca. La boca se reseca rápidamente cuando respiramos muy rápido.
  • En general, el niño se recupera bien después de una crisis, proponerle retomar su actividad.

El asma es una afección corriente en los niños, pero nunca hay que tomársela a la ligera. De hecho, cada año se producen muertes de niños debidas a crisis de asma.

Dra. F. Leprince

Otros contenidos del dosier: Asma

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test