Las hemorroides: formación y tratamiento

Doctissimo: ¿A qué llamamos “hemorroides”?

Prof. Roland Copé: Las hemorroides son elementos vasculares normales, que existen desde que nacemos. A menudo, cuando el paciente entra en la consulta me dice: “Tengo hemorroides”, a lo que le respondo: “Yo también; todo el mundo tiene hemorroides. Nacemos con ellas”.
Y por eso no hablamos de “hemorroides”, sino de “enfermedad hemorroidal”, es decir, hemorroides patológicas porque sangran, porque son dolorosas, etc. Es una transformación de un estado normal a otro anormal, simple y llanamente.

 

¡Todo el mundo tiene hemorroides! Sin embargo, estos vasos sanguíneos pueden inflamarse, o incluso taponarse, y pueden exigir una operación quirúrgica.

Doctissimo: ¿Cuáles son las distintas etapas de la enfermedad hemorroidal?

Prof. Roland Copé: Las hemorroides pasan por distintas etapas:

  • En un estado inicial, la anoscopia no permite ver nada en particular, y la mucosa es casi normal. Se puede saber que las hemorroides están algo congestivas, pero el paciente no las siente, ni las ve.
  • En un estado algo más desarrollado, se dilatan. Para poner en evidencia esta dilatación, el médico pide al paciente que realice una prueba proctológica, que consiste en “empujar” un poco para observar la dilatación de las hemorroides. No es grave, pero exige un pequeño tratamiento médico local para desaparecer por completo. El tratamiento local se basa en una buena higiene alimenticia (evitar factores favorecedores), además de en el uso de medicamentos orales o locales (cremas o supositorios con efecto cicatrizante). Además, también es importante tratar el estreñimiento o la diarrea. En una etapa más avanzada, en especial en caso de hemorragias de orina hemorroidal, el médico puede llevar a cabo una fotocoagulación (con un microláser) o, en casos menos habituales, una ligadura elástica.
  • En una etapa más desarrollada se produce el prolapso de la hemorroide: las hemorroides comienzan a exteriorizarse. Aunque pueden encogerse de nuevo con cierta facilidad, lo cual casi nunca ocurre, siempre se procede a una operación quirúrgica.

Doctissimo: ¿La cirugía de las hemorroides siempre es eficaz?

Prof. Roland Copé: La operación, cuando se efectúa de forma correcta, consiste en amputar todos los paquetes hemorroidales. La cirugía consiste en una ligadura de los pedúnculos vasculares para empujar la sangre arterial y hacer que llegue a esas formaciones vasculares.
Una vez la ligadura está efectuada, el especialista cortará las hemorroides. Los resultados son, casi siempre, excelentes y duraderos. Se trata de una intervención delicada que debe practicar un especialista (cirujano o proctólogo).  

Doctissimo: ¿Qué es una trombosis hemorroidal?

Prof. Roland Copé: Es simplemente sangre coagulada en una pequeña vena hemorroidal externa. Se trata de un incidente que puede resultar muy doloroso cuando está acompañado de un fenómeno inflamatorio importante. Es un motivo frecuente de consulta.

Doctissimo: ¿A qué llamamos “mariscos?

Prof. Roland Copé: Los mariscos son pequeñas bolsas cutáneas situadas alrededor del ano que, en general, son consecuencia de trombosis hemorroidales externas (recientes o no): la sangre coagulada en la trombosis se redujo de forma autónoma hasta desaparecer, pero el envoltorio cutáneo de la trombosis, denominado marisco, ha permanecido.
A menudo el paciente teme que pueda ser anormal, pero no hay de qué preocuparse. En la mayoría de casos, estas formaciones cutáneas son nocivas. Solo es necesario deshacerse de los mariscos si se amputan las hemorroides internas, pero sino lo mejor es ni tocarlos. 

Doctissimo: El tratamiento de la trombosis hemorroidal, ¿es médico o quirúrgico?

Prof. Roland Copé: En la mayoría de casos, con un tratamiento anti-inflamatorio local es más que suficiente, basado en cremitas anti-inflamatorias y anestésicas. Igualmente, aconsejo meter unos cubitos de hielo, por ejemplo en un preservativo, directamente sobre la hinchazón: cualquier contacto frío, incluso helado, alivia mucho.
Si esto resulta insuficiente, el especialista puede practicar una pequeña incisión quirúrgica, denominada tromboctomía, que permite, bajo anestesia local, vaciar el coágulo sanguíneo. Esta intervención se aconseja cuando la trombosis está aislada y no hay inflamación.

Doctissimo: ¿Los venotónicos también son útiles en caso de trombosis?

Prof. Roland Copé: Los venotónicos pueden tener un efecto coadyuvante, pero a condición de que este tratamiento dure como máximo tres o cuatro días, multiplicando las dosis habituales por dos o tres. No debemos esperar resultados espectaculares ya que, de lo contrario, no quedaremos satisfechos. Los anti-inflamatorios por vía oral suelen ser los más eficaces.

J.P. Rivière y L. Pasquiet

Otros contenidos del dosier: Hemorroides

Comentarios

Artículos destacados

Cómo sobrellevar el dolor crónico
Cómo sobrellevar el dolor crónico

El 20% de la población mundial padece algún grado de dolor crónico. Aunque la eliminación de las molestias y sus causas...

10 antirronquidos naturales
Tipos y causas de la obesidad
Lesiones de rodilla más comunes
¿Qué son las moscas volantes oculares?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test