Cáncer de mama: ¿el final de la radioterapia postoperatoria?

En el caso de cáncer de mama, la cirugía permite extirpar el tumor. Tras la operación, en la que se ha conservado el seno, se lleva a cabo casi de manera sistemática un tratamiento local mediante radioterapia. Esta práctica pretende destruir las células tumorales residuales y evitar así una recaída tras la extirpación del tumor (1). La radioterapia externa, de una duración de varias semanas, podría ser reemplazada en poco tiempo por una nueva técnica que, en el mejor de los casos, se aplicaría en el momento de la intervención y en una única vez.

La radioterapia externa reduce el riesgo de recidiva

La radioterapia externa, administrada tras la operación, actúa sobre el conjunto del seno, exponiendo todos los tejidos a los rayos. Las curas se intercalan durante un periodo de 6 semanas con el objetivo de reducir los efectos secundarios. Durante la primera y la segunda semana se aplica una dosis mayor (boost) con una irradiación complementaria local en el punto inicial en el que se encontraba el tumor. El número de sesiones oscila así entre 20 y 35.

La radioterapia tiene consecuencias directas en la calidad de vida de los pacientes y en los costes de los tratamientos, algunos pacientes deben desplazarse varias decenas de kilómetros para cada cura. La radioterapia del cáncer de mama no es dolorosa ni conlleva la pérdida del cabello. Sin embargo, puede comportar efectos secundarios principalmente estéticos (enrojecimiento o endurecimiento de la piel), aunque también puede causar edema en la mama, linfoedema, edema e inflamación del esófago y fatiga. Todos ellos pueden manifestarse durante o tras el tratamiento.

Una alternativa menos severa e igualmente eficaz empieza a llegar a los centros hospitalarios.

Una treintena de sesiones de radioterapia menos

En lugar de irradiar el conjunto de la mama durante varias semanas tras la intervención, la radioterapia intraoperativa (intraoperative radiation therapy, IORT) propone una irradiación en la cavidad ocupada anteriormente por el tumor al mismo tiempo que se realiza la operación. Esta técnica, más precisa y más inmediata, ya se está utilizando gracias a Intrabeam ® (3), que permite una actuación práctica y fácil.

La radioterapia se aplica mediante una espera fijada al extremo de un brazo articulado que, apoyada en la mama abierta tras la extirpación del tumor, irradia la zona afectada con altas dosis limitando lo antes posible la propagación cancerosa. Dicha irradiación se efectúa en quirófano (sin necesidad de transportar al paciente hasta la unidad de radioterapia) y desde el interior del seno para mejorar la precisión (y limitar los daños dermatológicos). Sus rayos X de baja energía administrados directamente durante la operación garantizan una exposición mínima de los tejidos sanos circundantes en comparación con la radioterapia clásica. Hoy en día, Intrabeam ® está reservado a las mujeres de más de 60 años con tumores de menos de 20 mm y sin complicaciones. La intervención entera dura entre media hora y una hora más que la operación clásica.

Resultado: esta técnica permite reducir la radioterapia habitual a tan sólo unos 6 o 7 días. Y, en el mejor de los casos, algunas pacientes podrán ser tratadas en una única sesión (4), ahorrándose los desplazamientos al hospital.

Este dispositivo, comercializado desde hace ya más de 10 años por la alemana Carl Zeiss Meditec y de un coste aproximado de 500.000€, puede encontrarse en algunos hospitales españoles desde 2009. En función de los resultados de los estudios en curso, esta técnica, reservada hoy a las mujeres de más de 60 años con bajo riesgo de recaída, podría ver sus indicaciones ampliadas en un futuro próximo.

D. Bême

Agradecimientos: al Profesor Jean-Bernard Dubois, radioterapeuta y director del Centro Regional francés de Lucha Contra el Cáncer (CRLC) Val d’Aurelle-Paul Lamarque y al Doctor Mohamed Bouchekoua, radioterapeuta del CHRU de Brest (Francia).

1 –  Guía ALD HAS-InCA - Tumor maligno, afección maligna del tejido linfático o hematopoyético- Cáncer de mama, enero 2010
2 –  Informe "Situación de la radioterapia en 2010" - marzo 2011
3 – Información al respecto del dispositivo IntraBeam publicada en la página web del constructor
4 – Vaidya, J., Joseph D, Tobias,D., Bulsara, J., Wenz, M. Targeted intraoperative radiotherapy versus whole breast radiotherapy for breast cancer (TARGIT-A trial): an international, prospective, randomised, non-inferiority phase 3 trial. The Lancet July 2010: Vol. 376, 91-102. Estudio asociado a 29 centros de 10 países diferentes. El porcentaje de recidiva local, tras un seguimiento de 4 años, es equivalente entre la radioterapia intraoperativa y la postoperatoria.

Otros contenidos del dosier: Cáncer de mama

Comentarios

Artículos destacados

Trastorno bipolar: qué es
Trastorno bipolar: qué es

El trastorno bipolar, o lo que se conocía hace unos años como síndrome maníaco-depresivo o enfermedad maníaco-depresiva, ...

Vista cansada: a ti también te afectará
¿Hacer ejercicio durante la menstruación?
¿Cómo actuar ante una tormenta eléctrica?
Náuseas y vómitos en el enfermo de cáncer
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test