Kamasutra: Posturas frente a frente

Si te gusta estar frente a frente, mirarte a los ojos, aquí tienes algunas variaciones fáciles de realizar. Estas posiciones encantarán a aquellos a quienes la visión del cuerpo del otro transporta de placer. Los roces se trasforman en caricias agregando sensualidad a la excitación sexual. Bastará luego con algunas variaciones para encadenar múltiples posiciones. Nuevas sensaciones aseguradas.
Artículos y galerías del dosier
La posición del compás

La posición del compás

¡Aumenta tus posibilidades! Existen varias posiciones del Kamasutra en las que el hombre está sobre la mujer al tiempo que abre sus piernas. Una de ellas es la del compás, en las que él se coloca sobre ella para convertirse en el mejor de los caballeros.
La posición de la tumbona

La posición de la tumbona

La imagen que evoca pensar en una tumbona tiene, sin duda, mucho más de cómoda que la postura del Kamasutra que lleva su nombre. Pero el placer que se puede alcanzar va más allá de cualquier expectativa, especialmente para la mujer. ¿Te tienta probar una postura difícil pero cautivadora?
La postura del novato

La postura del novato

La postura del novato recuerda a esos momentos de la juventud, cuando el placer del hombre pasa por ser más activo que su pareja. Ella no tiene otra elección que someterse a su amante, que debe aprender, con esta posición del Kamasutra, a convertirse en un profesional del sexo.
El amante tierno

El amante tierno

Lo que todos esperamos de una posición sexual es unir placer y complicidad. La postura del amante tierno es el reflejo de ello: un contacto físico intenso unido a un profundo placer y momentos de cómplice ternura. Es la fusión del amor y del placer físico.
La flor llamativa

La flor llamativa

El lenguaje poético del Anagaranga* está repleto de frutos o flores para denominar posturas amorosas. Para los poetas franceses André Breton y Paul Eluard**, la orquídea se transforma en flor llamativa. ¿Sería por sus pétalos parecidos a labios menores, evocando una vulva ofrecida? En cualquier caso, no tendrás mucha dificultad para crear ...
El pecho profundo

El pecho profundo

Hay sitios en el cuerpo femenino donde al pene le encanta pasearse. Es así con las formas de los pechos, que les hacen soñar o incluso delirar y que a veces son apreciados para un coito un poco especial. Una forma de variar los placeres.
El herborista

El herborista

Con las delicias de la primavera y el sol, ¡nada es mejor que un paseo en el campo para declarar tu amor! ¡Si te gusta disfrutar de la naturaleza en todo su apogeo, no te pierdas la ocasión de descubrir también los placeres del sexo al aire libre!
El joyero

El joyero

Lascivia y contemplación se asocian fácilmente a la relación amorosa. En la postura llamada “el joyero”, conocida también como “La perezosa”, no se necesita ser un gran deportista, ¡sino tierno y sensual!
El loto invertido

El loto invertido

Se dice que los compañeros de Ulises olvidaron su patria tras probar el fruto del loto. Pero el mito no cuenta cual era la verdadera naturaleza del fruto mágico ofrecido por los Lotófagos*. Si el loto te evoca el mundo turbador del sexo, ¡Déjate tentar por el fruto del placer y del olvido!
La ofrenda secreta

La ofrenda secreta

Existen posturas que con un gesto trivial de la mujer, una ligera variación en su posición, una imprevista modificación del movimiento… cualquier pormenor, en definitiva, le ayuda a descubrir su sexo de una forma poco habitual. Sería como si quisiese ofrecer a su amado un regalo que a la vez, por pudor, no se atreve a revelar obviamente;...
El escondite

El escondite

Es todo un arte de saber desnudarse o desnudar el otro. El striptease es la ocasión para aprovechar tiernos preliminares. Si quieres probar la paciencia de tu amante, piensa en ponerte una camisa o un vestido cerrado con pequeños botones que hay que desabrochar poco a poco. Diviértete con muchas capas para suscitar su deseo: ¡este preludio...
El molino de viento

El molino de viento

Las aspas del molino giran, suben y bajan con el soplido del viento. Imagínate estas aspas al ritmo de tus balanceos, con la brisa o la tempestad del amor, mientras se muelen los flujos sexuales dentro del molino.
El que se queda en casa

El que se queda en casa

Llamamos así, en el Kama Sutra o “Aforismos sobre la sexualidad”, a la posición en la que la mujer mueve su pelvis y el hombre intenta ajustar sus movimientos para mantener su pene dentro de la vagina. ¡Quiere decir, por consiguiente, intentar “quedarse en casa”!

Artículos destacados

Mitos sobre los genitales femeninos
Mitos sobre los genitales femeninos

Los genitales femeninos son los grandes olvidados. Ni siquiera solemos nombrarlos con propiedad y aunque en la escuela se...

Peaking o cómo intensificar tus orgasmos
Mitos sobre el pene
Fantasías eróticas: fascinación o repulsión
Porno en pareja: ¿sí o no?
¿A qué estás dispuesta para salvar tu...

Tu relación parece una montaña rusa con más caídas que subidas. Discutís todos los días. Por cualquier tontería,...

Hacer otros Test