Me salen moretones espontáneos, ¿es grave?

Frente a los hematomas repentinos, lo primero que debe verificarse es si no hay una disminución del índice de plaquetas en sangre. La otra causa posible es la insuficiencia venosa.

Moretón sin golpe: distintos tipos

“Un moretón espontáneo es una equimosis que aparece sin haberse golpeado o después de un traumatismo mínimo que no habría debido provocar un moretón”, explica el Prof. Stéphane Leprêtre. No debe confundirse con un hematoma, que es un síndrome hemorrágico más importante: “Un hematoma es una bolsa que contiene sangre; puede localizarse, por ejemplo, a nivel de ciertas articulaciones”, indica el hematólogo.

Si tienes pequeñas manchas rojizas en la piel, es púrpura, una infiltración de sangre bajo la piel, causada por una disfunción de los glóbulos rojos o de los capilares sanguíneos. “Si esas manchas rojas se ubican más bien a la altura de las piernas, pueden estar relacionadas con una disminución de plaquetas en sangre”, precisa el Prof. Leprêtre.

Moretón sin golpe: disminución del nivel de plaquetas

“Ante un cardenal espontáneo, el médico te prescribirá un análisis de sangre para ver tu nivel de plaquetas”, informa el Prof. Leprêtre, pues “la primera causa de moretones espontáneos, es en efecto un descenso del índice de plaquetas”. Esta trombocitopenia puede tener numerosas causas. Puede ser periférica, es decir, que las plaquetas se destruyen en el exterior de la médula ósea. “La trombocitopenia periférica puede estar asociada a una enfermedad autoinmune o ser medicamentosa (aspirina, antiinflamatorios no esteroides, antibióticos, entre otros)”.  La disminución del nivel de plaquetas también puede tener un origen central. En ese caso, la producción de plaquetas en la médula ósea disminuye. “Todas las enfermedades hematológicas (leucemias, enfermedad de Hodgkin, anemias) pueden provocar una trombocitopenia central”, percisa el Prof. Leprêtre.

“Si el índice de plaquetas es normal, podría tratarse de problemas de hemostasia”, agrega. Estos pueden ser primarios (ligados a las plaquetas) o secundarios. A través siempre de un análisis de sangre, se observarán los marcadores de la hemostasia secundaria: índice de protrombina e índice de tiempo de tromboplastina activada. “Si las plaquetas son normales pero uno de los otros dos índices es anormal, puede tratarse de una enfermedad de Willebrand, de una hemofilia o de un déficit constitucional en factores de hemostasia”, indica el Prof. Leprêtre. “Estos problemas provocan sobre todo hematomas”, subraya.

“Si estos dos índices son normales pero las plaquetas anormales, se trata de una trombopatía, problema funcional de las plaquetas, no cuantitativo sino cualitativo”. Este problema puede estar ligado a la toma de aspirinas, de antiinflamatorios no esteroides, de antibióticos. ¿Cómo puede tratarse? Si hay trombocitopenia o trombopatía, es necesario hacer una consulta en hematología o en medicina interna”, informa el Prof. Leprêtre.

Moretón espontáneo: insuficiencia venosa

“Cuando el médico ha descartado un problema de plaquetas, debe considerarse un problema venoso, otra causa posible de moretones espontáneos”, indica el Dr. Philippe Blanchemaison. “A muchas mujeres les aparecen cardenales espontáneos sin que se golpeen. La causa es un mal retorno venoso”, informa. La pared de las venas se vuelve entonces demasiado frágil para soportar el peso de la sangre cuando la mujer está de pie o sentada, las venas se dilatan, la presión de las venas grandes repercute en los pequeños vasos, lo cual explica que las venillas sean más sensibles ante el menor golpe”, explica el flebólogo. Los moretones espontáneos son en este caso un reflejo de fragilidad de la microcirculación. Van a menudo acompañados de la sensación de piernas pesadas e hinchadas. “Si las venas son frágiles, pueden aparecer moretones en otros lugares además de las piernas, por ejemplo en las manos,” precisa.

Esta insuficiencia venosa puede tratarse mediante el uso de medias de contención o compresión y la toma de venotónicos. En paralelo, se recomiendan las siguientes reglas higiénico-dietéticas: evitar permanecer sentada o de pie durante mucho tiempo, evitar las fuentes de calor (baño caliente, sauna, exposición solar), practicar actividad física, adelgazar en caso de sobrepeso, hidratarse bien y dormir con los pies elevados.

A.-S. Glover-Bondeau

Fuentes:

- Entrevista con el Prof. Leprêtre
- Entrevista con el Dr. Blanchemaison

Otros contenidos del dosier: Insuficiencia venosa

Comentarios

Artículos destacados

Cómo se trata el pitido en los oídos
Cómo se trata el pitido en los oídos

Los acúfenos o tinnitus consisten en la percepción de ruidos o zumbidos más o menos intensos que, por lo general, aparecen ...

Los tipos de endometriosis
Los síntomas de la endometriosis
¿Por qué el sol nos hace estornudar?
Las causas de la halitosis matutina
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test