Erotismo de película

Hoy en día casi no hay películas sin escenas de sexo, y cuanto más audaces, mejor. Aunque la mayoría de los filmes pasará al olvido, algunos nunca se borrarán de la memoria. Te invitamos a que juegues a reproducirlas en la vida real. ¡Libera a la actriz erótica que se esconde en ti! Escoge tus escenas de sexo favoritas y ensaya con tu chico… ¡hasta que te den un Oscar!

Match Point, de Woody Allen. Lluvias torrenciales y campos de trigo.

La situación: Nola Rice (Scarlett Johansonn) camina bajo una lluvia torrencial seguida por el atractivo profesor de tenis Tom Hewett (Jonathan Rhys Meyers). La tensión erótica llega al máximo cuando se encuentran en un campo de trigo donde se abandonan a su pasión.
La acción: Para disfrutar de la atmósfera pasional, escoge un día con altas probabilidades de lluvia. Juega al tenis con tu chico, intercambia unas cuantas pelotas. (Que él lo haga como Tom, golpeando fuerte, revelando la virulencia de su deseo). Mídete con él hasta que empiece a llover. (¡Fundamental!)
El ritual X: Un campo de trigo es lo mejor. Sin embargo, cualquier campo vale. Bésalo con ardor. El agua tiene un gran poder erótico, a condición de que temperatura sea suave y no os pongáis a tiritar. Si os encontráis en el Caribe, no os mováis del lugar. Si no, refugiaros en la habitación y haced el amor con las ventanas abiertas de par en par… Olor y sonido de lluvia. Atmósfera Match Point garantizada.

Soñadores (The Dreamers), de Bernardo Bertolucci. Ambiente de mayo del 68.

La situación: Los hermanos Isabelle (Eva Green) y Theo (Louis Garrel) invitan a su apartamento de París a un joven estudiante americano (Michael Pitt). Abandonados a sí mismos, empiezan a descubrir sus cuerpos y su sexualidad. La revolución de mayo del 68 tiene lugar en la habitación, en el suelo de la cocina y en la bañera.

Laacción: Sumérjete en el ambiente de mayo del 68. Mira películas de Godard, escucha a los Rolling Stones, The Kinks, Sandie Shaw ... Como los protagonistas, juega a la amazona versión intelectual liberada iniciando a un joven americano en la cultura francesa. Convertiros en cómplices con enigmas y adivinanzas relacionadas con esos tiempos. Pasearos desnudos y libres por el apartamento.

El ritual X: No hace falta reconstruir el trío con el dúo incestuoso. Lo que cuenta es reproducir la energía del 68, jugar y elevar la tensión erótica como mandaba el famoso lema "Disfruta sin obstáculos" Y haz el amor donde más te apetezca… en el suelo o en la mesa de la cocina, en la bañera con burbujas, para jugar con el agua y vuestra anatomía...

Tacones lejanos, de Pedro Almodóvar: Cabaret y acrobacia.

La situación: Después de años en el extranjero, la gran cantante Becky del Páramo (Marisa Paredes) regresa a Madrid, su ciudad natal, donde vive su hija Rebecca (Victoria Abril). En medio de un marido que la engaña y la rivalidad con su madre, Becky busca consuelo en el travesti Letal (Miguel Bosé). En el camerino del cabaret tendrá lugar una escena memorable de acrobacia, con Becky suspendida de una barra

La acción: Para subir el termómetro de tu deseo, al estilo Talones Lejanos, transforma el salón de casa en un camerino de cabaret: coloca pelucas, boas y telas barrocas, con música alta, preferiblemente canciones de amor en español. Si tu chico es realmente audaz, ayúdalo a emular a Letal-Bosé. La experiencia será inolvidable.

El ritual X: Una barra de gimnasia de la que te puedas colgar (puedes usar la barra de colgar la ropa del armario). ¡El súmmum! Verificad, eso sí que esté bien sujeta. Primero el cunnilingus y luego, una cabalgata apasionada en el sofá del salón. Y todo con mucho salero, a la española.

Lady Cahatterley, de Pascale Ferran. Primavera, bosque y el guarda de caza.

La situación: Lady Chatterley (Marina Hands) y su esposo Clifford (Hippolyte Girardot) se encuentran en la propiedad de los Chatterley, en 1921. Es primavera, la vegetación despierta y con ella, los deseos carnales. Constance se aventura por el bosque, territorio de Parkin (William Atkinson), el guarda de caza de la propiedad. Un encuentro sensual que termina en una furiosa escena de amor contra un árbol... ¡Legendaria!

La acción: En plena naturaleza. Idealmente busca un lugar con senderos, arboleda, un poco de viento que haga mecer las ramas. Opta por una cabaña, una casa rural, un refugio de montaña. Observa a tu chico caminando por los senderos, con el torso descubierto… Únete a él y partid hacia el bosque más tupido, y si es posible, enfundada en un sexy vestido rojo.

El ritual X: No es necesario que te busques un amante, por supuesto. Explora la naturaleza, busca un sitio recóndito, localiza un árbol… Y entrégate al amor, ignorando las molestias propias de hacerlo en la tierra, como hierbas que pinchan o insectos que zumban… (¡Las más urbanitas pueden llevarse una colchoneta!). Déjate llevar por el deseo y la fuerza de la naturaleza. Una vez agotada la experiencia pastoril, corred a la habitación y continuad, ahora sí, en un colchón y con ¡sábanas de seda!

C. Maillard

Otros contenidos del dosier: Fantasías y sueños eróticos

Comentarios

Artículos destacados

Los tipos de píldoras anticonceptivas
Los tipos de píldoras anticonceptivas

Doctissimo hace un repaso a las diferentes generaciones de este tipo de anticonceptivo oral. Píldoras de primera, segunda,...

Los desórdenes del clítoris
Rejuvenecimiento vaginal: técnicas sin cirugía
Conversaciones sexuales en la pareja
Himen: lo que debes saber
¿A qué estás dispuesta para salvar tu...

Tu relación parece una montaña rusa con más caídas que subidas. Discutís todos los días. Por cualquier tontería,...

Hacer otros Test