Nuevas esperanzas para el cáncer de próstata con metástasis ósea

El 90% de los enfermos de cáncer de próstata en estado avanzado desarrollan metástasis óseas, aunque, curiosamente, el resto del cuerpo no suele verse afectado. El pronóstico médico de estas personas es muy poco halagüeño y, además, suelen sufrir muchos dolores. Durante largo tiempo las opciones para estos pacientes han sido muy limitadas, pero un estudio llevado a cabo con radio ofrece nuevas esperanzas.

Nuevo fármaco contra la metástasis

El oncólogo Chris Parker, del Hospital Royal Masden de Londres, presentó los resultados de su estudio en el Congreso Europeo Multidisciplinario de Cáncer de Estocolmo, celebrado en septiembre de este año. El especialista utilizó el fármaco Alpharadin™, a base de radio-223, en 992 pacientes enfermos de cáncer de próstata resistente al tratamiento hormonal y con metástasis ósea. Los voluntarios fueron divididos en dos grupos: uno recibió radio-223 cada cuatro semanas y el otro, un placebo.

El estudio se interrumpió prematuramente cuando un análisis de los resultados, realizado por un comité independiente en junio de 2011, reveló que la esperanza de vida de los pacientes bajo Alpharadin™ se alargaba: ¡su índice de mortalidad se había reducido en un 30 por ciento! La supervivencia media de estos pacientes era de 14 meses contra 11,2 meses en el caso del segundo grupo. Por tanto, “no hubiera sido ético no ofrecerles el tratamiento a los pacientes del segundo grupo”, declaró Parker.

Un acción local con pocos efectos secundarios

Los medicamentos emisores del partículas alpha actúan liberando dosis mínimas y muy localizadas de radiación nociva para el tumor secundario (metástasis) del hueso. El radio es similar al calcio: se adhiere al hueso, sobre todo al hueso nuevo. De manera que ésta es la mejor forma de liberar las radiaciones dirigidas a las metástasis óseas.

Los medicamentos emisores del partículas alpha actúan liberando dosis mínimas y muy localizadas de radiación nociva para el tumor secundario (metástasis) del hueso. El radio es similar al calcio: se adhiere al hueso, sobre todo al hueso nuevo. De manera que ésta es la mejor forma de liberar las radiaciones dirigidas a las metástasis óseas.

“Una sola partícula alpha basta para matar una célula”, explica Parker, “así, los daños colaterales se minimizan, porque las partículas tienen muy poco alcance, a apenas unas millonésimas de metros. El daño sólo tiene lugar ahí donde es necesario: donde hay metástasis”. Un efecto visible de esta precisión en el modo de acción es que los efectos secundarios son leves: náuseas, diarreas ocasionales y un efecto mínimo sobre la médula ósea.

La quimioterapia, en cambio, afecta a todos los tejidos del organismo –también los sanos– y es poco efectiva contra las metástasis.

Durante el estudio, los pacientes que recibieron un placebo sufrieron efectos secundarios más graves.

¿Vamos hacia un nuevo tratamiento estándar?

Los investigadores esperan que este nuevo medicamento pueda muy pronto mejorar las perspectivas de los pacientes con cáncer de próstata avanzado. “Espero que las autoridades aprueben próximamente el radio-223 como tratamiento para las metástasis óseas del cáncer de próstata”, declara, esperanzado, Parker.

Pero aunque prometedores, los resultados de esta investigación todavía deben ser publicados en una revista de referencia antes de dar paso a un cambio en las prácticas médicas.

Las perspectivas son muchas para este nuevo fármaco. Por un lado, su modo de acción podría servir en el tratamiento de las metástasis óseas provocadas por otros tipos de cáncer, en especial el de mama, tiroides, pulmón y riñón. Por otro, su lugar en el tratamiento del cáncer de próstata avanzado podría evolucionar, tal y como lo expresa Parker: “Estoy convencido de que habrá otros ensayos para explorar la combinación del radio-223 con otros medicamentos actualmente empleados en el cáncer de próstata, así como estudios sobre el uso del medicamento en las etapas tempranas de la enfermedad”.

¿Será el radio-223 utilizado de manera secuencial y combinada? ¿Cómo incluirlo entre los nuevos tratamientos que retardan la aparición de las metástasis? Aunque suscita muchos interrogantes, este descubrimiento da cuenta de las perspectivas interesantes que pueden abrirse para los pacientes, que aún disponen de pocas alternativas terapéuticas.

Un medicamento destinado a los huesos que retarda la metástasis

Un estudio liderado por el profesor Stéphane Oudard, jefe del departamento de Oncología del Hospital Georges Pompidou de París, ha explorado el efecto de un medicamento capaz de inhibir una proteína implicada en el remodelado óseo de los pacientes enfermos de cáncer de próstata resistente a las hormonas.

El medicamento actúa bloqueando la proteína RANKL, que tiene un papel clave en la acción de los osteoclastos, células multinucleadas que degradan y reabsorben el hueso. El remodelado óseo se apoya en la acción de los osteoplastos y de los osteoblastos, que a diferencia de los primeros están involucrados en la construcción y el desarrollo de los huesos. La hipótesis es que, al inhibir los osteoclastos, el hueso permanecería fuerte y podría seguir resistiendo el desarrollo de las metástasis.

Esta hipótesis ha sido verificada en el marco de un estudio efectuado a 1432 pacientes con cáncer de próstata hormonoresistente y con riesgo de metástasis. Una parte del grupo recibió denosumab (Xgeva ®, anticuerpo monoclonal dirigido contra la proteína RANKL) y la otra, un placebo. A todos se les recomendó el consumo de calcio y de vitamina D. Resultado: el denosumab prolongó la supervivencia sin metástasis en más de cuatro meses (29,5 meses en lugar de 25,2 en el caso del segundo grupo). Un periodo durante el cual la calidad de vida del paciente se preserva. Es el primer estudio que muestra que actuando sobre el microambiente del hueso se puede retrasar la aparición de las metástasis óseas en estos pacientes. “Pensamos que en el futuro podremos obtener resultados aún mejores, combinando el denosumab con otros tratamientos”, concluyó Oudard.

*El denosumab se comercializa igualmente con el nombre Prolia® y también está indicado en el tratamiento de la osteoporosis.

D. Bême

Fuente:

Denosumab and bone metastasis-free survival in men with castrate-resistant prostate cancer - subgroup analyses from an international, double-blind, randomized, phase 3 Trial - S.Oudard et al - Abstract 7003 - European Multidisciplinary Cancer Congress 2011.

Otros contenidos del dosier: Últimas armas contra el cáncer

Comentarios

Artículos destacados

Trastorno bipolar: qué es
Trastorno bipolar: qué es

El trastorno bipolar, o lo que se conocía hace unos años como síndrome maníaco-depresivo o enfermedad maníaco-depresiva, ...

Vista cansada: a ti también te afectará
¿Hacer ejercicio durante la menstruación?
¿Cómo actuar ante una tormenta eléctrica?
Náuseas y vómitos en el enfermo de cáncer
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test