Las 10 señales que demuestran que tienes un problema con el alcohol

1. Tengo la sensación de que no puedo parar

Una copa, dos, tres... Cuando bebes una copa, inmediatamente necesitas otra, sin poderlo ni pesar. «Esto es lo que resumimos con la frase «una copa lleva a otra copa»» explica el Prof. Pr Philip Gorwood. «Si te hacen falta 3, 4 o 5 copas para empezarte a sentir bien, esto ya puede ser un signo de dependencia del alcohol, del mismo modo que si vacías muy rápido las primeras copas», informa. De hecho, se trata de un «consumo por necesidad» y no de un «consumo por placer».

2. No me puedo plantear una salida festiva sin alcohol

Si consideras que la ausencia de bebidas alcohólicas en un encuentro festivo es una verdadera catástrofe y que eres capaz de rechazar una invitación si sabes que no habrá alcohol, ¡cuidado! «Esto debería hacer que te plantearas tu relación con el alcohol», informa el Prof. Philip Gorwood.

3. Supero el consumo recomendado por la OMS

Si bebes más de 3 unidades de alcohol (3 vasos de alcohol, es decir, 30 g de alcohol puro) al día en el caso de los hombres o más de 2 unidades de alcohol (2 vasos de alcohol, es decir, 20 g de alcohol puro) al día en el caso de las mujeres, tu relación con el alcohol puede que sea problemática. «La noción de dosis no constituye un criterio para afirmar un mal uso del alcohol -se puede ser dependiente del alcohol sin beber grandes cantidades- pero un consumo que sobrepase estas cantidades constituye un indicador, sobre todo si para ti resulta imposible pasar de este consumo como mínimo un día a la semana», precisa el Prof. Gorwood.

4. Me pongo en peligro o pongo en peligro a los demás cuando estoy bajo los efectos del alcohol

Agresividad, problemas de comportamiento, conducir bajo los efectos del alcohol, problemas somáticos (como problemas hepáticos)... Si sabes que tu consumo de alcohol te produce efectos de este tipo y sigues igual, «será que el consumo de alcohol es más importante que sus consecuencias, por lo que estaremos ante una adicción», continúa el Prof. Philip Gorwood. «Una persona que no tiene problemas con el alcohol conserva esta capacidad de reflexión, por lo que recapacita y adapta su consumo».

5. Dedico mucho tiempo al consumo de alcohol

El tiempo que pasamos bebiendo, comprando alcohol y reponiéndonos de sus efectos constituye un criterio para determinar la dependencia del alcohol. E incluso resulta más revelador si abandonas otras fuentes de placer e interés para dedicar el tiempo al consumo de alcohol.

6. Tengo unas ganas irresistibles de beber

¿Tienes impulsos de consumo de alcohol y no puedes resistirte? «El craving o deseo incontenible constituye otro criterio importante», indica el Prof. Philip Gorwood. «Los deseos potentes e incontrolables de bebidas alcohólicas son buenos signos de dependencia del alcohol».

7. Cada vez bebo la primera copa más pronto

¿Empezaste por beber la primera copa al volver del trabajo y luego esta copa pasó de la noche al medio día y del medio día a la mañana? ¡Es un signo de alerta importante! «La hora de la primera copa constituye un criterio importante de dependencia del alcohol, especialmente en personas de 30 a 60 años», indica el Prof. Gorwood. «La probabilidad de una dependencia del alcohol es extremadamente elevada cuando la primera copa se consume antes del medio día», precisa.

8. Las personas de mi entorno ya me han hecho algún comentario sobre mi consumo de alcohol

«Tengo la impresión de que te pones en peligro», «No puedes estar ni un día sin beber», «Cuando bebes, bebes demasiado»... Cuantas más críticas recibas de tus personas más próximas, más signos tienes de que tu relación con el alcohol es problemática. «Es la convergencia de diversos factores, incluidas las observaciones del entorno, lo que permite el diagnóstico de un problema de uso del alcohol», informa el Prof. Gorwood.

9. He querido dejar de beber durante algunos días y no he podido

«No conseguir pasar un día sin beber es uno de los principales criterios de un problema de uso del alcohol», explica el Prof. Gorwood, que recuerda la definición del Dr. Fouquet, un célebre oncólogo francés: «Es alcohólica la persona que pierde la libertad de abstenerse del alcohol».

Esto también sirve si únicamente bebes durante los fines de semana. Si no puedes pasar un solo fin de semana sin alcohol, tienes un problema. El consejo del Prof. Gorwood: si te planteas cuestiones sobre un posible problema con el alcohol, intenta pasar una semana sin beber. Si no lo consigues, ¡será una demostración de que debes tenerlo en consideración!

10. Tolero el alcohol mejor que antes

Si ahora mismo puedes beberte una botella de vino sin mostrar un solo signo de embriaguez, lejos de ser un motivo de júbilo, más bien deberías preocuparte. Esto significa que tu organismo se ha acostumbrado ya que ha estado sometido a dosis repetidas, quizás fuertes, y que a partir de ahora necesitará una cantidad más grande de alcohol para notar los efectos. «El aumento de la tolerancia al alcohol es la primera manifestación de la dependencia del alcohol», concluye el Prof. Gorwood.

Si te sientes reflejado en varios de estos signos, no dudes en comentarlo con el médico.

A. Glover-Bondeau

Fuentes:

1. Entrevista del Prof. Gorwood, 24 de agosto de 2016

2. Guía práctica para evaluar el consumo de alcohol, Inpes

Otros contenidos del dosier: Alcoholismo

Comentarios

Artículos destacados

Las causas de la halitosis matutina
Las causas de la halitosis matutina

No falla, cada mañana te levantas con mal aliento. ¿Por qué nos despertamos con mal aliento? ¿De dónde proviene esa...

El por qué de la fiebre
Comida basura después de salir de copas
Síntomas y remedios para el "jet lag"
Sangrados en la menopausia: qué los causa
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test