Verbena

Nombre científico: Verbena officinalis

Nombres comunes: Verbena verbena salvaje, hierba sagrada, hierba de hechiceros, hierba de sangre

Nombre en inglés:Verbena, vervain 

Clasificación botánica: Familia Verbenaceae

Preparados: Cápsulas, infusiones, aceites esenciales

Propiedades medicinales de la verbena

Uso interno

Acción sobre el sistema digestivo: problemas digestivos, dolor de estómago, diarrea. Acción antiinflamatoria: reumatismo, dolores. Acción sobre el sistema nervioso: ansiedad, mareos. 

Uso tópico

Contra las enfermedades de la piel: piel atópica, dermatitis del pañal o solares, grietas, picaduras de insectos, contusiones y esguinces.

Indicaciones terapéuticas habituales

Problemas digestivos (indigestión, estimulación del estómago), mareos, dolores de cabeza, dolor de las articulaciones y reumatismo, contusiones y traumatismos. 

Otras indicaciones terapéuticas demostradas 

La verbena tiene propiedades antiinflamatorias. Gracias a la presencia de prostaglandinas que regulan la vasodilatación de los vasos y la agregación de plaquetas puede tener una acción parecida a la de la aspirina. Antitusivo y antiespasmódico, se le atribuye un efecto relajante en los estados de fatiga nerviosa y los calambres. También se recomienda para curar o tratar úlceras en la boca. Actúa sobre el sistema hormonal, especialmente sobre los periodos irregulares, y tiene un efecto estimulante sobre el útero. La verbena promueve el apetito a través de su acción sobre los jugos digestivos. 

Historia del uso de la verbena en fitoterapia 

La verbena officinalis es originaria de las praderas europeas y está igualmente extendida en Asia y África. Considerada una planta medicinal desde la antigüedad, era utilizada por los celtas y por los romanos como hierba mágica: filtro de amor, portadora de buena suerte y contra el mal de ojo. De estos usos le viene el nombre de hierba de hechiceros. También se utilizaba para vomitar o deshacer hechizos. La verbena fue una hierba muy popular durante muchos siglos, hasta la aparición de las drogas sintéticas. 

Descripción botánica de la verbena officinalis 

La verbena pertenece a la familia Verbenaceae. Es una planta herbácea anual, de entre 30 cm y 70 cm de altura, con tallos vellosos, erectos y ramificados. Las hojas alargadas presentan lóbulos dentados. La floración se extiende de junio a octubre, Las flores son de varios colores, pero sobre todo de un violeta pálido. El fruto de la verbena presenta cuatro alquenos que se separan cuando está maduro. La parte aérea florecida, que se recoge en julio, se seca y se utiliza en la medicina herbal en forma de tintura madre o infusión. 

Composición de la verbena

Partes usadas 

Las flores al comienzo de la floración. 

Los ingredientes activos 

El ingrediente activo principal es el verbenalineiridoide al cual la planta debe sus propiedades neurálgicas. También contiene taninos, mucílagos, saponinas y quinonas que luchan contra la fiebre y los síntomas inflamatorios, y una flavona.

Uso y posología de la verbena

Dosificación

La verbena officinalis se utiliza en diferentes formas.

  • La preparación más sencilla consiste en verter agua hirviendo sobre 1,5 g de verbena cortada y filtrar después de cinco a 10 minutos. La tisana de verbena también se puede usar como enjuague bucal en caso de úlceras en la boca.
  • El aceite esencial de verbena officinalis se obtiene por un proceso de destilación por vapor. De cuatro a cinco kilos de hojas y tallos producen 10 ml de aceite esencial. Para uso interno, la dosis es de 2 a 6 gotas, dos veces al día, en 250 ml de agua caliente. Para uso externo, se utiliza pura en unciones (2 gotas a lo largo de la columna vertebral, el plexo solar o el interior de la muñeca) o diluida en un aceite vegetal. 
  • Cápsulas de 100 % de verbena en dosis de 1380 mg, de 3 a 6 cápsulas por día. 
  • En forma de tintura madre, de 30 a 50 gotas por toma, para aliviar trastornos nerviosos.

Precauciones de empleo de la verbena

No se conocen efectos tóxicos graves. Sin embargo, se recomienda consultar al médico antes de tomarla ya que existen varias contraindicaciones.

Contraindicaciones

Se debe utilizar con precaución en personas con insuficiencia hepática, que sigan tratamientos anticoagulantes, con problemas de presión arterial (tanto si es baja como si se toma medicación contra la hipertensión), con anemia, trastornos gastrointestinales o trastornos neurológicos. Las mujeres embarazadas o lactantes no deben tomar esta planta.

Efectos indeseables 

La verbena puede producir reacciones alérgicas. Interactúa con las enzimas hepáticas que alteran el metabolismo de los fármacos. En cuanto a la esfera gastrointestinal, los iridoides presentes en la planta pueden causar la contracción de los músculos del intestino. Dermatitis y alergias anafilácticas pueden ocurrir en contacto con la planta.

Interacciones con plantas medicinales o complementos

No existen interacciones conocidas.

Interacciones con fármacos

Se han observado interacciones de la verbena con ciertos medicamentos: la presencia de vitamina K en la verbena reduce la eficacia de los coagulantes. La verbena impide la acción del estrógeno en el contexto de la terapia hormonal e inhibe la absorción de hierro. Las propiedades antiinflamatorias de la verbena amplifican el efecto de los fármacos con las mismas propiedades.

Opinión médica

Virtudes reconocidas 

Si el uso de plantas es muy antiguo, la investigación científica de sus propiedades y virtudes terapéuticas data del siglo XIX. A este respecto no se debe confundir la verbena officinalis con la verbena fragante o hierba luisa (Aloysiatriphilla), un pequeño arbusto con virtudes diferentes, consumida en forma de tisana y menos ricas en principios activos. La verbena es conocida por su eficacia en el tratamiento del reumatismo y de traumatismos, y se recomienda para aliviar los calambres y los trastornos digestivos, así como los trastornos del sueño y el estrés.

Advertencias

Las virtudes medicinales y sus beneficios reconocidos no están corroboradas por estudios científicos importantes. En ausencia de grave riesgo es recomendable consumir preparados comercializados por laboratorios de confianza y respetar las dosificaciones sugeridas. En cualquier caso, se recomienda seguir el consejo del médico.

Investigación científica sobre la verbena

Aunque no hay estudios clínicos que hayan demostrado la eficacia terapéutica de la verbena, algunos estudios in vitro o en animales han demostrado las propiedades de esta planta. Las sustancias activas presentes en la planta florecida tienen propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antioxidantes.

Otros contenidos del dosier: Guía de plantas medicinales

Comentarios

Artículos destacados

Las causas de la halitosis matutina
Las causas de la halitosis matutina

No falla, cada mañana te levantas con mal aliento. ¿Por qué nos despertamos con mal aliento? ¿De dónde proviene esa...

El por qué de la fiebre
Comida basura después de salir de copas
Síntomas y remedios para el "jet lag"
Sangrados en la menopausia: qué los causa
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test