10 preguntas para tu médico si tienes asma

¿Qué es el asma?

Es la primera pregunta que hay que hacerle al médico si piensas que puedes tener asma. Inflamación de las vías respiratorias que provoca que se estrechen los bronquios, el asma se manifiesta por silbidos y una molestia respiratoria más o menos pronunciada. Como otras enfermedades respiratorias pueden tener síntomas similares, es importante que tu médico realice un diagnostico preciso.

¿Cuáles son las causas del asma?

En la gran mayoría de los casos, el asma tiene una parte alérgica: para algunas personas con asma, el esfuerzo es un factor desencadenante. En algunos casos minoritarios, la combinación aire frío-humedad-contaminación-esfuerzo puede provocar un broncoespasmo (asma del esfuerzo sin componente alérgico, pero, la mayoría de estos pacientes con el tiempo darán positivo en algunas pruebas de alérgenos). 

¿Qué más debo cambiar en mi día a día para reducir el riesgo de tener asma?

Si has realizado pruebas alergológicas y conoces las sustancias a las que eres alérgico/a, deberás evitar exponerte a los agentes alérgenos que favorecen la aparición de una crisis: ácaros, pelo de animal, moho, polen, algunos alimentos. Pero también a algunos factores que puedan desencadenar o agravar una crisis: tabaco, contaminantes varios... Para esto hay que realizar algunos cambios en tu vida cotidiana, especialmente en tu cuarto, para reducir el riesgo de crisis.

¿Es hereditario?

Es una pregunta que hay que hacerle si deseas tener niños. Aunque no se haya demostrado un vínculo genético, parece que en muchas ocasiones nos encontramos con otros casos en la misma familia. Además, las personas alérgicas y ansiosas suelen, por ejemplo, tener más predisposición que otras a esta afección.

¿Voy a tener asma durante toda mi vida?

Esta pregunta es muy pertinente, porque implica la organización de un modo de vida que tenga en cuenta tu fragilidad respiratoria. Aunque a veces el asma pueda aparecer en la edad adulta del día a la mañana, también puede desaparecer completamente cuando ya no se está expuesto al agente alérgeno que provoca las crisis. Pero la evolución del asma es muy difícil de predecir. Puede tanto desaparecer como agravarse con la edad.

¿Cuáles son las pruebas que puedo realizar para controlar mi asma?

Tu médico te propondrá que consultes con un alergólogo para realizar diferentes pruebas para determinar de manera precisa el o los agentes alérgenos que puedan causar inflamación. Una vez que conozcas los resultados, tu alergólogo podrá, en función de los alérgenos en cada caso, elaborar un programa de desensibilización alérgico. Lamentablemente, la desensibilización no siempre es posible en todos los alérgenos. En estos casos, el único recurso es evitar exponerse al alérgeno en cuestión.

¿Qué inhaladores necesito?

Para gestionar tu asma correctamente, deberás llevar siempre contigo un spray inhalador broncodilatador de acción inmediata en caso de crisis. Según los diferentes casos, tu médico podrá prescribirte, además, un tratamiento de fondo a base de corticoides para inhalar a diario. Es importante que te explique de manera precisa qué se puede hacer en caso de crisis, cómo utilizar estos productos y cómo tomar tu tratamiento de forma correcta.

¿Existen otras terapias útiles que me permitan gestionar mejor el asma?

El estrés y los choques emocionales favorecen la aparición de las crisis. Por lo que puede ser buena idea aprender algunas técnicas de relajación (yoga, sofrología...) que te ayudarán a gestionar mejor tu estrés especialmente a través de la práctica respiratoria. Esto podrá disminuir la frecuencia y la duración de tus crisis.

¿Es posible hacer deporte cuando se tiene asma?

Al contrario de lo que se suele creer, a los asmáticos se les recomienda que hagan ejercicio físico. Pregúntale a tu médico cuáles son los deportes que puedes practicar y los que deberías evitar. Pregúntale también sobre las modalidades de la práctica del deporte elegido (calentamiento, duración...).

¿Debo tener cuidado con lo que como?

Algunos alimentos (como los huevos, el marisco, los cacahuetes...) pueden favorecer las crisis. Si encuentras un alimento que te moleste después de su ingesta, habla con tu médico que podrá simplemente proponerte evitar estos alimentos y realizarte pruebas de alergia.

N. Ferron

Fuentes:

Entrevista con el Dr. François Baumann, médico de familia en París (junio de 2016)

Otros contenidos del dosier: Asma

Comentarios

Artículos destacados

Cómo sobrellevar el dolor crónico
Cómo sobrellevar el dolor crónico

El 20% de la población mundial padece algún grado de dolor crónico. Aunque la eliminación de las molestias y sus causas...

10 antirronquidos naturales
Tipos y causas de la obesidad
Lesiones de rodilla más comunes
¿Qué son las moscas volantes oculares?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test