La eyaculación retardada

Según el caso, hay eyaculación pero requiere de un tiempo largo y considerable estimulación sexual -lo que convierte la relación sexual en un acto laborioso-, o bien no hay eyaculación y se habla entonces de aneyaculación. Puede tratarse de una dificultad pasajera pero cuando es permanente se considera trastorno.

En España, según distintos autores, los trastornos orgásmicos masculinos –entre los que se incluye la eyaculación retardada– tienen una prevalencia del 4 % al 10 %. (1)

Se distinguen diferentes niveles de trastorno:

  • El hombre nunca ha podido eyacular.
  • El hombre puede eyacular con masturbación, a solas.
  • El hombre puede eyacular a solas o en presencia de su pareja cuando hay masturbación o felación.
  • El hombre puede eyacular durante el coito si este dura mucho tiempo.

Cuando hay eyaculación retardada el coito puede extenderse por mucho tiempo. Esto por un lado puede ser positivo pero por el otro puede frustrar a la mujer que desea el orgasmo de su compañero. El hombre puede fingir el orgasmo y el problema saldrá a la luz cuando la pareja trate de concebir.

Trastorno primario y secundario

Se habla de trastorno primario cuando la eyaculación retardada existe desde el comienzo de la sexualidad.

La eyaculación retardada es a menudo un trastorno que afecta a hombres que presentan dificultades de personalidad, en la comunicación o que no consiguen abandonarse. Conflictos intrapsíquicos suelen ser parte de la causa. Una psicoterapia puede ayudar a explorar traumas o bloqueos.   

El trastorno puede ser superficial: el hombre consigue eyacular con masturbación pero la estimulación que obtiene por este medio no puede reproducirse durante el coito (estimulación con presión muy fuerte del pene, por ejemplo). Una terapia sexual de pareja u otro tipo de terapia podría ayudar.

El trastorno se considera secundario cuando ocurre tras un periodo de sexualidad sin dificultad de eyaculación. A menudo cuando esto sucede puede deberse a un episodio previo de gran estrés relacionado con la sexualidad. Por ejemplo, infidelidad de la pareja, o un hecho ocurrido durante el acto sexual, como ser sorprendido en medio de este. Recuperar la capacidad eyaculatoria será gradual y dependerá de recobrar la confianza y la capacidad de relajación.

Las causas orgánicas son poco frecuentes y evidentes

Las causas orgánicas de la eyaculación retardada se suelen identificar fácilmente.

Pueden ser trastornos neurológicos, en particular medular, en casos de paraplejia traumática o de esclerosis en placa.

 El problema puede aparecer tras intervenciones importantes de la vejiga o la próstata. Cuando es así, el trastorno de eyaculación se suele acompañar con dificultades de erección. A veces, ambos son pasajeros.

El trastorno puede también ser un efecto secundario ligado a la toma de ciertos medicamentos: neurolépticos, antidepresivos o hipotensores. En estos casos se habla de eyaculación retardada iatrógena.

La eyaculación retrógrada: un problema diferente

En la eyaculación retrograda la eyaculación se produce sin dificultad. El hombre siente el placer del orgasmo pero el esperma no se expulsa por el meato urinario, el orificio situado en la extremidad del pene. Este problema aparece a menudo después de intervenciones quirúrgicas de la próstata o de la vejiga. También puede estar relacionado con problemas neurológicos o la toma de ciertos medicamentos.

Consejos para tratar la eyaculación retardada

No hay que dudar en consultar a un sexólogo, quien seguramente podrá ayudar a solucionar el problema, siempre y cuando no haya imposibilidades fisiológicas para la eyaculación. Igualmente, el hombre puede probar con ciertas medidas en casa.

Para que la eyaculación sea posible durante el coito, antes debe ser posible por otros medios. La progresión es la siguiente:

1. Posibilidad de eyacular a solas, con masturbación.
2. Posibilidad de eyacular con masturbación en presencia de la pareja y con cierta ayuda de ella.
3. Llevar la excitación hasta casi el punto de no retorno y realizar entonces la penetración vaginal.
4. Alternar caricias sexuales con penetración vaginal.

Si esto no funciona, no hay que insistir. El trabajo terapéutico con un sexólogo ayudará más que estos consejos.

Dr. F. Staerman

Fuente:

1- Guía de buena práctica clínica en disfunciones sexuales. Ministerio de Sanidad y Consumo de España: https://www.cgcom.es/sites/default/files/guia_sexo.pdf

Otros contenidos del dosier: Eyaculación retardada

Comentarios

Artículos destacados

Ginkgo biloba
Ginkgo biloba

Muy conocido en fitoterapia, sobre todo por sus virtudes venotónicas, vasodilatadoras y neuprotectoras, el ginkgo forma...

Grifonia
Verbena
Lo esencial sobre la ELA
Dolor de mamas: ¿debo preocuparme?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test